Dejó su puesto como gerente en una gran empresa para revolucionar el negocio de la movilidad

Se llama Arturo Simone y emprendió RDA Renting, una empresa con un modelo que revolucionó la industria de la movilidad en Argentina. Opera en 3 países y le vende a marcas de la talla de Mercado Libre, YPF, Danone, Syngenta, Pfizer, Walmart, entre otras.

Arturo es un gran ejemplo de cómo el talento emprendedor nace también de las grandes corporaciones. Entre los años 1998 y 2005, se desempeñó como Head of Lending para el banco HSBC Argentina y luego como Vicepresidente de la misma entidad en Nueva York. De 2005 a 2012, ocupó el cargo de Responsable de Gerencia Comercial, Ventas y Marketing de Toyota CFA, antes de embarcarse en el mundo emprendedor y fundar RDA Renting, compañía de la red Endeavor que se dedica al renting y gestión de flotas corporativas. Actualmente, gestiona más de 10.000 vehículos en más de 100 empresas por mes, entre ellas, marcas de la talla de YPF, Danone, Syngenta, Pfizer, Walmart, Burger King, General Motors y Farmacity.

Además, Arturo fundó una segunda empresa, Awto, el primer servicio de autos compartidos en Argentina con presencia en Latinoamérica, que permite a los usuarios alquilar en vehículo de manera personalizada, por el tiempo que lo necesiten.

En entrevista con Endeavor, esto es lo que nos contó:

Endeavor: ¿Por qué decidiste convertirte en emprendedor? 

Arturo Simone: Sentía que podía dar mucho más haciendo una empresa propia que siendo un gran ejecutivo de una corporación. Mucho más en todo sentido. Mucho más por la sociedad, por el crecimiento de los negocios en general y por supuesto por mi desarrollo personal y profesional.

Soñaba con ser revolucionario en como manejar mi propia empresa. Con reglas distintas a las tradicionales, con empleados 100% felices todo el tiempo, con más libertades, con un sistema de gestión que se regule solo. Un sistema que reemplace a lo actual y que eche por tierra todo lo mal que sentí en carne propia fui conociendo de como son por dentro las grandes organizaciones.

E: ¿Qué impulsó este camino?

AS: No hubo un hecho que haya sido un punto de inflexión, fue la suma de cosas que me indicaron, “este es el momento”. Esa suma de acontecimientos me llevaron a tomar un día esa decisión. El día que pegué ese salto al vacío sabía que en realidad no era al vacío sino a una experiencia que sería muy lejos de la “zona de confort” pero, a la larga, traería excelentes satisfacciones. Algo que debía hacer porque sino luego el arrepentimiento por no haber probado hubiese sido imposible de sobrellevar.

E: ¿Cuál es el propósito detrás de RDA Renting?

AS: Tengo un triple propósito con RDA. Para los clientes, mostrarles un medio distinto, más eficiente y mejor para la movilidad de sus empleados. Para el medio ambiente, el entorno, que tomen a RDA como un modelo de organización a imitar: un nuevo formato que cumple con todos los requisitos, cuidando el medio ambiente, ganando dinero y teniendo un fin social para la comunidad. También, aspiramos a ser la empresa más admirada de la región en su industria. Y, finalmente, para los empleados que trabajen en ella, el propósito es que encuentren un lugar donde desarrollarse, divertirse y ayudar. Todo en simultáneo es posible.

 

 

E: ¿Cómo detectaste que había esa necesidad por atender que tu empresa vino a solucionar?

AS: Entendiendo que cada uno debe buscar la eficiencia en su negocio y que la economía colaborativa es lo que debe guiarnos, busqué cómo esos dos temas se juntaban para solucionar el problema de la movilidad de los empleados de las grandes organizaciones.

O sea, si cada uno hace lo que mejor sabe hacer, su fin último y donde invierte su dinero, ¿no es mejor que un laboratorio invierta todos sus fondos en la investigación y venta de medicamentos? ¿no es mejor que una empresa agropecuaria crezca en superficie sembrada y produzca la mayor cantidad de alimentos para el mundo? Por lo tanto, ¿tiene sentido que un laboratorio o una empresa del agro invierta en vehículos? 

El pensamiento que mencioné es percibido por las empresas y se fue transformando en una necesidad en los países más desarrollados. Las empresas empezaron a valorar que una empresa podía solucionar sus problemas de movilidad y mantenimiento de su flota vehicular.

E: Brevemente, ¿podrías contar cómo es el modelo de negocio?

AS: RDA realiza la compra de vehículos según las especificaciones que acuerda con los clientes  y entrega los mismos a las empresas a través de contratos de 3 o 4 años. En esos contratos, se incluyen servicios de mantenimiento de las unidades, servicios de asistencia, gestión de siniestros, renovación de la documentación de los conductores y unidades, servicios de telemetría, reparaciones de las unidades y más.

RDA cobra una cuota mensual por cada unidad como contrato de servicios y al final del periodo del contrato, el cliente retorna el vehículo y se le entrega uno nuevo.

E: ¿Cómo estás innovando desde tu sector? ¿Cuál es tu gran diferencial?

AS: Hoy estamos innovando en muchos frentes. Por un lado, el servicio que se incorpora de telemetría ayuda a que las empresas conozcan cómo conducen los empleados, haciendo  sistemas de scoring para premiar a los mejores conductores. También permite tomar acciones proactivas de mantenimiento, ayudando a reducir los costos y evitar siniestros viales.

Por otro lado, actuamos en toda la cadena de valor de la movilidad, generando eficiencia e información precisa a los talleres que reparan y mantienen las unidades, a las terminales automotrices, compañías de seguros y las empresas con sus conductores.

E: ¿Cómo construiste tu equipo de trabajo?

AS: Fuimos incorporando cada uno de los puestos claves con tiempo y buscando personas que sean referenciadas y con un principal valor en juego: la honestidad. Este es nuestro principal valor. Luego viene la pasión, en todo. En su vida diaria, en el trabajo y en todo lo que hace. Sin estos dos atributos, no continua ningún proceso de selección en RDA. Estamos convencidos que todo lo demás se aprende.

E: ¿Cómo escalaste tu compañía?

AS: Hoy tenemos un gran equipo, por eso nos gusta decir que somos jugadores o remeros, no empleados. Operamos en Argentina, Uruguay y Colombia y seguimos expandiéndonos en la región. Hemos lanzado otros negocios como el car sharing y en breve habrá más novedades. Lo hemos hecho a base de mucho esfuerzo de todo el equipo. Incluyendo socios, directores y jugadores. 

E: ¿Hacia dónde creés que va el car sharing hoy? ¿Qué oportunidades ofrece este sector en la Argentina o la región en este sentido? 

El Carsharing cumple con todo lo que el mundo desarrollado necesita, aquellos conscientes del medio ambiente, los que comulgan con los principios básicos de la economía colaborativa y que toman decisiones eficientes de manera permanente. Seguirá creciendo cada vez más fuerte, permitiendo que las personas puedan moverse de manera más segura, económica y cómoda.

Cada vez más personas prefieren no estar atados a la obligación de mantener los altos costos de poseer un vehículo, a no querer invertir altas sumas de dinero en un bien que se deprecia y fundamentalmente, a usar las cosas (en este caso vehículos) cuando realmente se necesita. La sociedad está migrando de la cultura del poseer a la del servicio y solución eficiente.

E: ¿Cómo te ayudó Endeavor a cumplir tus objetivos y resolver tus desafíos de negocio?

AS: Endeavor fue clave en nuestro proceso de crecimiento. Por un lado, nos ayudó a pensar en grande, a armar mejores planes de desarrollo, con mentorías, con asesoramiento de su equipo de trabajo y con un seguimiento muy cercano y continuo. También con su tremenda red de negocios y contactos a nivel global. No tengo dudas que es el condimento fundamental que todo emprendedor necesita.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *