Qué es el desarrollo sostenible y cómo influye en los negocios - Endeavor
Contacto
Av. del Libertador 105, Docks Al Río, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
info@endeavor.org.ar
Te: (+5411) 5272-3100

Qué es el desarrollo sostenible y cómo influye en los negocios

El Desarrollo Sostenible tiene como objetivo satisfacer las necesidades actuales sin perjuicio de las futuras. Esto significa pensar a largo plazo en función de tres ejes: la sociedad, la economía y el medioambiente. Parecerá una definición simple, pero la relación entre estos ejes es extremadamente compleja y es un tema de agenda que interesa (y preocupa) a muchos líderes, gobiernos e instituciones en el mundo.

En relación a esto, Naciones Unidas estableció 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con el fin de guiar a los tomadores de decisiones en un plan que asegure un futuro para todos. Estas metas tienen una fuerte relación entre si y responden a los grandes desafíos que enfrenta el mundo día a día. Entre ellos se encuentran: el fin de la pobreza, hambre cero, educación de calidad, agua limpia y saneamiento, trabajo decente y crecimiento económico, igualdad de género, reducción de desigualdades y acción por el clima. Originalmente, los ODS se pensaron para cumplirse para el 2030, pero, a raíz de la pandemia, los expertos dudan que puedan cumplirse.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Fuente: Naciones Unidas.

El rol de las empresas en el desarrollo sostenible

Las empresas del futuro ya nacen con una visión distinta sobre qué es hacer negocios. Tienen una mayor comprensión de la relación entre su actividad económica y el impacto que esta tiene en la comunidad y el medio ambiente. Esto significa traer cambios de un nuevo orden: nuevas estructuras y culturas organizativas, nuevos valores y un liderazgo cada vez más transparente y responsable. Entonces, la gran recompensa de las empresas no pasa por pensar solamente en un rédito económico sino en generar valor en su manera de relacionarse con la sociedad y su entorno. De ello dependerá su éxito, la imagen de marca, el valor de sus acciones y el talento que atraerá a futuro, por mencionar algunos.

Por otro lado, las compañías tienen un papel cada vez más importante como generadoras de empleos de calidad, de reducción de la pobreza y de las desigualdades sociales. A esto se suman: el uso responsable de los recursos naturales y la reducción de la contaminación ambiental y deshechos que cada vez pone más foco en utilizar materiales reciclables y energías limpias.

Todo lo anterior lleva a pensar que la nueva generación de líderes que necesita el mundo tendrá que:

  • Generar un impacto positivo en el mundo,
  • Tener un propósito con visión a largo plazo,
  • Repensar su forma de generar y medir el valor,
  • Desarrollar un plan de negocios que apoye la innovación y el uso eficiente de los recursos,
  • Tener un liderazgo que asuma riesgos y tenga capacidad de adaptación,
  • Pensar las relaciones con las personas y el medio ambiente por encima de cualquier transacción,
  • Entender que la sostenibilidad se co-crea y construir relaciones para reforzar su estrategia.

Para lograrlo, sin dudas, la comunidad internacional también tendrá que repensar su forma de gobernanza.

Comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *