Una empresa argentina es premiada por la ONU entre las mejores compañías para llevar adelante los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), eligió a Mamotest, la primera red de teleradiografías en la región, entre las 28 empresas más innovadoras para lograr los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) y la pone en la mira de inversiones. Conocé más acerca de este logro acá.

Las Naciones Unidas, dentro de su programa de financiación para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), eligió a 28 empresas que han generado soluciones innovadoras para lograr mejorar los sistemas de salud, energía y residuos alrededor del mundo. Las empresas seleccionadas presentarán ante fondos de inversión y partners globales durante la Cumbre de Ginebra en 2021.

Dentro de esta selección se encuentra Mamotest, una empresa argentina que está revolucionando el campo de la salud con una plataforma inteligente para reducir la mortalidad del cáncer de mama, la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres a nivel global. En Argentina mueren alrededor de 6,500 mujeres al año, ocupando el 4to puesto en mortalidad en Latinoamérica. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta un 90% de estas muertes se podrían evitar si el cáncer se encontrara de manera temprana.

“El cáncer de mama en estadios iniciales es asintomático. En esto radica la importancia de realizarse la mamografía, que demostró ser el único método de detección que logra disminuir la mortalidad. La Sociedad Argentina de Mastología (SAMAS) y la Sociedad Argentina de Radiología (SAR) recomiendan la realización de la primer mamografía a los 35 años y luego de los 40 años una mamografía por año”, Comenta Mariana Moreno, Directora medica en el Centro Integral de Mastologia y Coordinadora del servicio de Diagnóstico Mamario en el Sanatorio de la Trinidad Palermo.

Mamotest es una plataforma de telemamografías que universaliza el acceso a estudios mamarios para reducir drásticamente las muertes por cáncer de mama. ”El 70% de mujeres no se realizan sus estudios por falta de acceso. Para solucionar esto, trabajamos con telediagnóstico, una rama de la telemedicina, que permite que imágenes digitales puedan ser analizadas de forma remota por los médicos especialistas más prestigiosos del país”, comenta el correntino Guillermo Pepe, fundador de Mamotest y emprendedor de proyectos en Latinoamérica y Europa. “Un estudio que antes tardaba seis meses hoy se entrega en menos de 24 horas, con la misma calidad de un hospital en Nueva York o Paris.”, agrega el emprendedor.

Los médicos radiólogos pueden trabajar en remoto ahorrando tiempo, costos y apoyándose en inteligencia artificial.

El nombramiento de Mamotest se debe a un negocio que ha llegado a más de 300,000 mujeres con un modelo que permite el crecimiento, la aceleración y la inclusión en vistas a la meta de Salud Universal para 2030. “Hoy Mamotest se encuentra trabajando en una plataforma que permite que médicos desde cualquier lugar del mundo puedan realizar diagnósticos de una manera efectiva y consultar entre pares. Además trabajamos con empresas globales en el desarrollo de un algoritmo de inteligencia artificial para que la plataforma indique a los médicos zonas de riesgo a prestar atención en las imágenes, pudiendo estudiar mejor las distintas mutaciones de la patología y generando información para investigaciones futuras”, comenta Guillermo, “Nostros vemos un futuro en el que la mortalidad de las enfermedades no transmisibles será drásticamente reducida gracias a la implementación de tecnologías y todas las personas podrán monitorear preventivamente el estado de su salud”.

Tecnología para el desarrollo

La instalación de centros de mamografías en lugares estratégicos junto con el diagnóstico remoto han permitido universalizar el acceso a mujeres en amplias zonas geográficas. La provincia de Corrientes fue la primera en adoptar esta solución, impulsando la instalación de  centros que permiten el acceso de las mujeres desde cualquier punto de la provincia. En Misiones, junto con el Parque de la Salud, se ha realizado la primera red provincial de telemamografías públicas, quintuplicando la cantidad de estudios mamarios realizados desde su implementación en 2017.

Luego de su visita a los centros de mamografías de la provincia de Misiones, el viceministro de salud de Paraguay, Dr. Julio Borba apunta a implementar el sistema de telemamografía a nivel nacional en el país y solucionar el grave problema de mortalidad por cáncer de mama que sostiene el país. También en Uruguay Mamotest recibió el apoyo de la ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación) para implementar el sistema en el país.

“Estamos ante un quiebre de paradigma que surge de los lugares donde la situación es insostenible, como América Latina. Invertir hoy en avances para el sistema de salud es una prioridad global, marcada por los gobiernos al comprender el impacto que tiene este sector en el resto de la economía”, explica Pepe.

En entrevista con Endeavor, compartió su experiencia en este año y cuáles son sus proyecciones a futuro.

Endeavor: ¿Cómo evolucionaron las consultas de Mamotest durante la pandemia? 

Guillermo Pepe: Los centros Mamotest estuvieron abiertos durante la pandemia, con una leve reducción en su capacidad ya que, por normas de seguridad, damos turnos espaciados y desinfectamos las salas entre turno y turno. Las consultas se mantuvieron entre 60 y 75%, bastante más que la media argentina que hoy suma el 25% de consultas realizadas en lo que va del año.
Los rangos etáreos que más consultan son 50 a 60 años.  De nuestros 14 centros en el norte del país, los más visitados fueron Corrientes (capital), Posadas (Misiones), San Vicente (Misiones) y Roque Saenz Peña (Chaco), seguidos por Buenos Aires, Santa Fe y Jujuy. Estamos trabajando en campañas para que las mujeres comiencen a realizarse sus mamografías a partir de los 40 años, que es la edad sugerida por la Sociedad Argentina de Radiología para comenzar con los estudios.

E:  Muchas mujeres pospusieron sus estudios médicos durante este tiempo,  ¿qué razones encuentran ustedes? ¿Cómo podemos superar este desafío?

GP: Era algo inevitable, sobre todo al comienzo de la pandemia o con diferentes fases de la misma que no permitían viajar de una provincia a otra. La gente tenía la instrucción de lo salir de su casa y por tal pospuso todo tipo de estudio médico. La telemedicina tiene varias ramas, una siendo la teleradiología, que es lo que hace Mamotest. El contacto virtual se da entre médicos para optimizar los resultados, no con las pacientes. De esta manera, la paciente no tiene que depender de internet o dispositivos móviles para tener sus estudios, sino que se realiza la mamografía en el centro y luego nosotros trabajamos de manera digital. El cambio más grande que hubo fue el envío de las imagenes e informes de manera digital a las pacientes y sus médicos de cabecera, que fue muy bien recibido ya que evita que las mujeres deban volver a los centros. 

E: Además de cumplir con los ODS, ¿qué otros requerimientos tiene que tener una empresa para ser seleccionada? 

GP: Las empresas seleccionadas tienen que tener un track record de logros, un plan de negocio validado y que sea rentable y sostenible a futuro. Son pocas las empresas que pueden demostrar no sólo cambio sistémico, sino ganancia económica. El punto más importante para la selección es el plan a futuro: que la empresa esté en un punto de su evolución donde haya un salto importante que se beneficie de las inversiones recibidas. En el caso de Mamotest, la empresa está desarrollando una plataforma que mejora el sistema de diagnóstico para los médicos, con herramientas que facilitan la práctica y la inclusión de inteligencia artificial para que se pueda resaltar a los radiólogos las zonas de riesgo donde deban prestar más atención.
Además, Mamotest está en expansión regional, trabajando con los gobiernos de Paraguay, Uruguay, Mexico y Colombia para comenzar sus operaciones en el próximo año. A mediano plazo la empresa está en conversaciones para extenderse a Estados Unidos, Europa, Africa y Asia.

E: ¿Qué significa para ustedes obtener este reconocimiento?

GP: Mamotest tiene un ambiocioso plan de crecimiento, geográfico y tecnológico, planteado antes de la pandemia y que ha sido impulsado por el cambio de paradigma que trajo COVID-19 a nivel global. Recibir la atención y la inversión de los fondos de impacto más importantes del mundo es dar el salto para consolidarnos como una empresa de tecnología en salud con un impacto global.
También, abogamos por encontrar más historias de inversión en el nuevo capitalismo, ya que ha quedado demostrado que el desarrollo real, equitativo y sostenible es la mejor manera de lograr un balance económico y mejorar la calidad de vida del mundo como un todo.

E: ¿Cuál es la estrategia a futuro de la empresa luego de esto? ¿Qué nos traerá Mamotest en el 2021-2022?

GP: Podríamos decir que Mamotest está aprendiendo nuevos idiomas y estudiando los sistemas de salud de otras regiones del mundo. La empresa tiene una experiencia única en el conocimiento del sector, ya que no sólo trabajamos con los gobiernos y obras sociales, sino que tenemos una relación directa con pacientes que se realizan los estudios, con sus médicos que luego diseñan el tratamiento, los médicos radiólogos que realizan los análisis y las sociedades médicas y científicas que se dedican a investigar nuevos recursos y tecnologías.
De esta manera, podemos cerrar el circuito completo para procurar no sólo un diagnóstico temprano sino la aplicación de soluciones digitales en el sistema de la salud, que es un sector muy complejo y altamente regulado . La expansión en Latinoamérica y la presentación de la plataforma integral de tecnología médica para acelerar la digitalización del sistema de salud el futuro más inmediato.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *