Entradas

sociedad

¿Qué forma societaria elijo?

Fuente: Estudio Tanoira Casagne

Una vez que se ha definido una idea, surge el interrogante de la necesidad o no de una organización jurídica, y de qué tipo de organización es la más conveniente. Llegados a este punto, se formulan estos planteos: ¿debo organizarme?, ¿cuál es la mejor forma de organización jurídica para mi emprendimiento?

La primera inquietud la respondemos con la pregunta “¿hasta qué punto poner en riesgo el patrimonio personal?; y ¿hasta qué punto es compatible el proyecto sin contar con una organización jurídica que esté preparada para recibir asistencia de terceros?

La respuesta es que no hay un tipo de organización que sea mejor que otro, sino diferentes tipos con características diversas. El mejor es el que resulte más adecuado, de acuerdo a las características del emprendimiento.

Otro de los aspectos que resulta relevante para el emprendedor es decidir el momento en que es conveniente organizarse jurídicamente. La respuesta es: “Follow the money”, y para seguir este principio hay que preguntarse: ¿existen, o tengo derechos intelectuales que proteger?, ¿el proyecto está generando algún tipo de ganancia?, ¿el proyecto prevé el ingreso de un inversor?

Analizaremos en esta instancia las formas de organización jurídica que pueden adoptar aquellos emprendimientos que persiguen fines de lucro. La Ley 19.550 de Sociedades Comerciales (LSC) ofrece siete tipos societarios que otorgan una diferente preeminencia al elemento personal y al capital. A continuación, se analizan brevemente las características de dos de los tipos societarios más relevantes: la SA y la SRL.

SA

SRL

¿Cuál es su particularidad?

Es la estructura jurídica de la gran empresa que permite la organización de capitales diversos. El socio adquiere la calidad de inversor, sin importar su cualidad personal

Tiene un carácter intermedio entre las sociedades de personas y las de capital.

¿Cómo se divide el capital?

Acciones

Cuotas partes

¿Cuántos socios pueden ser?

2 o más. Sin límite máximo.

Mínimo 2 y no más de 50.

¿Qué responsabilidad patrimonial tiene cada socios?

Limitada a la integración de las acciones suscriptas.

Ídem

¿Qué capital mínimo debe tener?

 

El capital no puede ser inferior a $ 100.000.

No existe mínimo, el capital que se asigne a la sociedad debe permitir a está cumplir razonablemente su actividad.

¿Cuándo debo realizar los aportes en efectivo?

Debe integrarse no menos del 25% de los aportes comprometidos en el estatuto y completarse dentro de los 2 años.

Ídem

¿Puedo ceder libremente mis participaciones en la sociedad?

Sí.

Sí, salvo disposición contraria en el contrato.

¿Quién ejerce la dirección y administración de la sociedad?

El directorio.

La gerencia.

 

escribir-tomar-notas-apuntes

Mi primer empleado

En la Argentina, las relaciones de trabajo se encuentran regidas por la Ley de Contrato de Trabajo (Ley N° 20.744), que regula lo relativo a los derechos y obligaciones entre las partes de una relación laboral.

 Todas las normas relativas a las relaciones laborales y a los recursos de la Seguridad Social tienen por objeto  proteger al empleado y asegurarse que el empleador cumpla con sus obligaciones frente al sistema de la Seguridad Social.

Debido a ello, es importante dar cumplimiento en forma total con las obligaciones impuestas al empleador. En este caso, al inicio de la relación es fundamental registrarla en forma correcta y así evitar futuras contingencias. A continuación, los pasos para una correcta registración laboral:

PASO 1: El empleador debe inscribirse como tal ante la Administración Federal de Ingresos Brutos (AFIP), oportunidad en la cual se le otorgará un Nº de CUIT. Dicha inscripción sirve, no solo para contratar empleados sino también para poder actuar de agente de retención de los aportes con destino al Sistema de Seguridad Social y del impuesto a las ganancias.

PASO 2: El empleado deberá contar con Nº de CUIL. Para ello, deberá solicitarlo en la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), a través de cualquiera de sus dependencias habilitadas a tal efecto.

Una vez que tengo esos datos: ¿cómo dar de alta a un empleado?

 PASO 3: El alta se puede gestionar a través de la pagina web www.afip.gov.ar “Mi simplificación. Allí se deberán incluir los datos de los empleados. Se informará la obra social correspondiente y la aseguradora de riesgo del trabajo con la cual el empleador contrató. Deberá, asimismo, incluirse el convenio colectivo aplicable a la actividad, los datos de la familia del trabajador y cualquier otro dato relevante a la relación laboral (como, por ejemplo, fecha de ingreso, remuneración, tareas a desarrollar).

PASO 4: Inscribir al trabajador en el Libro Especial de Sueldos y Jornales (de acuerdo a lo establecido en el art. 52 de la LCT), previamente rubricado por la Autoridad en cuya jurisdicción se encuentre el establecimiento en el cual se desempeñan los trabajadores.

El trámite es obligatorio hasta el día inmediato anterior a la fecha de inicio del trabajador dentro de la Empresa.

PASO 5Los pagos de salario se deben instrumentar en recibos de sueldo en doble ejemplar firmados, uno por el empleador y otro por el trabajador. Sobre los salarios deberán ingresarse los aportes y contribuciones con destino al Sistema de Seguridad Social. Los sueldos deberán pagarse, en el caso de personal mensualizado, dentro de los 4 días hábiles.

Fuente: Estudio Tanoira Casagne 

 

Teclado-a-prueba-de-hackers

Protección de la idea

Todo emprendimiento  nace de una idea que, dependiendo el caso, será más o menos original y por ello, la principal preocupación será su protección legal. Lo primero que debemos saber es que si bien esa idea como planteo abstracto no puede ser protegida, veremos que hay herramientas que sí protegerán legalmente su materialización. Esas herramientas las encontraremos en la “Propiedad Intelectual”, la cual se divide en dos grandes ramas:

Derechos de Autor

Amparados principalmente bajo la ley 11.723, son aquellos derechos que poseen los creadores, como sujetos tutelados, respecto de sus obras literarias, científicas o artísticas, siendo éstas el objeto fundamental de protección. A partir de la ley 25.036, que modifica entre otros, el artículo 1° de la ley 11.723, también se consideran obras tuteladas a los programas de computación fuente y objeto (software) y las compilaciones (bases) de datos.

 Si bien los derechos de autor nacen con la creación de la obra, a los fines de ejercerlos correctamente, al menos en su fase patrimonial, es muy  útil su registro puesto que ello constituye una presunción legal (salvo prueba en contrario) de autoría y de fecha cierta de creación.

El plazo general de protección de una obra protegida por el Derecho de Autor rige toda la vida del autor más 70 años contados a partir del 1° de Enero siguiente a fecha de su fallecimiento.

Propiedad Industrial

La Propiedad Industrial protege las invenciones, creaciones y derechos vinculados a la industria y el comercio a través de las siguientes figuras:

 

Patentes

Modelos de utilidad

Modelos y diseños industriales

Marcas

Ejemplos

 Un motor electromecánico/ Un proceso de filtrado de minerales

Un pico vertedor

Un llavero

ELECTROTANK para distinguir bobinas eléctricas.

¿Qué protege?

Una invención, que es el producto o proceso que ofrece una nueva solución técnica a un problema de carácter industrial.

Las innovaciones introducidas en herramientas, instrumentos de trabajo, utensilios, dispositivos u objetos conocidos que se presten a un trabajo práctico

Las formas o el aspecto novedosos incorporados o aplicados a un producto industrial que le confieren carácter ornamental

Un signo que distingue un producto o un servicio de otro.

Requisitos para obtener protección

Novedad Absoluta,  Actividad Inventiva, y

Aplicación Industrial.

Novedad y aplicación industrial

Novedad Absoluta y Aplicación Industrial

Capacidad distintiva, salvo que se encuentre incluido dentro de las prohibiciones establecidas en la ley.

Autor/Inventor

Persona física

Ídem

Ídem

Titular

Persona física o jurídica

Ídem

Ídem

Ídem

¿Cómo obtengo la protección?

Iniciando trámite de Solicitud de Registro de Patente en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI)

Iniciando trámite de Solicitud de Registro de Modelo de Utilidad en el INPI

Iniciando trámite de Solicitud de Depósito de Modelo o Diseño Industrial en el INPI

Iniciando trámite de Solicitud de Registro de Marca en el INPI

¿Por cuánto tiempo se me otorga la protección?

20 años desde la fecha de presentación de la solicitud.

10 años desde la fecha de presentación de la solicitud.

5 años desde la concesión, renovable por dos períodos consecutivos de 5 años cada uno. (total 15 años)

10 años desde la concesión  renovable indefinidamente por periodos iguales siempre que haya sido utilizada en el país dentro de sus últimos 5 años de vigencia.

Alcance de la protección

Nacional. El inventor debe presentar la solicitud en cada país donde le interese protegerla.

Ídem

Ídem

Ídem

Ventajas de obtener la protección

 Derecho Exclusivo de Explotación Industrial y Comercial

Ídem

Ídem

Ídem

También existen casos en los que por diversos motivos cierta información o conocimientos técnicos no son alcanzados por la propiedad intelectual o bien no es conveniente su protección a través de sus diversas herramientas. Estos casos generalmente suelen ser protegidos entre las partes involucradas por medio de los llamados “Acuerdos de Confidencialidad” o “Non Disclosure Agreements” por los cuales una parte obliga a la otra a no divulgar información perteneciente a la primera, a la cual el obligado tiene acceso con motivo del negocio que las relaciona. Esa información tendrá carácter de “secreta” o “confidencial” y no podrá ser divulgada.