Por qué formarse en emprendedorismo es más importante de lo que pensás

Las habilidades necesarias para ser un emprendedor son claves para desarrollar una buena compañía. Pero, formarse en emprendedurismo es muy distinto a aprender cualquier otro contenido: permite identificar las fortalezas y los talentos para trabajar; establecer objetivos y desarrollar estrategias para cumplirlos, no sólo en el mundo laboral, sino también en lo personal. Leé la nota completa acá.

Muchos creen que ser emprendedor significa ser dueños de su propia compañía, o como la frase lo dice “ser su propio jefe”. Esto no lo es todo. Ser emprendedor es tener la habilidad de cambiar la forma en la que se vive y se trabaja. Si son exitosos, impactan en la sociedad mejorando la calidad de vida de las personas, crean nuevos puestos de trabajo y fomentan al desarrollo de la economía.

Existe un debate entre si se “nace” o se “hace” emprendedor. Puede haber una combinación de ambas, pero lo cierto es que formarse en emprendedorismo puede beneficiar a personas de cualquier origen a cultivar nuevas habilidades y a pensar distinto, desafiar las reglas.

Más en concreto, desarrollar una mentalidad emprendedora hace al crecimiento personal y profesional de quienes las llevan. ¿Qué buscan los empleadores? Los trabajos, hoy más que nunca, demandan flexibilidad, adaptación, proactividad, autoconocimiento y resiliencia. Todas estas cualidades son las que caracterizan al emprendedor y las que ayudan a que su negocio salga adelante.

Además no sólo incluye una sola área de aprendizaje, sino todas las disciplinas que atraviesan un negocio: finanzas, comunicación, liderazgo, ventas y otras tantas más. Pero lo más importante, formarse en emprendedorismo es muy distinto a aprender cualquier otro contenido: permite identificar las fortalezas y los talentos para trabajar; establecer objetivos y desarrollar estrategias para cumplirlos. También, da acceso a una red de contactos que pueden ser futuros aliados para tu compañía y muchos de ellos, emprendedores que ya han atravesado desafíos en alguna instancia de su camino profesional, pueden ayudar compartiendo su experiencia.

En resumen, desarrollar una actitud emprendedora es beneficioso tanto para el trabajo como para todas las esferas de la vida. Tener esta mentalidad no sólo ayudará a superar cualquier desafío, sino a transformarlo en una herramienta para avanzar.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *