Martín Frascaroli, fundador y CEO de Aivo

Conocé el perfil de este emprendedor Endeavor cordobés que ayuda a las empresas a atender sus clientes a través de Inteligencia Artificial. La compañía brinda servicios a más de 30 países y creció en este contexto, además de adaptar su estructura y volverse 100% remota.

Acerca de la compañía 

Aivo nace en Argentina en el 2012 como una forma de revolucionar el modo en que las compañías se comunican con sus clientes. Su producto, Agentbot, es un chatbot que funciona con Inteligencia Artificial e integra cualquier plataforma digital para interactuar con los usuarios. Brinda soporte 24/7, resuelve sus consultas de manera automática y ayuda a ahorrarles tiempo, sin tener que llenar largos formularios o mandar correos sin recibir respuestas. 

Un poco de historia

Desde muy jóven, Martín Frascaroli fue un amante de la tecnología. Empezó con una compañía que hacía consultoría para Contact Centers y allí vió que había miles de personas trabajando y mirando a una pantalla para consultas que se repetían. Esto no sólo era poco eficiente para las empresas y los usuarios, sino que además podría ahorrar recursos y agilizar tiempos si te automatizaba el proceso. Ese fue el punto de partida para explorar posibles soluciones que facilitaran el Servicio al Cliente y así nació Aivo. El primer algoritmo lo hicieron Martín, un publicista y un ingeniero y, poco a poco la compañía fue creciendo hasta lo que es hoy.

En el contexto actual, donde se disparan las consultas en línea y el trabajo remoto se expande, Aivo es una de las compañías que pudo contribuir con sus servicios, ayudando a una comunicación rápida y clara para resolver las demandas del cliente. En concreto, la empresa lanzó durante 4 meses un programa temporal de sus servicios que incluye su chatbot en vivo y base de conocimiento gratuita para sus clientes y cualquier empresa que tenga más de 5000 conversaciones por mes. 

Además, la compañía creció cerca de un 34% durante el mes de mayo, e incorporó nuevos miembros a su equipo. Si bien sus empleados ya trabajaban con una modalidad home office, desde la cuarentena en adelante, Aivo se volvió completamente remota. “Como líder, la parte más difícil de volverse completamente remoto es medir si el sistema funciona, pensando full en los resultados. También es entender si todos tienen lo necesario para trabajar y estar bien de ánimo, como tener reuniones y escucharlos, mandarles una app para que hagan deportes en la casa y un set de trabajo”, comenta Frascaroli y agrega: Endeavor me enseñó a ver cada vez más grande, apalancado en la red de personas que conocí. Personas brillantes que todo el tiempo te obligan a pensar de forma diferente. Rodearse de otros que enseñan algo en cada charla”.

Acerca de la industria

La Inteligencia Artificial (IA) funciona para reproducir una situación simulada a la que atravesaría un humano en diferentes usos, es decir, reconocer una imagen, leer el lenguaje y entender la intención detrás de las acciones del usuario, entre otros. Un sistema de IA es capaz de analizar estos datos en grandes cantidades, identificar patrones y tendencias y, por lo tanto, formular predicciones de forma automática, con rapidez y precisión. Para llegar a este resultado, se entrena a una computadora en base a muchas repeticiones de las acciones anteriores, proceso que se conoce como Machine Learning. Este ciclo de acción y repetición se va renovando constantemente, hasta que la computadora obtiene más conocimiento acerca del comportamiento del usuario y va sofisticando su software.

Actualmente, su aplicación no tiene límites: puede emplearse para la creación de música hasta avances en medicina y la fabricación de autos. Específicamente en lo que refiere a Atención al Cliente y el uso de mensajería instantánea, los chatbots satisfacen una gran demanda que es la velocidad de respuesta, permite encontrar lo que busca el usuario y ponerse en contacto en cuestión en segundos. En algunos casos, incluso permiten conectarlos a redes sociales, cobrar pagos y a reconocer voces.

Según Spiceworks, entre las empresas que utilizan chatbots con inteligencia artificial y asistentes inteligentes, el 46% los usa para dictados de voz, el 26% los usa para apoyar el trabajo en equipo y el 24% los usa para administrar el programa de empleados (comunicación interna). Además, el 14% usa chatbots de IA y asistentes de servicio al cliente para atender a los clientes. En esta línea, su utilización contribuye a colocar al cliente en el centro de la escena, lo que es una oportunidad para construir un vínculo de confianza, entender mejor sus necesidades y simplificar los canales de comunicación. Según un estudio realizado por BI Intelligence, se espera que para finales del 2020, cerca del 80% de las compañías tecnológicas integren chatbots a sus servicios. La tendencia viene en aumento y plantea grandes desafíos a futuro como seguir trabajando en la calidad de las respuestas y convencer al usuario que su funcionalidad puede reemplazar, en muchos casos, la interacción humana.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *