#HerImpact: Ivana Cavigliasso

Ivana Cavigliasso es gerente de Calidad de Prodeman, una de las compañías productoras de maní más grandes del país. Conocé en esta nota cómo fue su crecimiento en la empresa familiar, sus desafíos como profesional y experiencia en el sector.

La campaña #HerImpact de Endeavor es parte de nuestro compromiso contínuo de aumentar la diversidad de género dentro de la la red global. #HerImpact se dedica a elevar las voces, compartir las perspectivas y mostrar la experiencia profesional de las mujeres que impactan con su trabajo en sus comunidades.

Este es el caso y el impacto de Ivana.

Si tuvieras que contarle tu negocio brevemente a alguien por primera vez,¿qué le dirías?

Mi negocio es obtener el mejor maní del campo, procesarlo e industrializarlo, hasta llegar a la góndola. Quiero que mi producto, mi empresa y las personas que trabajan en ella, ¡sean los mejores!

¿Cómo nació la idea?

Esta empresa la creó mi padre. Era un productor agropecuario, con mucha visión, quien vio en el maní un producto que había que industrializar. Ahí fue como comenzó, en una planta muy pequeña y artesanal, a seleccionar maní y poder lograr, con mucho esfuerzo, exportar el producto producido en los años 80.

¿Cuál fue el mejor y peor momento de tu camino laboral?

El peor momento fue cuando ingresé a la empresa apenas recibida, donde a pesar de haberme criado en una familia manisera, no sabía demasiado acerca de la industria. Era la hija del dueño, perdida dentro de la empresa, tratando de armar mi camino, mi carrera, pero en ninguna actividad puntual. O sea, tenía que ganarme mi espacio.

Con el paso de los años fui creciendo personal y profesionalmente, hasta sentirme plenamente encantada de lo que hago. Sin dudas, hoy  me siento en el mejor momento de mi carrera laboral.

¿Qué es lo primero que pensas cuando te levantás?

Siempre doy gracias por un día más, y deseo que sea ese, un gran día.

¿En qué/quiénes te inspirás?

Mi familia es la que me inspira.

¿Te considerás workaholic?  

No, no me considero workaholic. Hubo momentos de mi vida que sí, creo, lo fui; pero a medida que fue pasando el tiempo, fui manejándolo y hoy puedo coordinar perfectamente los tiempos y cortar cuando se debe cortar.

¿Cómo administrás tu tiempo dentro y fuera de la oficina?

Trabajo 8 horas, y organizo mi día, para atender a mis hijos y la casa, hacer actividad física, compartir con amigos. Es ya una rutina, que es como que se conduce sola.

Si tenés hijos, ¿cómo hacés para encontrar el equilibrio entre ser madre y líder?

Si, tengo 3 hijos. La verdad que no es fácil, pero siempre voy buscando las prioridades y así me voy organizando. Por suerte, siempre estuve bien acompañada por personas que me ayudaron en la crianza de mis hijos y en el manejo de mi casa. Y por supuesto que en el trabajo también.

¿Cuál es tu sueño? ¿Cómo te gustaría estar en los próximos 5 años?

Mi sueño es ser una excelente empresaria, pero por sobretodo, una excelente mujer. Me gustaría estar en los próximos 5 años trabajando para motivar a otras personas, desde mi experiencia. Compartiendo conocimientos, vivencias, ayudando.

¿Cuál fue la lección más importante que aprendiste y aplicás al trabajo?

Con esfuerzo y dedicación, todo se consigue. Sin eso, no llegamos a nada.

La palabra que mejor te define:

Luchadora


Para más información sobre cómo involucrarse con Women in High Impact Entrepreneurship en Endeavor, ingresá ACÁ.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *