Cómo usar las metodologías ágiles en tu equipo según la líder de la práctica de agilidad en Globant

Ella es Ani Angelini y es una entusiasta de la cultura ágil en las empresas. En este artículo le hicimos 3 preguntas clave para entender mejor cómo se utilizan y cuál es la mejor según los objetivos del equipo.

Endeavor: ¿Qué es una metodología ágil y para qué sirve?

Ani Angelini: Metodologías ágiles es un nombre común que se les da a las prácticas y marcos de trabajo que permiten entrenarse para tener una cultura ágil. ¿Qué es la agilidad según mi mirada? Es una capacidad que le permite a equipos y organizaciones adaptarse a los cambios de contexto e innovar. La clave está en la entrega de valor constante a los clientes, aprender a  través de la reflexión y los experimentos de mejora, y en practicar la colaboración como un valor central de la organización. 

E: ¿Qué metodologías ágiles existen?

AA: Hay varias prácticas y marcos de trabajo dentro del paraguas ágil. Los más conocidos y utilizados son SCRUM, Extreme Programming (XP) y Kanban. En líneas generales:

  • SCRUM es un marco que se utiliza para desarrollar productos de manera iterativa incremental. Cada iteración, que en Scrum se llama sprint, comienza definiendo el objetivo de esa iteración, el incremento de producto que se pronostica desarrollar. Al cierre del sprint se  recibe feedback de ese incremento lo que se considera en el próximo sprint. Además, se realiza una retrospectiva para pensar cómo equipo qué cosas podríamos mejorar o hacer distinto en el próximo sprint..
  • Extreme Programming (XP) también trabaja en iteraciones y está enfocado en productos de software ya que le agrega prácticas técnicas que son vitales para poder desarrollar software de manera ágil. Muchos equipos de desarrollo de software usan Scrum combinado con las prácticas técnicas que propone XP. 
  • Kanban permite visibilizar cuál es el flujo de trabajo a través de un tablero visual y ayudarnos a mejorarlo identificando cuellos de botella y oportunidades de colaboración. Kanban también suele combinarse con Scrum.

 

 

E: ¿Cuándo debe usarse una en lugar de la otra?

AA: Desde mi mirada no hay recetas. Sin embargo, de algún lado hay que partir. Hay que encontrar alguna punta del ovillo de la agilidad. Al principio, hay que tirar de esa punta religiosamente (si es con la ayuda de facilitador/a con experiencia mejor) para poder estar seguros de que si no funciona no tiene que ver con una implementación deficiente. Algo así como no echarle la culpa al nutricionista por no bajar de peso si no seguí sus recomendaciones.

Esta es mi recomendación para quienes estén implementando prácticas ágiles en sus equipos y quieran obtener mejores resultados o para aquellos que recién se inician en el tema:

  • Si ya estás trabajando con un equipo y tenés problemas que no están conversando, hacé una retro. Hay miles de técnicas y cada una requiere distintos tipos de maestría. Para que sea más sencillo tirar de esta punta del ovillo dejo una técnica simple y que me gusta mucho para empezar que es W3 de estructuras liberadoras
  • Si estás arrancando con el equipo y vas a desarrollar un producto o servicio desde cero, recomiendo aplicar Scrum
  • Si estás haciendo un desarrollo de software tomar las prácticas técnicas de XP seguramente te ayude a aumentar la calidad, el time to market y la colaboración. 
  • Si hay cuellos de botella, no hay claridad sobre el estado de lo que se está construyendo y tampoco visibilidad del time to market, entonces abrazar Kanban puede funcionar como punta del ovillo.

Pero de nuevo, no puedo enfatizar suficientemente que no hay recetas y que una vez que tirás del ovillo una cosa lleva a la otra. Terminás combinando cosas de Scrum con XP, Kanban y más hasta que tu blend ya no tiene nombre: es simplemente agilidad.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *