Fintech: un análisis del sector y de las startups que lo conforman - Endeavor
Contacto
Av. del Libertador 105, Docks Al Río, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
info@endeavor.org.ar
Te: (+5411) 5272-3100

Fintech: un análisis del sector y de las startups que lo conforman

La mitad de la población argentina se encuentra fuera del sistema financiero. Se trata de un desafío estructural que atraviesa el país hace años, el cual ofrece muchas oportunidades para generar valor desde la creación de emprendimientos en este sector. De esta forma, cada vez cobran más relevancia las Fintech en las economías por su capacidad de ofrecer servicios tecnológicos a quienes históricamente han quedado fuera de este mundo. De acuerdo al último estudio publicado por la Cámara Argentina de Fintech y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la industria está integrada por estas verticales:

  • Financiamiento colectivo 
  • Insurtech
  • Inversiones
  • Pagos y Transferencias
  • Blockchain y Crypto
  • Real Estate
  • Servicios Fintech B2B
  • Seguridad informática y,
  • Préstamos

A pesar de las diversas aplicaciones, el mismo informe describe que los verticales más elegidos por los emprendedores son negocios de Préstamos, Pagos y Transferencias y Servicios Fintech B2B. Por lo contrario, emprender proyectos de Seguridad Informática y/o Financiamiento colectivo son los menos populares. 

Qué sabemos de las Fintech en la Argentina

En comparación con nuestros pares de la región, la Argentina es un país referente dentro de este sector. Los resultados del Finnovista Fintech Radar Argentina posicionan a nuestro país en el tercer lugar de la región en cantidad de empresas fundadas en este sector, detrás de México y de Brasil, respectivamente.

Si bien para muchos estas nuevas soluciones vienen a transformar la industria y ocupar – e incluso superar – el lugar de los bancos, para otros, es una oportunidad para apostar la transformación digital. Según un estudio de PwC, en Argentina, el 83% de las instituciones financieras espera ampliar sus asociaciones con las Fintech y el 76% incrementará sus esfuerzos internos para innovar. Esto significa que la importancia de estos nuevos negocios no sólo es grande sino que tienen el potencial de sumarse a la cadena de valor. La misma investigación también destaca:

  • La reconversión de las sucursales físicas, es decir, no van a desaparecer pero sí van a priorizar lo digital como el canal principal de interacción.
  • Contar con talento adecuado para incorporar nuevas metodologías y procesos requiere de perfiles orientados hacia la tecnología y la innovación. 

Sin embargo, el buen funcionamiento de este tipo de empresas, a veces, cuenta con algunas limitaciones. Por ejemplo, dos desafíos para la industria siguen siendo el marco regulatorio ofrecido por los gobiernos, el cual puede afectar la interoperabilidad con otros negocios y la vulnerabilidad a ciberataques y/o filtraciones de información. En el caso Argentino, a los ejemplos anteriores se le agregan: la infraestructura bancaria, un mayor acceso al crédito y educación financiera.

Por qué está floreciendo este sector en la región

Estas empresas están imponiendo una nueva forma de mejorar las soluciones de servicios financieros. Su propuesta es completa, moderna e integral: tienen una forma innovadora de ofrecer servicios, añaden valor y eliminan intermediarios entre el producto y el usuario, además de realizar los actuales servicios que ofrece el sector de una forma más eficiente -a nivel de costos-. Esto genera un mayor acceso a los productos financieros y una mayor transparencia en la oferta.

Además de todas estas cualidades, la explosión de las startups fintech latinoamericanas se debe, en gran medida, a un aumento de las tecnologías escalables y de fácil acceso (lo que permite a los fundadores probar sus ideas de forma más rápida), hay un aumento de los consumidores de tecnología móvil y mercados que trascienden fronteras. 

Sumado a lo anterior, el entorno local también las necesita. En América Latina, estas empresas empiezan a ser una gran solución a la falta de alternativas de crédito para el consumidor medio y la reducción de la economía informal, entre otros.

Hacia dónde va la industria

Según proyecciones de Market Data Forecast, se estima que la industria alcanzará un valor de 305 millones de dólares para el 2025, manteniendo un ritmo de crecimiento del 22.17% anual durante el periodo 2020-2025. Este crecimiento se explica en la inclinación de las empresas a emprender en este sector – que además es uno de los preferidos para los inversores – , la búsqueda de negocios cada vez más centrados en el usuario y la tendencia a realizar pagos en dispositivos al alcance de la mano. A nivel global, las regiones que mayor porción del mercado aportan a estos valores son América del Norte y Asia.

Descargá la infografía ACÁ.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *