Qué significa salir a la bolsa para una empresa - Endeavor
Contacto
Av. del Libertador 105, Docks Al Río, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
info@endeavor.org.ar
Te: (+5411) 5272-3100

Qué significa salir a la bolsa para una empresa

Adaptación del artículo publicado en el Blog de Ualá, compañía de la red Endeavor.

El proceso de salir a la la bolsa se lo conoce como “la Oferta Pública Inicial” (IPO, por sus siglas en inglés) y es un momento clave en la vida de una compañía porque el público puede sumarse a ella.

Sobre la Oferta Pública Inicial (IPO)

Una Oferta Pública Inicial es el momento en que una empresa decide ofrecer sus acciones para que puedan ser adquiridas de manera pública. En otras palabras, las empresas pasan a estar disponibles para cualquier persona interesada en comprarla o invertir en ella. 

Mediante este proceso, los propietarios de una empresa pueden vender pequeñas porciones de la compañía a aquellas personas interesadas. Se busca recaudar plata y hacer crecer aún más a la empresa en cuestión. En muchos casos, una empresa suele realizar una IPO cuando busca plata para desarrollar nuevos proyectos o adquirir más tecnología, entre otras razones. De esta forma, la empresa que realiza una IPO comienza a vender y negociar pequeñas partes de la empresa (lo que se llama una acción) en los mercados financieros.

¿Cómo es el proceso de una IPO?

Para llevar adelante una Oferta Pública Inicial, la empresa debe realizar un procedimiento extenso. Por un lado, debe realizar trámites de autorización ante las autoridades y organismos encargados de supervisar los mercados financieros para que se le permita vender las acciones. Por otro lado, debe contactar a bancos o fondos de inversión especializados en realizar IPO. Ellos realizarán una valuación de la empresa para poder determinar a qué precio deben comenzar a venderse las acciones de la compañía. 

Además, contactarán a miles de ahorristas que creen que pueden estar interesados en comprar acciones. El objetivo es ir logrando un número importante de inversores que hagan que la IPO pueda concretarse y ser exitosa.

Aproximadamente todo el proceso de una IPO puede llevarle, a la empresa que desea realizarla, entre 7 a 8 meses en promedio. Estos tiempos dependerán del país, la empresa y el mercado financiero dónde cotizarán las acciones. Por eso, debemos tomar estos tiempos sólo a modo indicativo, ya que pueden ser mayores o menores según cada caso particular.

¿Cuándo termina ese proceso?

El proceso de la IPO concluye el día que las acciones de la empresa se negocian por primera vez en los mercados financieros. A este día se lo denomina el Día de Listado de las acciones. Ese día la empresa en cuestión suele hacer un simbólico «toque de campanas» al momento de la apertura de los mercados, anunciando su salida a la bolsa.

A partir de esa jornada, las acciones se podrán comprar y vender libremente, a los precios del momento los cuales irán subiendo o bajando según haya mayor o menor interés en comprar o vender las acciones.

Por su parte, la empresa deberá cumplir con determinadas exigencias y obligaciones de manera periódica, ya que deberá hacer pública su información contable, así como también divulgar los principales acontecimientos que deban darse a conocer a todos los inversores.

¿Cómo participar de una IPO?

No es difícil. Solo debemos contactar a quienes se dedican a este tipo de operatorias y manifestarles nuestro interés. En la Argentina, se debe contactar a los Agentes de Negociación y/o Liquidación, que históricamente se los ha denominado Agentes o Sociedades de Bolsa (o también llamados Brokers), quienes se encargan de comprar y vender acciones a pedido de cualquier inversor. Estos agentes nos guiarán para activar una cuenta de inversión de un modo muy sencillo para que podamos participar de la IPO. 

¿Por que las empresas deciden salir a la bolsa?

Para muchas empresas, salir a la bolsa es una oportunidad de recaudar plata que invertirán buscando crecer aún más, sin tener que endeudarse con préstamos. También, con la IPO la empresa suma accionistas, es decir suma socios, que aportan plata y pasan a formar parte de la empresa. Que las acciones coticen también le da una gran oportunidad a los accionistas o inversores originales, es decir los que invirtieron antes de la IPO, de poder cambiar sus acciones por plata, como también de tener una referencia a diario de cuánto valen sus acciones.

Otro beneficio es que las empresas que cotizan sus acciones tienen que presentar sus balances y toda la información de manera pública, los cuales son controlados y auditados. De esta manera, es una forma de que los accionistas también tengan mayor tranquilidad sobre la marcha y las decisiones que se toman en la empresa. 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *