Jorge Melguizo: “Lo innovador fue convertir a lo público en garantía de equidad y de calidad”

En su paso por la Experiencia Endeavor NOA 2018, el lider en el cambio de Medellín compartió las bases de la transformación social, cultural y económica que atravesó la ciudad colombiana. Inclusión, sustentabilidad, respeto y confianza ciudadana son algunos de los pilares fundamentales que explican el fenómeno. Leé más en esta nota.

Jorge Melguizo se subió al escenario principal y comenzó su charla con 6 preguntas dirigidas al público. Algunas de ellas recibieron respuesta y otras, llamaron a la reflexión de muchos. Así empezó:

  • ¿Qué hace de su ciudad una ciudad creativa? “La libertad”, dijo uno. Una maravillia respondió Melguizo. “Las ganas, las personas”, agregó otro.
  • ¿En su provincia o en su ciudad, la innovación está incorporada en el ADN de la gestión pública?
  • ¿Podrían hacer una lista mental en 1 minuto de las 10 organizaciones o empresas más creativas e innovadoras en su ciudad?
  • ¿Qué es lo más innovador que ustedes han hecho en su vida?
  • ¿Qué de lo que hoy hacen ustedes está diseñado para resolver una necesidad del futuro y no de ayer?
  • Dentro de 20 años, ¿qué de lo que están haciendo aún va a a ser significativo?

En 1991, Medellín tuvo 6700 muertes. Jorge nació en un barrio de la comuna 13. Un barrio que originalmente fue obrero y se convirtió en una villa por causa del desplazamiento forzado impulsado por la guerra en Colombia. Esto causó que miles de familias llegaran para instalarse y, en 50 años, Medellín multiplicó 6 veces su población. “Hoy se está instalando la necesidad de construir un cambio cultural”, comentó Melguizo mientras continuaba con su presentación.

“¿Cuáles fueron las palabras más asociadas durante décadas a Medellín? Drogas, Pablo Escobar y Violencia. Pero hoy, hay otras palabras que identifican a la ciudad y no son esas: transformación, innovación, inclusión, cultura, modernización, cambio, dignidad, transparencia, ciudadanía, educación, integralidad, resilencia, confianza”, señaló Melguizo.

La pregunta es, ¿cómo se pasa -en tan sólo 20 años- a construir una idea completamente opuesta de lo que es una ciudadad, sus habitantes y estilo de vida. Entre las respuestas se encuentran: la formación de capacidad instalada, la consolidación de la sociedad civil, el fortalecimiento de las instituciones, la creación de alianzas publico-privadas-comunitarias, una pólitica pública transparente, la prioridad del presupuesto para educación y cultura, la creación de proyectos urbanos integrales y, finalmente, la instalación de proyectos urbanos integrales.

En este sentido, “No es lo mismo hacer una vereda que hacer una vereda sin corrupción. No es lo mismo hacer una vereda en cualquier parte de la ciudad que hacer una vereda pensando en las vías de acceso y que esté hecha en los lugares donde más se requiere. No es lo mismo construir una ciudad para los autos que hacer una ciudad para las personas. Toda obra urbana tiene que tener un beneficio social, explicó Jorge.

Lejos de ser un grupo de iluminados, lo que hoy es Medellín es fruto del trabajo. “Éramos un desastre y empezamos de cero. Fue un desafío colectivo. Lo  innovador fue convertir a lo público en garantía de equidad y de calidad”, confesó. Según Melguizo, la comunidad columbiana logró, además de un Sistema de Movilidad Público y equipamientos culturales, deportivos y educativos, algo que marcó un antes y un despúes para la vida de sus habitantes: Medellín disminuyó en 25 años un 95% de sus homicidios.

¿Cómo fue posible? 7 razones que explican la transformación de Medellín.

  1. La búsqueda de nuevas respuestas a los problemas de siempre y la lectura diferente de esos problemas. El mundo estará cambiando el día en que trabajemos la “pregunta” y no la “respuesta”.
  2. La participación comunitaria asumida como esencia y no sólo como herramienta. El valor de la ciudadanía comprometida en la defensa de lo público.
  3. La articulación e integralidad entre dependiencias. Intervenir en aquellos lugares donde es necesario. Necesitamos trabajar con proyectos comunes.
  4. La arquitectura y la ingeniería social diseñadas y construídas en forma simultánea con la arquitectura y la ingeniería física. El convencimiento de que en los edificios y en las obras lo fundamental es el proceso y el contenido. Una obra no es una obra, sino un proyecto social.
  5. Las alianzas público privadas con empresarios, universidades y comunidad. La vinculación de las empresas privadas ha sido clave en la transformación de la ciudad. Creer en la Responsabilidad Social Empresaria.
  6. La transparencia en la relación con la comunidad, en la información, en el manejo de los dineros públicos, en la gestión cotidiana. No debe ser un privilegio estar gobernado por un buen gobernante sino que es un derecho. Cuando un gobernante gobierna, no gana poder sino que gana responsabilidad. Somos nosotros como sociedad quienes debemos exigirles el poder. En este sentido, Medellín ocupa el cuarto puesto entre 1101 municipios del país en el Indice de Gobierno Abierto.
  7. Lo público como una construcción de dignidad y calidad. Lo público como símbolo, como nuevo referente.

Medellín es hoy y desde 2007, la ciudad con mayor calidad de vida de Colombia y se ha ganado un lugar mundial como la ciudad referente en proyectos sociales y urbanos. La mayor innovación de Medellín es haber hecho de lo público un reto colectivo, un factor de equidad, inclusión y oportunidades y un símbolo de dignidad. Todo fue posible bajo una sóla premisa: creer que es posible porque creer es crear.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *