Terapia digital: El emprendimiento que lucha contra las adicciones de forma remota

Se trata de MindCotine, una compañía que se dedica a ayudar a las personas a cambiar sus conductas adictivas hacia el tabaquismo, la obesidad y el alcoholismo. La propuesta combina Realidad Virtual, psicología y mindfullness de forma autoasistida con el fin de ayudar a la salud mental en todo el mundo. Mirá más en esta nota.

Tres amigos notaron la importancia de ayudar a aquellos que padecen adicciones. En un sistema de salud, que todavía tiene mucho para aprender y que ofrece soluciones que no siempre funcionan al largo plazo, ellos pensaron en diseñar algo diferente, innovador y que genere resultados.

En concreto crearon MindCotine, la primera terapia digital en el mundo que ayuda al usuario a cambiar su conducta adictiva de una manera personalizada, remota y autoasistida. En formato de una App, ésta solución innovadora, combina Realidad Virtual, terapias psicológicas y técnicas de meditación (Mindfulness) que permite al usuario, estimular ciertas areas de cerebro y su sistema cognitivo (sistemas neurológicos involucrados en las adicciones) para así, poder sobrellevar las ansias de querer consumir compulsivamente, y no reaccionar más antes esos estímulos.

Con tan solo entrenar una vez por día y en módulos de 21 días, complementado con soporte terapéutico personalizado, la evidencia clínica indica que MindCotine ayuda aproximadamente a más del 70% a disiminuir el consumo para así poder dejarlo.

Ya más de 1200 personas son ayudadas por MindCotine, tanto por medio su web, como así en convenios con corporaciones, aseguradoras de salud y demás insituciones.

 

 

En esta entrevista, uno de sus fundadores, Nicolás Rosencovich, comenta cómo nació el proyecto, qué barreras tuvieron que atravesar y hacia donde van hoy.

Endeavor: ¿Qué te inspiró a emprender?

Nicolás Rosencovich: Mi historia con la innovación y la pasión por la ciencia viene marcada por mi relación de muy chico con un tío abuelo quien fue un ejemplo de “si querés, sí se puede”. Él a sus 30 años emigró de Córdoba a Nueva Jersey como científico en eletrónica en Bell Laboratories. 20 años después, fue el precursor del uso de fibra óptica en comunicaciones.

Mi proyecto actual es el resultado de algunos emprendimientos comerciales, y otros cientifico-tecnológicos, y decisiones en mi vida, y que hoy convergen en un proyecto que reune muchas de mis pasiones: impacto social, salud, neurociencia e ingeniería.

 

E: ¿Tenías experiencia en el sector?

NR: Sí. Soy Ingeniero Biomédico de profesión, recibido con honores de la UNC en 2012, donde me dediqué curricular y extracurricularmente a profundizar en neurociencias. En ese camino, en el año 2008 participé como ingeniero en el desarrollo de una interfaz electrónica en el primer proyecto en la región para el uso de Realidad Virtual para el tratamiento psicológico de fobias, en conjunto entre la UNAM (MEX) y la UNC (ARG), donde participabamos más de 20 profesionales de diversas disciplinas del campo médico y tecnológico.

Posteriormente, entre el año 2010 a 2013 desarrollé un dispositivo electrónico de diagnóstico cognitivo que combinaba cartas RFID (Identificación por Radio Frecuencias)y procesos de automatismo, que mejoraba en 70% la eficacia y validez de los resultados. Dicho desarrolló fue presentado en diverasas universidades de psicología en Argentina y fue premiado con el INNOVAR 2013.

 

E: ¿Fue ese el punto de partida que originó el emprendimiento que liderás hoy?

NR: Sí. En relación a estos proyectos previos es que a principios del 2016, ya dejando mi posición de lider de ingeniería en una empresa de desarrollo de dispositivos electro-médicos, comienzo un proyecto para diagnóstico cognitivo (salud mental) en niños de 0 a 2 años, combinando IoT, VR y nuerociencia – qué deribó, con el aporte y co-cración de mis socios – Emilio Goldnersh y Cristian Waitman – en lo que hoy es MindCotine.

 

E: ¿De qué trata tu modelo de negocio? ¿Qué valores tratás de transmitir con tu compañía?

NR: Nuestra visión de un futuro cercano es poder ofrecer una solución de salud mental para el cambio de conducta a demanda y al acceso de cualquier persona a través de una farmacia, un kiosco o el super, o tiendas digitales.

Para llegar a esa visión nuestra estrategía es comenzar vendiéndole a grandes empresas, y luego transicionar ese modelo, por medio de alianzas con grandes Retail (ejemplo: Wal-Mart) y Pharmas (ejemplo Johnson&Johnson), hacia un modelo pensado en el consumidor final.

 

E: ¿De qué trata concretamente? 

NR: Nuestro modelo de negocios actual ofrece programas de cambios de conducta corporativos o institucionales por medio de suscripción anual por licencias, tanto en empresas como grandes aseguradoras, para el beneficio de sus empleados y afiliados, como en seguros de salud, prepagas, instituciones de salud y otras instituciones para ayudar sus miembros a mejorar su salud y disminuir los costos relacionados con las enfermedades crónicas relacionadas, y su tratamiento

 

E: ¿Qué desafíos iniciales se te presentaron?

NR: Todos. Validación de la idea, analizar nuestro mercado y evaluar si nuestro cliente estaría dispuesto a someterse a este tipo de terapia para dejar de fumar, conseguir un equipo apasionado por nuestra misión para que se sume y nos ayude a ir por más, por nombrar algunos.

 

E: ¿Qué desafíos tenés hoy?

NR: Mi mayor desafío es escalar el modelo de negocios. Me gustaría poder lograrlo por medio de una alianza con un broker de seguros y mejorar la retención y eficiacia del producto, con nuevas herramientas de UX, contenido y soporte psicológico. También agregaría conseguir un partnership institucional de salud en los Estados Unidos.

 

E: Nombrabas que el proyecto fue creciendo y afinándose a lo largo del tiempo, ¿cómo ajustaste tus recursos para desarrollar eso?

NR: Comenzamos con una idea y una misión y hoy tenemos un producto comercial. Es muy gratificante ver cómo los usuarios son ayudados a dejar de fumar,  cómo los clientes implementan el programa, cómo logramos atraer inversión privada, un equipo diverso y ampliado, y estar apoyados y validados por un grupo de advisors de renombre mundial, entre otros…

A lo largo del tiempo fuimos aprendiendo a priorizar para luego a bajar eso en planes de acciones con la ayuda de otros aliados, quienes nos apoyaron muchísimo.

 


 Me recuerdo que el email de agradecimiento al final de nuestro primer año, ya tenía más de 500 destinatarios que habían colaborado en algo con nosotros. No podríamos estar donde estamos, sin toda la ayuda, consejo, aportes de mucha gente que creyó y cree en nosotros, y en lo que hacemos.


 

E: ¿Cómo te organizás para trabajar?

NR: Prioridades, métricas y comunicación. Es la clave. Eso me permite, tanto a mi como al resto, estar ordenados, tomar decisiones en base a información y poder saber el estado del resto. Somos muy horizontales en nuestra forma de trabajar. Confiamos mucho en el otro y valoramos mucho la autodeterminación, la propuesta activa, la visión distinta y el feedback. Son esos los valores que hacen al “trabajo” un escenario que se potencia desde lo grupal a lo individual.

También, hacemos reuniones de seguimiento semanales, de trabajo grupales e individuales, tableros de comando, y todas esas tecnicas que nos ayudan a crear colaborativamente.

 

 

E: ¿Qué clase de líder sos?

NR: Me considero un lider transparente y empático. Sin embargo, eso lo deberían definir los demás. Desde lo personal, creo que es un proceso y un desafío dinámico y hoy me encuentro en el aprendizaje de ser mejor facilitador y motivador para que cada uno haga y brille en lo que mejor y más le gusta hacer.

 

E: Elegí una palabra para definirte.

NR: Transparente.

 

E: ¿Cómo formaste tu equipo de trabajo?

NR: Con los demás cofundadores, se dio por afininidad en valores, visión y misión , pero con la facilidad de que eran (y aún siguen siendo) amigos en quienes confiaba y que también ellos me motivaron a querer emprender en este proyecto.

En cuanto a los demás miembros, primero fueron algunos mentores que derivaron en Advisors y también algunos empleados o colaboradores que primero fueron aportando en un formato mas “light”, para luego sumarse full-time. Con todos ellos compartimos los mismos valores y misión en lo que hacemos y para qué lo hacemos.

 


La vida del emprendedor es muy distinta a otros formatos. Tanto en lo profersional, como en lo emocional y en lo social. Lo primero que se me viene a la cabeza es aprender a convivir con la incertidumbre. Y eso impacta tanto desde lo personal, con las frustraciones propias y las inseguridades.


 

E: ¿Cómo te ves de acá en 5 años? ¿Cuál es tu sueño?

NR: Me veo liderando una evolución de este proyecto e involucrandome en motivar e incentivar un cambio de cultura hacia la colaboración, el amor al prójimo y la vuelta a la comunidad. Creo que si todos empezamos a involucrarnos en ayudar desde lo más cotidiano – como un vecino – y trabajamos en pos de eso, se van a lograr cambios radicales en el mundo como en la salud, inclusión laboral y cambio climático.

 

E: ¿Cuál fue el consejo más importante que te dieron y que aplicás al trabajo?

NR: Ser abierto y agradecido. Eso me da la posibilidad de aprender lo que no sé, poner en jucio lo que hago y agradecer a quien se toma el trabajo de devolverlo, me guste o no el resultado. Me lo dijo mi socio Emilio antes de empezar este proyecto.

 

E: ¿Qué consejo le darías a otros emprendedores de la industria?

NR: Les diría que lo prinicipal es resolver un problema de alguien y asegurarse que eso ocurra; definir prioridades: foco en su ejecución y basarse en métricas para la toma de decisiones; No cerrarse: pregunten y aprendan de otros que ya han pasado por lo de uno. Y por último, no inventar la rueda.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *