#HerImpact: Vanesa Duran

Vanesa Duran es fundadora de VANESA, la primera compañía argentina de venta de joyas por catálogo. De Chaco al mundo, ella es el ejemplo del crecimiento de una empresa con impacto público, social y ambiental con una gran misión: promover el crecimiento profesional de todas sus revendedoras. Leé más acá.

La campaña #HerImpact de Endeavor es parte de nuestro compromiso contínuo de aumentar la diversidad de género dentro de la la red global.

#HerImpact se dedica a elevar las voces, compartir las perspectivas y mostrar la experiencia profesional de las mujeres que impactan con su trabajo en sus comunidades.

Esta es la historia de Vanesa, fundadora de VANESA y emprendeda Endeavor.

Si tuvieras que contarle tu negocio brevemente a alguien por primera vez,  ¿qué le dirías?

Que tengo una empresa de venta de productos de joyería y regalería que ayuda a muchas personas a complementar su ingreso familiar y que muchas de ellas encuentran un negocio independiente en mi marca.

¿Cómo nació la idea?

Nació con la necesidad de generar ingresos personales. Si bien yo no inventé el sistema, esto ya existía mucho antes de que yo naciera, la realidad es que en Argentina fui la primera en poner en un catálogo semi joyas y relojes para venderlos en venta directa. Fue algo que me fue atrapando y se fue llevando mi interés y aprendizaje para armar una empresa como la que hoy tengo.

¿Cuál fue el mejor y peor momento de tu camino laboral?

El mejor momento fue cuando empecé a ver que tenía forma de gran empresa, cuando dejamos de pensar en el momento y a planificar a futuro. Creo que el mejor momento de la historia de Vanesa aún no llegó.

El peor momento fue cuando una crisis con una devaluación gigante me dejó paralizada, aún no teníamos tan consolidado el negocio y fue muy, muy duro salir. Eso me enseñó mucho y después siempre vinieron momentos difíciles, no sería una emprendedora si no los tuviera.

¿Qué es lo primero que pensas cuando te levantás?

Cómo hacer para que este día cuente. Cada vez que me levanto pienso en cómo voy a impactar en la gente que tengo en mi vida. Creo que todos somos influencia para quienes nos rodean y pensar en cómo hacer la mejor influencia sería una manera de mejorar nuestro mundo.

¿En qué o quiénes te inspirás?

Me inspiro en personas que lo hicieron todo desde abajo pero sobre todo en personas que se dijeron que podían cambiar el mundo. Esas personas que se dijeron que algo no estaba bien e hicieron todo para cambiar las cosas incluso en detrimento de sus propios intereses. En fin, tengo muchas personas a las que sigo y leo o veo en videos casi diariamente porque considero que para liderar hay que retroalimentarse.

¿Te considerás workaholic?  

Mi familia diría que sí (risas) pero yo amo tanto lo que hago que trabajar no es un sacrificio para mí. Al contrario, es la mejor manera de usar mi tiempo.

¿Cómo administrás tu tiempo dentro y fuera de la oficina?

Es una tarea bien difícil. Hay que proponerse objetivos sino las distracciones se llevan gran parte de nuestro tiempo. No soy la mejor con eso, pero tengo un equipo maravilloso que me marca el ritmo y no dejan que me disperse tanto.  Digo tanto porque como buena emprendedora me apasiono con todo y suelo perder foco, pero lo recuperó rápido.

Si tenés hijos, ¿cómo hacés para encontrar el equilibrio entre ser madre y líder?

Tengo dos hijos. Una que ya me regaló un nieto y otro niño que sigue en la primaria aun. No es fácil hacerse tiempo para todo pero es posible. El equilibrio está en la calidad que le damos al tiempo: si cuando trabajamos lo hacemos con asertividad y cuando estamos en familia lo disfrutamos, te aseguro que el equilibrio es la consecuencia de eso.

¿Cuál es tu sueño? ¿Cómo te gustaría estar en los próximos 5 años?

Mi gran sueño es ser una compañía global, como lo es Natura o Avon. Sé que me falta mucho pero trabajamos todos los días para lograrlo. Estoy convencida de que podemos crear trabajo independiente en todos los puntos del planeta donde se necesite empoderar mujeres y generar emprendedores.

¿Cuál fue la lección más importante que aprendiste y aplicás al trabajo?

Que hay espacio para todos en el mercado y que si hago bien las cosas a lo largo del camino, el éxito llega solo. Si estoy convencida que lo podemos lograr sin dudas voy a encontrar los medios para hacer que suceda.  

La palabra que mejor te define:

Perseverancia.


Para más información sobre cómo involucrarse con Women in High Impact Entrepreneurship en Endeavor, ingresá ACÁ.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *