Mujeres emprendedoras: este estudio revela por qué son agentes de cambio y fuente de riqueza

Luego de entrevistar a más de mil mujeres y miembros de organizaciones de apoyo emprendedor, la investigación profundiza los avances positivos y los puntos fuertes que hoy identifican a la mujer en el ámbito empresarial y han permitido escalar sus compañías. Leé la nota completa y accedé sin cargo al estudio acá.

Endeavor Insight, la unidad de investigación de Endeavor, y Google for Startups realizaron un estudio para investigar el ecosistema emprendedor femenino en los Estados Unidos, sus características y prinicipales desafíos. Para llevar adelante la iniciativa, se trabajó en una serie de entrevistas y encuestas a más de 1.000 mujeres emprendedoras que dirigen negocios en ese país y conversaciones con los líderes de las organizaciones de apoyo emprendedor. También, se incluyó un examen de los estudios existentes sobre la capacidad empresarial en esta esfera y un análisis de los datos nacionales de la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

Tres preguntas clave que guiaron el proyecto

¿Cuál es el estado actual de la capacidad empresarial de las mujeres en los Estados Unidos?

¿Qué beneficios potenciales podrían derivarse del aumento del número de mujeres que inician empresas y el número de mujeres que logran hacer crecer sus negocios?

¿Qué lecciones se pueden aprender de los casos de éxito  y cómo pueden ayudar a más mujeres en el desarrollo de su espíritu empresarial?

 

 

Cabe aclarar que los datos que se tomaron en consideración para el estudio son anteriores a la irrupción del COVID-19. Los hallazgos se basan, por lo tanto, en la situación de esas empresas antes de cualquier impacto de la pandemia.  Sin embargo, la investigación pretende destacar las historias de grandes mujeres empresarias, revelar el potencial económico y los beneficios sociales que se podrían obtener si existiera la igualdad de género en el ámbito laboral.

Algunas lecciones del estudio

  • Cada año, más mujeres se animan a emprender, pero es menos probable que empiecen y escalen sus propias empresas en comparación con los hombres.
  • Las fundadoras que han escalado sus empresas y ampliado sus equipos a 50 o más empleados generalmente obtuvieron una valiosa experiencia en la industria al principio de sus carreras y alcanzaron un alto nivel en su puesto en otras empresas antes de que comiencen su propio negocio.
  • Haber recibido asesoramiento o guía de expertos y/o de otros empresarios consagrados fue determinante a la hora de lograr que una emprendedora pudiera escalar su negocio.
  • Si más mujeres fundadoras pudieran hacer crecer sus empresas a 50 o más empleados, se reducirían las brechas salariales entre las mujeres y los hombres y aumentaría los niveles de empleo y el PBI de un país.
  • El acceso a capital o financiamiento sigue siendo un desafío para este sector.

 

Si querés leer más acerca de la investigación y conocer casos de éxito, podés descargarlo sin cargo ACÁ.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *