Cómo ordenar las finanzas de mi negocio

Los mitos y verdades sobre las finanzas, los costos de una empresa y su rentabilidad y las claves para tomar buenas decisiones financieras, según Verónica Smith, fundadora de Nina Felicidad.

Una empresa podrá sustentarse en la medida que sus finanzas puedan sostenerse con la economía del proyecto. En este sentido, Verónica Smith, emprendedora y fundadora de Nina Felicidad, compartió las herramientas clave para entender lo que se necesita sobre costos, precio de venta y cómo analizar la rentabilidad de un emprendimiento.

Este es un resumen de lo que dejó su charla en uno de los episodios de Mujeres al Mundo Masterclasses, nuestro programa digital de formación emprendedora para mujeres fundadoras y líderes de negocios.

Hay muchos mitos al rededor de las finanzas

 “Necesito un contador”, “necesito un sistema de gestión”, “las finanzas son para los que invierten en la bolsa”. La verdad es que, en los comienzos, lo más importante es tener la idea o el criterio para entender cuáles son los datos más significativos que den cuenta de cómo está funcionando el negocio. Esta información requiere de una construcción en el tiempo.

La información es importante

Tener un producto o servicio excelente, un reconocimiento de marca o trayectoria no es lo único que nos va a hablar del éxito de un negocio.

¿Qué datos utilizar y cómo interpretarlos? Los costos de los productos y servicios varían de empresa a empresa. Pero, sin esta información es imposible construir el balance y el estado de resultados, dos herramientas clave para ordenar las finanzas del negocio.

 

 

Cómo fijar el precio de tu producto o servicio

Un empresa tiene costos variables – dependen de la actividad de la empresa -, costos fijos – están presentes más allá de la cantidad que se venda-, costos operativos y costos extraordinarios.  Sin embargo, el costo no es el único indicador para poner el precio ya que, a su vez, está determinado por el mercado donde se encuentra y por el valor agregado.

Claves para la toma de buenas decisiones financieras

A medida que una empresa crece, requiere más inversión para sostener ese crecimiento. Esto implica tener los recursos tanto para responder, por ejemplo, frente a un incremento de las ventas, como para financiar la espera de cobrar sobre lo que se está invirtiendo. De esta tensión entre las dos variables saldrá el equilibrio financiero de la empresa.

 


¿Te interesó este contenido? Podés ver su episodio completo y otros más sin cargo sobre temas como Marketing, Estrategia, Propuesta de Valor y Modelo de Negocio desde Mujeres al Mundo Masterclasses.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *