SON DE PERGAMINO, EXPORTAN TALENTO ARGENTINO AL MUNDO Y PONEN LA CIENCIA AL SERVICIO DE LA PRODUCCIÓN - Endeavor
Contacto
Av. del Libertador 105, Docks Al Río, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
info@endeavor.org.ar
Te: (+5411) 5272-3100

SON DE PERGAMINO, EXPORTAN TALENTO ARGENTINO AL MUNDO Y PONEN LA CIENCIA AL SERVICIO DE LA PRODUCCIÓN

Ellos son Mariano Battista y Gonzalo Grigera, emprendedores Endeavor y fundadores de AgIdea, una compañía que ofrece servicios de investigación y desarrollo para empresas del agro y biotecnología.

AgIdea nació hace 15 años para ayudar a que las empresas agropecuarias produzcan alimentos de una forma más segura, sostenible y de alta calidad con un menor impacto ambiental. Los fundadores de la compañía, Mariano Battista y Gonzalo Grigera, se conocieron trabajando en una compañía anterior, un semillero donde Mariano era Gerente de Calidad y Gonzalo entró como pasante. Al finalizar el programa, Grigera ganó una beca para hacer su doctorado y después de terminar sus estudios, el azar llevó a los dos emprendedores a encontrarse nuevamente y cambiar de rumbo.

“Después de juntarnos y de mucho hablar y dibujar en un papel lo que queríamos hacer nos dimos cuenta de que teníamos visiones, intereses y ambiciones muy parecidas. Con esa base, armar una empresa es más fácil de lo que parece”, recuerda Mariano.

Fue así como los dos desarrollaron una empresa que hoy emplea a 120 personas y sigue buscando nuevos mercados donde expandirse y seguir generando valor. En entrevista con Endeavor, esto es lo que compartieron los emprendedores 👇

E: ¿Cómo detectaron que había esa necesidad por atender?

Mariano trabajaba en una empresa de semillas y biotecnología y en su rol tenía muchas dificultades para hacer outsourcing en algunos proyectos de investigación aplicada. De ahí surgió la idea de crear una empresa independiente que pudiera brindar soporte científico y de calidad y que estuviera a la altura de las necesidades y tiempos de las empresas del ecosistema de agtech. 

E: ¿Podrían explicar brevemente su modelo de negocio?

Nuestro modelo de negocio es B2B y nos insertamos en el proceso pre-comercial de nuestros clientes – un descubrimiento en agro suele requerir una inversión de unos 100MM de dólares y 10 años de I+D – evaluando sus tecnologías en fase temprana desde el punto de vista de su eficacia e inocuidad. 

E: ¿Cuáles fueron los desafíos iniciales que se les presentaron para pasar de la idea a la acción? ¿Cómo los resolvieron?

A diferencia de muchos emprendimientos, los inicios fueron bastante suaves. Arrancamos con 5-6 clientes que ya traía Mariano y luego todo se fue desencadenando con bastante fluidez. Los desafíos principales fueron los de toma de decisiones de crecimiento que implicaran una inversión – tanto económica como de foco – y un riesgo mayor al que estábamos acostumbrados. Por ejemplo, al momento de montar nuestro primer laboratorio, la decisión de ir a operar a otro país, la compra de nuestra primera cosechadora automotriz.

Cada “salto” da vértigo. Y uno a veces se golpea. Pero, cuando nuestra cabeza nos carcome y nos dice que hay que encarar un proyecto, no hacerlo genera una sensación peor que la de intentarlo y fallar. Es indudable que tuvimos mucha suerte y nuestra intuición e inteligencia probablemente haya tenido que ver con responder a ciertos estímulos y dejarnos tentar con ciertos proyectos. Y rechazar y evitar otros tantos. 

E: Hoy, después de varios años de experiencia y con una empresa mucho más grande, ¿qué desafíos tienen?

Somos una empresa que gestiona talentos. Vivir la misión, mantener la mística y la química de los equipos es muy difícil cuando vas creciendo y ya no tenés contacto cotidiano con todos. Mucho de lo que hacemos hoy pasa por ahí, recordarle a nuestros equipos para qué estamos en el mundo, lo que nos gusta y apasiona en AgIdea. Recordarle al equipo que no dejemos de disfrutar y divertirnos mientras agregamos valor, empujarlos y animarlos a participar de la aventura de emprender, sin importar el rol que tengan en la organización. 

E: Si tuvieran que elegir los 3 grandes hitos de la historia de AgIdea, ¿cuáles mencionarían?

Hemos tenido un crecimiento bastante planificado y gradual, por lo cual no han habido grandes saltos o golpes de timón que modifiquen nuestra trayectoria. Hechos importantes han sido las acreditaciones de calidad, un par de financiamientos competitivos para poder encarar nuevos desafíos y el comienzo de nuestra operación en Estados Unidos en 2016. 

E: Recién mencionaban la calidad técnica de sus equipos y el valor que ello implica en una compañía como la suya, ¿cómo hicieron para encontrar estos perfiles adecuados y escalar ese talento?

Ponemos mucho tiempo y esfuerzo en buscar y contratar talento. Es cierto que buscamos excelencia técnica y científica, pero a la vez buscamos gente interesante. Nos motiva mucho más una persona inquieta o una persona que tiene historias de vida de superación, más que un promedio elevado en la carrera. AgIdea tiene un ADN muy particular y buscamos candidatos que tengan chances de identificarse con esa cultura y armonicen rápidamente con el resto de los equipos.

E: ¿Cómo fue cambiando su rol como fundadores en la medida que la empresa evolucionó?

Hay un cierto día en el que no te alcanza con un barrido mental de qué está ocurriendo hoy en tu empresa. Ese día sabés que la “criatura” te puede y que, si no te organizás, te volvés loco. 

Una anécdota que nos cambió bastante de mentalidad fueron las respuestas que recibía el área de Recursos Humanos cuando le preguntaban al equipo a quiénes le reportaban. Siempre había dos respuestas: “a marianogonzalo”, o “a gonzalomariano”. Ahí notamos que había que cambiar nuestra forma de liderar. Decidimos armar equipos gerenciales y luego directivos para diferenciar mejor nuestros roles y reportes y, así poder enfocarnos en lo estratégico. 

E: ¿Cómo les impactó?

En ese camino tuvimos que empezar aceptando que había muy buen talento dentro de la organización, lleno de ideas nuevas y superadoras con empuje. Reconocer esto es liberador y esperanzador porque ya no sentís que todo depende de vos.

E: La empresa nació en Pergamino y luego se extendió a los Estados Unidos y a Uruguay, ¿cómo fue este proceso de internacionalización? ¿Quiénes los acompañaron y cómo diseñaron esa estrategia?

La aventura de Estados Unidos surgió justamente escuchando sugerencias y necesidades de nuestros clientes. Está en nuestra cultura: si el cliente nos acompaña, nos encanta encarar esos desafíos. Por supuesto existieron momentos de incertidumbre…

Me acuerdo de una alguna noche solo en un hotel del midwest americano que me pregunté qué estábamos haciendo ahí y sino sería una locura. Pero las cosas se fueron dando muy bien gracias a la ayuda local que encontramos y al esfuerzo y coraje de Agustín, uno de nuestros talentos clave que se fue a armar la empresa. Logramos rápidamente crear confianza con empresarios locales y dar los primeros pasos para empezar a operar en un estado donde no teníamos ningún arraigo. 

La ida a Uruguay y otros países de Latinoamérica que está ocurriendo actualmente fue mucho más natural y en esto Endeavor tuvo un rol clave. Tenemos planes para seguir creciendo en la región, pero lo vamos balanceando con el crecimiento en Estados Unidos que actualmente como empresa nos resulta más conveniente para avanzar.

E: Hoy se habla mucho del potencial de la ciencia aplicada a los negocios, ¿hacia dónde creen que va la industria y qué oportunidades ofrece?

Hay un desarrollo vertiginoso de familias de nuevas tecnologías para mejorar la producción de alimentos. El ecosistema agtech está creciendo permanentemente y el financiamiento de VC para potenciar esta industria para nosotros representa una oportunidad de agrandar permanentemente nuestro mercado. Es un desafío que implica estar actualizados científicamente y pensar cómo evaluar estas nuevas tecnologías.

E: Actualmente tienen una relación cercana con equipos de entidades estatales para el desarrollo de diferentes proyectos, ¿qué oportunidades creen que hay en el trabajo conjunto entre el sector público y privado en su industria?

Las entidades estatales de los diferentes países tienen un rol y participación muy diferente en relación al agro. En Argentina, una forma positiva de interacción es a través de programas gubernamentales de ayuda económica y financiera al desarrollo de proyectos. Suelen ser competitivos, aportes no reembolsables o créditos. Cuando hay ideas y proyectos, competir por estos recursos puede apalancar inversiones interesantes.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Preguntas frecuentes

Todo lo que necesitas saber acerca de ScaleUp

No. Antes de la primera semana de marzo recibirás un mail que te confirmará si quedaste seleccionado para avanzar en el proceso de selección.

De ser seleccionado serás entrevistado por el staff de Endeavor. Luego habrá un Selection Day realizado por un comité interno de Endeavor, donde aquellos pre-seleccionados tendrán la oportunidad de presentar su pitch deck. Luego del Selection Day se informará qué empresas serán participantes del programa.

Todas. No excluimos ninguna industria; miramos el grado de innovación del negocio, el timing en relación al mercado y el perfil del emprendedor.

Si, es necesario tener un emprendimiento que además facture por encima de los 500.000 USD anuales. No será tenido en cuenta el Gross Merchandise Volume sino la facturación

¿Puedo postularme si no soy argentino?
Si, siempre y cuando parte de tus operaciones y el negocio se encuentren en Argentina .

Si. Hay 2 ediciones por año. La primera se convoca en febrero y la segunda en julio.

Sí, claro. Deberás completar el formulario de la edición en la que quieras participar.

El programa tiene una duración de 5 meses: la primera edición de cada año se extiende de marzo a julio y la segunda , de agosto a diciembre.

Lo podés hacer enviando un mail a scaleup@endeavor.org.ar

Los emprendedores tendrán un Account Manager asignado de Endeavor con quien realizarán un Assesment para identificar desafíos. A partir del mismo, se asignará un mentor padrino para definir la estrategia de la compañía y con quien se reunirán cada mes y medio. También habrá 3 mentorías puntuales con mentores que tengan know how en los desafíos que atraviese al emprendedor. Por último, habrá eventos de networking y 4 RoundTables en donde, juntos a los demás seleccionados, escucharán a Expertos en temáticas de interés común.