Entradas

10_claves_para_Potenciar_tu_Emprendimiento_Endeavor_Argentina

10 claves para potenciar tu emprendimiento

Ya lo dijimos mil veces: emprender es una aventura. Pero como toda aventura, implica un sin número de riesgos, desafíos y dificultades que van a poner a prueba tanto nuestras aptitudes, como nuestra perseverancia. Para allanar un poco el camino y que no todo sea cuesta arriba, lo mejor es estar bien preparado para la adversidades. Acá te dejamos 10 tips que te van a ayudar en tu viaje.

 

1| Reconocer lo que puede salir mal.

Evaluar alternativas de escenarios razonablemente pesimistas e identificar cómo afectarían al curso de su emprendimiento.

 

2| Darle importancia al Capital de Trabajo.

En start-ups, cualquier descalce financiero puede ser sumamente grave para la continuidad del negocio.

 

3| Volatilidad de precios vs. volatilidad de costos.

Un escenario de variaciones de precios puede ser una oportunidad si se comprende claramente los fundamentos de sus precios y la dinámica de sus costos.

 

4| Networking.

Conectarse, investigar, aprender, participar. La interrelación con pares es clave para el desarrollo de los negocios.

 

5| Apoyo financiero con crédito.

Relevar todos los programas de financiamiento productivo, a la innovación y a la investigación existentes tanto a nivel del Estado nacional como provincial. Tomar este tipo de deuda en ciertos contextos, puede ser una decisión muy acertada.

 

6| Conocer su entorno.

Interiorizarse de su demanda y de sus competidores para la toma de decisiones comerciales y operativas.

 

7| ¿Cuán fácil es replicar su negocio?

La entrada de nuevos competidores puede ser una amenaza a considerar si su producto es fácilmente replicable o no posee las coberturas legales adecuadas a su innovación.

 

8 | Comprender el impacto fiscal.

Conocer todos los aspectos fiscales que impactan en el negocio pueden ayudar a mejorar la rentabilidad actual y futura.

 

9| ¿Fue suerte o gestión?

Implementar una evaluación metódica y constante de los resultados de sus decisiones tomadas, distinguiendo el azar a la gestión.

 

10| Potencie lo que sabe que va a salir bien.

Pitch On Fox GIF - Find & Share on GIPHY

Identificar sus puntos más fuertes y hacerlos pilares estratégicos de su negocio.

6_claves_para_pasar_de_la_idea_al_hecho_emprender_endeavor

6 pasos para pasar de la idea al hecho

¡Eureka! De repente se te vino a la cabeza la idea millonaria para tu emprendimiento. Pero, como ya sabemos, concretar un proyecto es algo que requiere muchísimo trabajo, pasión y disciplina. Conocé los 6 pasos indispensables a la hora de pasar del plano de las ideas a los hechos concretos, sin morir en el intento.

 

1 PERCIBIR LA OPORTUNIDAD

Al descubrir una oportunidad, el emprendedor genera una idea para aprovecharla. No es necesario que invente algo nuevo para conquistar un nicho de mercado. Muchas veces alcanza con dar respuesta a una necesidad en un rubro ya explotado pero en forma inadecuada, o lanzar un producto que complemente a otro ya impuesto. Luego, hace falta encontrar la motivación y la capacidad para hacer que sea viable.

 

2 CUESTIONAR LA IDEA

La idea en bruto debe superar una serie de filtros que permita determinar si realmente tiene la fuerza necesaria para seguir adelante. Ese proceso debe incluir el cuestionamiento de la oportunidad para determinar si el proyecto puede satisfacer una necesidad del mercado y si es rentable.

 

3 HACER UN ANÁLISIS ECONÓMICO Y FINANCIERO

Mediante un análisis económico, se identificarán los ingresos y los costos para obtener la rentabilidad del proyecto. Y, a través de un análisis financiero podrás determinar las necesidades de inversión de capital y el tiempo en que esperás recuperarla.

 

4 DEFINIR ESTRATEGIAS

Es el proceso mediante el cual se define el plan de acción. Se necesitan estrategias para posicionar el emprendimiento, satisfacer a los clientes, competir con éxito y lograr una dinámica en el funcionamiento que garantice la rentabilidad. Definir cada una de estas instancias es trazar el futuro del negocio.

 

5 PLANIFICAR E IMPLEMENTAR

Para asegurar la perdurabilidad del proyecto, hay que tener un plan de negocio realista, que neutralice a los competidores anuales y futuros. Este plan no es otra cosa que un “mapa” para orientar al emprendedor, de manera que sepa cómo llegar al objetivo definido. Ayuda a pensar metodológicamente la forma de cristalizar el proyecto, además de representar la imagen del negocio frente a potenciales inversores, posibles socios y proveedores. Hay que tener en claro que se trata de una herramienta valiosa, pero no es el negocio en sí

 

6 EVALUAR PERMANENTEMENTE

Ser buen emprendedor significa, además, saber retirarse a tiempo. Esto implica la capacidad de determinar cuándo el negocio ha dejado de ser una oportunidad. Saber crear y poner en marcha un proyecto es tan importante como poder identificar el momento exacto para cerrarlo. La empresa debe repensarse constantemente para monitorear si está en el camino adecuado e introducir las variantes necesarias para asegurar su viabilidad. Para los verdaderos emprendedores, el fracaso es como un lugar de descanso para analizar lo ocurrido, procesar la experiencia y tomar fuerzas para encarar un nuevo desarrollo.

business-idea

Emprendimientos: 6 tips para pasar de la idea al hecho

Todo el mundo tiene ideas. La mayoría son buenas y posibles. El punto es que no hay demasiadas personas dispuestas a realizar el enorme esfuerzo que supone hacer pasar una idea desde el papel al mundo real. Lo difícil es construir un puente entre un sueño y la realidad.

business-idea6

Para que una idea se materialice es necesario conjugar una serie de factores:

  • Definir un plan de negocios, cuantificando inversiones y costos.
  • Analizar la cadena de valor del negocio.
  • Estar en conformidad con las regulaciones.
  • Formar un equipo.
  • Conseguir capital.

Una empresa nace de una idea y ésta puede provenir de distintas fuentes. Puede ser producto de la casualidad o la resultante de un arduo proceso de análisis. Lo importante son los pasos previos que se adoptarán para que esa idea se transforme en un negocio viable. Por ende para esto hay varios requisitos:

La vocación del emprendedor es un requisito fundamental, tanto como ser consciente de las propias capacidades y debilidades para afrontar el desafío. También hay que estar preparado para enfrentar la derrota. Un emprendedor debe tener los pies sobre la tierra y cuotas iguales de optimismo y realismo. Debe lograr que los que trabajan con él se sientan con el derecho y la obligación de ser también emprendedores.

 

Afirmarse en seis pasos

1) Percibir la oportunidad

Al descubrir una oportunidad, el emprendedor genera una idea para aprovecharla. No es necesario que invente algo nuevo para conquistar un nicho del mercado. Muchas veces alcanza con dar respuesta a una necesidad en un rubro explotado en forma inadecuada, o lanzar un producto que complemente otro ya impuesto. Luego, hace falta encontrar la motivación y la capacidad para hacer que esa idea en bruto sea viable.

2) Cuestionar la idea

La idea en bruto debe superar una serie de filtros que permitan determinar si realmente existe una idea fuerza. Ese proceso debe incluir el cuestionamiento de la oportunidad para determinar si el proyecto está satisfaciendo una necesidad del mercado y si es rentable…

3) Hacer un análisis económico y financiero

Mediante un análisis económico, se identificarán los ingresos y los costos para obtener la rentabilidad del proyecto. Y a través de un análisis financiero se determinarán las necesidades de inversión de capital, y el tiempo en que se espera recuperar dicha inversión.

4) Definir estrategias

Es el proceso mediante el cual se define el plan de acción, que se utilizará para posicionar al emprendimiento, satisfacer a los clientes, competir con éxito y lograr un desempeño del negocio que garantice la rentabilidad. Definir estrategias es trazar el futuro del negocio.

5) Planificar e implementar

Para asegurar la perdurabilidad del proyecto hay que tener un plan de negocio realista que neutralice a los competidores actuales y futuros. Este plan no es otra cosa que un “mapa” para orientar al emprendedor, de manera que sepa cómo llegar al objetivo definido. Ayuda a pensar metodológicamente la forma de cristalizar el proyecto, además de representar la imagen del negocio frente a potenciales inversores, posibles socios y proveedores. Pero hay que tener en claro que se trata de una herramienta valiosa, pero no es el negocio en sí.

6) Evaluar permanentemente

Ser buen emprendedor significa, además, saber retirarse a tiempo. Esto implica la capacidad de determinar cuándo el negocio ha dejado de ser una oportunidad. Saber crear y poner en marcha un proyecto es tan importante como poder identificar el momento exacto para cerrarlo. La empresa debe repensarse constantemente para monitorear si está en el camino adecuado e introducir las variantes necesarias para asegurar su viabilidad. Para los verdaderos emprendedores, el fracaso es como un lugar de descanso para analizar lo ocurrido, procesar la experiencia y tomar fuerza para encarar un nuevo proyecto

james_allen_nota

La complejidad es el asesino silencioso del desarrollo sostenible

El socio de la consultora de estrategia Bain & Company y coautor  de La Mentalidad del Fundador propone, a través de su libro, una cultura de trabajo que puede ser la mejor arma para superar las crisis de crecimiento. Según su investigación, la clave para lograr un desarrollo perdurable en las empresas es no abandonar nunca el espíritu emprendedor.

james_allen_nota

James Allen | Coautor del libro La Mentalidad del Fundador

James Allen repite la ‘paradoja del crecimiento’ como un mantra, el coautor de La Mentalidad de Fundador se transformó en un gurú del desarrollo de estrategias de negocios con su último libro. Solo estuvo 24 horas en Buenos Aires, pero ese tiempo le alcanzó para compartir su visión de la cultura interna de las empresas. El asegura que aunque muchos emprendedores no se den cuenta, pueden tener un vampiro en la oficina. Pero estos seres no son como los que solemos ver en películas o leer en historias. Las ristras de ajo y las estacas no sirven: a los vampiros de la energía se los vence manteniendo las cosas simples.

Tres años de investigación -que incluyeron 170 entrevistas a líderes de negocios y 22 workshops con empresarios alrededor del mundo- derivaron en el libro que afirma que la clave para sobrellevar las crisis de crecimiento es mantener el espíritu emprendedor. “La paradoja del crecimiento es simple: el crecimiento crea complejidad y la complejidad es el asesino silencioso del crecimiento”, afirmó Allen durante su charla en el Palacio Duhau. La complejidad, dice, genera mayor cantidad de procesos en la toma de decisiones y aquellos mencionados vampiros de la energía son los que bloquean el accionar de la empresa y le succionan la sangre a los que quieren ejecutar las estrategias.

James Allen y Chris Zook (ambos socios de la consultora Bain & Company) descubrieron durante su investigación que el 90% de los ejecutivos le echaba la culpa de las crisis a factores internos de la compañía. A partir de esto, comenzaron a descifrar qué patrones de comportamiento unían a aquellas empresas que habían logrado crecer exitosamente, así fueron sentando las bases de la Mentalidad de Fundador.

James Alien sostiene que son prescindibles los debates sobre “cómo ser más amables y discutir menos” ya que para él, formar un equipo gerencial diverso y que genere conflicto logrará cosas buenas para los clientes. El mismo no teme confrontar a los que concurrieron a su workshop y se jacta de su franqueza a la hora de decirles a los empresarios en qué se están equivocando. Cuando terminó su charla lo primero que hizo fue abrazar a las personas con las que había confrontado. `Solo estaba generando conflicto`, comentó Alien entre risas. Al fin y al cabo, él también vive con mentalidad de fundador.

En su experiencia como consultor de empresas globales resalta que los trabajadores de primera línea tienen que ser la brújula para las estrategias de negocios. “Los reyes y reinas de la empresa tienen que ser los que ejecutan, no los que piensan”, asegura Allen que actualmente reside en Inglaterra donde es socio senior de Bain & Company Londres.

“El problema comienza cuando te expandís y contratás más gente, esto burocratiza las decisiones y erosiona la voz de la primera línea”, asevera el coautor del libro. Allen pondera a aquellos que ejecutan catalogándolos como “los jugadores franquicia” de toda empresa.

 

¿Por qué es tan importante mantener el espíritu emprendedor en una compañía?

-Por la paradoja de crecimiento hay que mantener la empresa simple. Es importante recordar cuál es la misión de tu compañía e identificar cuáles son los jugadores franquicia de tu empresa que contribuyen a cumplir esa misión. Para luchar contra la complejidad hay que recuperar la mentalidad de fundador.

 

¿Qué consejo le darías a un emprendedor?

-Si quieren prosperar como sociedad, los héroes tienen que ser los que generan empleo. Si fuera un emprendedor me preocuparía tanto por los puestos de trabajo que género como por el valor que realmente estoy creando.

 

¿Cuáles son los desafios para los emprendedores en 2017?

-Creo que la turbulencia llegó para quedarse. El mercado va a recompensar a los que sigan siendo insurgentes, tenés que hacer un seguimiento continuo de la misión de tu empresa y mantener a los jugadores franquicia en el centro del negocio. Todos tienen que dejar de culpar a los factores externos y empezar a reconocer que el futuro está en sus propias manos.

 

¿Habrá un próximo libro?

Estoy trabajando en La empresa del futuro porque todos reconocemos que estamos ante el fin de una era en los negocios. Es vergonzoso que muchos líderes culpen a la generación de millennials por no ser “leales” a sus compañías. Lo que hay que analizar es cómo la empresa del futuro se va a convertir en un gran lugar para trabajar, porque la gente es leal cuando las condiciones de empleo y el lugar son buenos.

 

RASGOS DISTINTIVOS DE LA MENTALIDAD DE FUNDADOR

El sentido de una misión insurgente: un horizonte a largo plazo, simple y fácil de recordar, que guíe el rumbo de la empresa (o las empresas) con mentalidad de fundador están en guerra contra la industria en nombre de clientes insatisfechos. Una obsesión por la fuerza de atención: implica cuidar cada detalle de la experiencia del cliente y empoderar a los trabajadores de la primera línea Tener actitud de dueño: generar un vínculo entre el trabajador y la empresa para que se sienta parte de ella, implica una personalización del riesgo.

 

JAMES ALLEN Comenzó a trabajar en Bain & Company en Boston en 1989. De 1991 a 1995 lideró la práctica rusa emergente de Bain en Moscú. Tiene un MBA en Harvard Business School. Es coautor junto a Chris Zook de cinco bestsellers sobre estrategia. Participa frecuentemente en el World Economic Forum de Davos hablando acerca de estrategias de crecimiento.