Creó una plataforma que ofrece más de 500 tipos de seguros a demanda, por el tiempo que quieras

Él es Ricardo Bueno, es mendocino y fundador de Mecubro, una compañía que trae una nueva forma personalizada de asegurarse. Las coberturas alcanzan a actividades para la construcción, eventos, gastronomía y hogar, entre otras. Conocé más acá.

“Todos podemos emprender cosas, pero no todos somos emprendedores. Es fácil emprender, pero es muy difícil ser emprendedor. Yo estuve más de 10 años desarrollando proyectos propios, pero recién hace un poco más de 3 diría que me convertí en un emprendedor”.

Así se describe Ricardo Bueno, o “Rikki” como su círculo lo conoce. Desde muy chico, decidió formarse en lo que más le gustaba, con actitud emprendedora y mucha voluntad para crecer. Después de varios años creando proyectos, hoy lidera Mecubro, una plataforma que conecta a trabajadores con aseguradoras para ofrecerles servicios personales a demanda, 100% online. Su compañía tiene coberturas para más de 500 situaciones puntuales – como eventos, construcción, gastronomía, entre otras- que se realizan en periodos cortos de tiempo, por ejemplo, en el día o en un fin de semana. Las lista de actividades alcanzadas sigue aumentando y esta oferta incorpora nuevas en la medida en que los consumidores las piden.

En 2020, también incorporó la opción Seguros de Vida para trabajadores que necesitaban desarrollar alguna actividad durante la cuarentena.

En entrevista con Endeavor, Ricardo compartió su historia:

Endeavor: ¿Por qué decidiste convertirte en emprendedor? ¿Qué impulsó este camino?

Ricardo Bueno: Mis primeros trabajos fueron en relación de dependencia y cerca del año 2006, en una empresa de tecnología se me presentó el desafío de crear el departamento de “desarrollo de software” con el objetivo de exportar servicios de programación. Las primeras software factory estaban apareciendo y, para ser competitivos, debíamos certificar normas de calidad, incluyendo el alcance del desarrollo y mantenimiento del software. En aquel momento, arrancaban las metodologías ágiles para aplicar al trabajo, donde hoy en día ya están siendo utilizadas en muchas empresas. 

E: ¿Y cómo seguiste?

RB: Hice cursos de negocios inglés, viajé a EE.UU. para preparar el terreno, realicé un contacto fijo en Washington D.C. y me capacité en procesos de calidad implementando “mejora contínua” en los procesos todos los procesos involucrados en la creación de software.  

Todos los objetivos planteados para la exportación del software habían sido cumplidos. Gracias a la certificación que obtuvimos, la empresa en la cual trabajaba fue la primera empresa de tecnología de Mendoza en contar con este sello de calidad entrando al programa de exportación de software impulsado por el gobierno. Solo faltaba armar el plan y la aprobación de mi jefe para su ejecución. 

E: ¿Qué te dijo tu jefe?

RB: Me dijo. “Ricardo… vos volás muy alto”. Desde ese entonces, me propuse nunca más trabajar en relación de dependencia. 

Con muchas ideas, siempre emprendí en proyectos propios, desarrollos de soluciones e ideas innovadoras, creé diversas plataformas tecnológicas en distintos rubros, pero la verdad que recién entendí lo que es ser un emprendedor en el 2016 con una aceleración por parte de NXTP y en el 2017, decidí que quería profundizar ese camino.  

E: ¿Qué obstáculos se te presentaron y cómo los resolviste?

RB: Fueron varios, pero diría que tuve 2 grandes. El primero fue “hacer foco”. Me costó mucho sacar de mi cabeza todas las ideas y proyectos que tenía y hacer foco sólo en uno. Lo resolví con convicción y haciéndome una promesa. “Le voy a poner todo a Mecubro, aunque me aburra o no lo quiera más. Son sólo dos las posibilidades: éxito o fracaso”. El segundo fue en relación al “equipo”. Es muy difícil encontrar personas que le pongan el mismo entusiasmo, interés y pasión al proyecto. La solución, en mi caso, fue empezar a contratar gente y enamorarlos poco a poco. Con el tiempo, podés contagiar tu pasión a otros. Pero es un problema que enfrento todos los días. 

E: Brevemente, ¿cómo definirías a Mecubro? 

RB: Una nueva forma de asegurarse. 

E: ¿Cuál es el propósito detrás de tu emprendimiento?

RB: Un mundo más eficiente y menos preocupado. 

E: ¿Cómo estás innovando desde el sector? ¿Cuál es tu gran diferencial?

RB: Estamos creando nuevas formas de asegurar con la filosofía de que los seguros se adquieran a demanda, pago por uso, de forma instantánea, que se contraten 100% online y se puedan consumir como un servicio. La implementación de APIs para que cualquier startup, aplicación o sistema se conecte y pueda adquirir su seguro en cuestión de segundos. 

E: ¿Cómo es el modelo de negocio?

RB: El modelo de negocio es simple: cobramos una comisión por cada transacción. Hacemos alianzas con otras plataformas y aplicaciones para brindarles a sus usuarios las coberturas. Podríamos decir que somos B2B2C. 

 

 

E: ¿Cómo construyeron el equipo de trabajo? 

RB: Fue y es la parte más difícil. Se construyó uno por uno. A la vieja escuela: avisos, entrevistas y referidos.  

E: ¿Hoy cuántas personas trabajan en la empresa?

RB: Actualmente somos 13 personas, estamos por incorporar a dos más en Enero 2021. 

E: ¿Cuáles son los pasos que debería seguir un trabajador para contratar un seguro a través de la plataforma? ¿Qué requerimientos se le piden?

RB: Depende del seguro y de la plataforma. Si hablamos de Mecubro.com, se puede contratar un seguro de accidentes personales en tres pasos: se selecciona la cobertura, se completa el formulario con los datos personales de quien lo solicita, se confirma y paga. En cambio, si contrata el seguro a través de otras plataformas con las que tenemos convenio, por ejemplo, para el control de acceso a barrios privados o aplicaciones de reparto donde las personas trabajan a demanda, las personas se aseguran directamente vía API de forma instantánea. 

E: ¿Alguna vez te pusiste a pensar si tu empresa no promueve, de alguna forma, la precarización laboral? ¿Qué opinión tenés al respecto?

RB: No, todo lo contrario. De hecho, estamos en contra de la precarización laboral. Todas las personas tienen que tener un trabajo digno, con garantías y seguridad. Es por eso que nosotros facilitamos la contratación de seguros y también apostamos a la inclusión financiera de las personas de bajo recursos con excelentes coberturas pagando solo lo que necesitan. De esa forma, pueden acceder a compañías de primera línea desde $20 por día.

El problema es que muchas personas confunden “precarización laboral” con las nuevas modalidades de trabajo y las nuevas economías. Que una persona trabaje con una app no es precarización laboral. Por ejemplo, el caso de los repartidores. Ellos existieron toda la vida, cuando yo era chico, estaba la promoción de “30 minutos o gratis” y eso fue hace 30 años atrás. La diferencia es que ahora los repartidores tienen “colores” y los ves todos de rojo o todos de amarillo y con un logo. Si comparamos la actividad “repartos” hace 10 años atrás, te puedo garantizar que una gran mayoría estaba fuera del sistema y no contaban con ningún seguro. Hoy, gracias a este tipo de tecnología, los repartidores son monotributistas y pueden asegurarse a demanda.  

E: Por curiosidad, ¿cuáles fueron los seguros más requeridos en 2020?

RB: Este año fue especial. Arrancamos con muchos seguros para eventos (catering, músicos, fotógrafos), pero en abril se cayó todo. Las actividades de reparto y logística, sin duda fueron las más requeridas y en segundo lugar, todo lo referido a la construcción. Los seguros relacionados a Albañiles, pintores, Arquitectos, Ingenieros, constructores crecieron un 30% en comparación al mismo periodo del año pasado. 

También pronosticamos una alta demanda de nuestras nuevas actividades de deportes extremos y turismo para la temporada vacacional.  

E: Los argentinos a veces cancelamos a último momento. Si como trabajador contrato un seguro para una actividad y luego no se termina concretando, ¿puedo pedir un reembolso o “pausar” ese seguro para otra fecha? ¿Cómo se manejan frente a este tipo de eventualidades?

RB: Exactamente, esa es la ventaja del seguro a demanda. En Mecubro, es fácil de contratar, pero también es fácil de cancelar. Con un solo botón, podés cancelar el seguro, en el caso de que este no haya comenzado. En el caso de que el seguro haya entrado en vigencia, se puede solicitar el reembolso de los días no transcurridos. El dinero queda a disposición del usuario para futuros seguros o se lo reintegramos. 

Por ejemplo, en abril de este año, a razón de la pandemia se cancelaron un montón de eventos en la rural y exposiciones, por lo cual devolvimos y reintegramos todos los seguros que se habían contratado. La ventaja de Mecubro es que vos podés contratar el seguro un día antes de cualquier evento, ya sea un sábado, domingo o feriado, como así también como cancelarlo un día antes. 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *