Entradas

Njambre_Programa_Insercion_Laboral_Endeavor_Argentina_02

Emprendedorismo, una puerta a la inserción laboral

A través de un programa de entrenamiento en IT desarrollado por Njambre, emprendedores Endeavor están creando oportunidades laborales para jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Njambre_Programa_Insercion_Laboral_Endeavor_Argentina

Njambre, gracias al apoyo de la fundación JP Morgan Chase & Co y en alianza con Endeavor, Accenture y Globant, desarrolló un programa de entrenamiento con salida laboral para jóvenes de entre 18 y 25 años, de la Ciudad de Buenos Aires, que no estudian ni trabajan.

Emprendedores Endeavor como Conexia, Invgate y Etermax ya incorporaron con éxito a algunos de los jóvenes capacitados. Actualmente se están desarrollando cinco entrenamientos, para 80 personas, en los barrios de Bajo Flores, Barracas, Retiro y Abasto.

Los entrenamientos abarcan tres módulos: Manual Testing (procesos que permiten verificar y relevar la calidad de un producto de software), Data Management (gestión de datos y contenidos), y Desarrollo Profesional (taller de CVs y entrevistas). Así, se busca generar una entrada a las empresas, aportando los conocimientos técnicos y las competencias necesarias a jóvenes motivados.

Njambre_Programa_Insercion_Laboral_Endeavor_Argentina_02

La calidad del contenido de los entrenamientos es certificada por Accenture y Globant,  que, además aportan herramientas tecnológicas y el expertise de sus equipos de Recursos Humanos a este programa.

Njambre crea y nutre modelos que habilitan el acceso a oportunidades de trabajo digital y salud a comunidades vulnerables (Arbusta y Umana), la tecnología a recuperadores (Teqxac), el conocimiento al ecosistema emprendedor (NjambreLabs) y bioproductos sirviendo al planeta (Mamagrande).

Martin_Migoya_CEO-Globant_Emprendedor_Endeavor_Argentina

Emprender con visión a largo plazo: El caso de Globant

Globant es hoy la empresa de software más importante del país y una de las más grandes a nivel global. Pero así como muchos otros emprendimiento exitosos, todo comenzó en un bar con amigos y un plan de negocios hecho en una servilleta. Conocé la historia de este gigante, de la mano de su co-fundadoy y CEO, Martín Migoya, durante su paso por la Experiencia Endeavor Rosario 2016.

Martin_Migoya_CEO-Globant_Emprendedor_Endeavor_Argentina

Entrevistado por Tato Rouillón, fundador de Congelados del Sur y Emprendedor Endeavor, Martín hizo un repaso de su trayectoria, desde el comienzo de un sueño que tomaría grandes dimensiones. Según relató, todo comenzó en un bar con amigos, preguntándose cómo podían generar valor desde su expertise: “La clave era poder aprovechar los talentos locales y crear una nueva industria. Crear software, crear tecnología y poder exportarla hacia los países desarrollados”.

“Nosotros pensamos Globant a 30 años”, dijo. La visión de largo plazo fue una de las claves para construir unos cimientos sólidos para su emprendimiento. “El business plan de Globant tenía sólo una línea, y decía: ‘vamos a hacer lo que nosotros sabemos, pero lo vamos a hacer vendiendo en Estados Unidos y en Inglaterra’”, cuenta Migoya. Con ese plan salieron a la caza de su primer cliente, que fue la empresa de turismo británica LastMinute.com.

La idea de Globant fue retener a los talentos argentinos en el país y lograr vender, desde Argentina, servicios profesionales a todo el mundo. Martín lo resumió en pocas palabras: “Empezamos a trabajar con un concepto distinto. En lugar de exportar talentos, importamos oportunidades; y en lugar de concentrarlas en Buenos Aires, las empezamos a distribuir por todos lados”.

Bajo ese concepto innovador y, hasta hace algunos años, poco explotado en la región, Globant comenzó una carrera de crecimiento imparable, que lo posicionó como uno de los gigantes del software a nivel mundial.

Además, Martín alentó a todos los presentes en la Experiencia Endeavor Rosario 2016 a emprender y los invitó a construir juntos lo que llamó como la nueva generación de empresarios argentinos y destacó: “Esta nueva generación empresaria tiene 3 valores centrales y no negociables: es ultra-competitiva, piensa en el largo plazo y mirar a la Argentina como una plataforma de despegue a nivel Global.”

Mirá el video completo de la charla de Martín Migoya acá:

 

Russell_Hall_Reflexiones_de_un_Taxista_Devenido_Emprendedor_Endeavor_Argentina

Russell Hall: Reflexiones de un taxista devenido emprendedor

Russell_Hall_Reflexiones_de_un_Taxista_Devenido_Emprendedor_Endeavor_Argentina

Este inglés de 55 años se pasó tres décadas arriba de un taxi, hasta que en 2011 decidió crear una aplicación para conectar a sus colegas con pasajeros: hoy, Hailo concreta un viaje cada tres segundos en ciudades como Londres, Madrid, Tokio y Singapur.

Las buenas ideas suelen comenzar en una mesa, con tragos de por medio. Hall confiesa que la chispa que inició Hailo nació básicamente porque se juntaba con sus colegas Gary Jackson y Terry Runham, todos los días en un bar de Trafalgar Square, a tomar (té, café, cerveza, dependiendo la ocasión) y a hablar de todo lo que a los taxistas los obsesiona: política, fútbol, ¡y lo mal que andan las cosas! “Nuestra inspiración nació del deseo de terminar con una contradicción muy común: los taxistas dicen que no tienen suficientes pasajeros, y los pasajeros aseguran que les cuesta muchísimo encontrar un taxi. Quisimos crear una forma más eficiente de ser taxista, y les aseguro que para eso hicieron falta muchos tragos y charlas”.

 

Considerá asociarte a gente diferente. Ellos pueden tener lo que te falta para triunfar. Los tres tenían una gran idea y toda la experiencia en la industria del taxi para dar vida a Hailo, pero les faltaban dos cosas fundamentales: la capacidad económica para invertir en el proyecto y el know-how tecnológico para desarrollar la aplicación. Cuando conocieron a los emprendedores techies Jay Bregman, Ron Zeghibe y Caspar Woolley, Hall asegura que fue “conexión a primera vista”. Y agrega: “Fue clave para el éxito dividir bien nuestros roles, saber en qué se enfocaría cada uno y respetar esa delineación según talentos y fortalezas”.

 

El nombre de tu emprendimiento dice mucho de lo que sos, pero sobre todo de lo que podés llegar a ser. “Fuimos muy cuidadosos a la hora de bautizar la app: no queríamos usar la palabra ‘taxi’, porque sabíamos que se trataba de un emprendimiento tecnológico por sobre todas las cosas y que, como tal, podía crecer hacia lugares impensados”, relata Hall. El tiempo les dio la razón: ya en 2013, la revista especializada en tecnología The Verge publicaba que las aplicaciones para taxis eran las nuevas “niñas mimadas” de Silicon Valley, y que en el futuro podrían liderar una revolución en la manera en que seguimos nuestras compras online en tiempo real.

 

Nunca está todo hecho: ¡animate a dudar de la tradición! Lo más difícil no fue desarrollar la app, sino transformar la forma de hacer las cosas en una industria con casi 350 años en Londres. “Además, los taxistas creemos que sabemos todo sobre ¡todo! Por eso, no fue fácil convencerlos de que les convenía comprar un smartphone porque esa sería su nueva y vital herramienta de trabajo. Pero hablamos con más de seis mil choferes, y confiaron en nosotros porque vieron que conocíamos a fondo su problemática y sus necesidades”, explica Hall. Actualmente, en un negocio que mueve 2.600 millones de libras por año, Hailo tiene más de 15 mil taxistas registrados en la capital inglesa, lo cual representa a dos de cada tres choferes de la ciudad.

 

Para emprender, hay que estar (muy) preparado. Pero no se trata de coleccionar posgrados ni MBA. En cambio, el cofundador de Hailo enumera varios desafíos que apuntan al espíritu de un verdadero emprendedor: “Estate preparado para trabajar extremadamente duro. Para alejarte un poco de tus amigos y familia porque, al principio, necesitás enfocarte y quizás muchos de ellos consideren qué estás ‘perdiendo tu tiempo’ en algo que no entienden. Estate preparado también para escuchar y compartir con aquellos en los que reconozcas tu misma pasión. Y para que te digan muchas veces que no… Pero que eso no arruine tu sueño: antes que nadie, sos vos el que tiene que creer en tu idea”.

La_humanizacion_de_los_robots_o_la_robotizacion_de_los_humanos_Aivo_Endeavor_Enero 2017.2

¿La humanización de los robots o la robotización de los humanos?

Por: Martín Frascaroli | Fundador y CEO de Aivo

No hay dudas sobre esto: los robots han llegado para quedarse y ser cada vez mejores.

La irrupción y disrupción tecnológica está transformando las tareas de los sectores administrativos, la atención al público, los servicios bancarios, el transporte y el turismo, los ecommerce, los gobiernos, entre otros. Por eso hoy se habla de una hibridación entre robots y humanos: ninguno subsiste sin el otro.

La_humanizacion_de_los_robots_o_la_robotizacion_de_los_humanos_Aivo_Endeavor_Enero 2017.2

Cuando llegaron los cajeros automáticos a los bancos, no significó que los humanos se queden sin actividades, sino que su función se redefinió para centrarse en tareas más complejas y personalizadas.

Cuando nacieron los e-commerce y los sistemas que permiten efectuar tareas administrativas y contables online, no significó el cierre de las tiendas. Lo vehículos autónomos no se hacen solos, la biomedicina no aplica la robótica por su cuenta, y así podemos seguir ejemplificando con todas las industrias.

Las bondades de las innovaciones tecnológicas aplicadas están en redescubrir el aporte humano.

Por un lado, el consumidor, cliente o ciudadano obtiene lo que desea en tiempo real y sin moverse de su casa, lo cual hace a la experiencia y la satisfacción que son la clave del éxito de cualquier empresa. Mientras más utilice sus dispositivos para efectuar acciones, más uso le dé a las soluciones disponibles y más transacciones realice, más avances en relación a usabilidad, sistemas y procesos resolutivos se irán aplicando para mejorar su calidad de vida y su experiencia. Esto se traduce en mayor satisfacción y optimización del tiempo para las personas y en ahorro de costos operativos, incremento en las ventas y fidelización para las Industrias.

Por otro lado, al automatizar tareas mecánicas, repetitivas, predecibles y hasta aburridas para más de un empleado, la empresa o entidad está apostando a redefinir el trabajo de las personas en conjunto con el uso de tecnologías inteligentes.

Así, el trabajo humano se enfoca a tareas más sofisticadas, significativas y personalizadas, que revalorizan el puesto laboral. La tecnología está evolucionando para realizar una gestión dinámica y menos jerárquica del trabajo.

La robotización del empleo se trata de optimizar la gestión humana y la productividad, todo lo contrario a los temores de ser reemplazados por los avances tecnológicos, el desafío es lograr la perfecta hibridación humano-robot. A esto se lo llama “Economía creativa”, los trabajos creativos demandan el uso de habilidades cognitivas, que sólo las posee el humano. En los estudios sobre Inteligencia Artificial se destaca que hay funciones cognitivas del propio ser humano que son imposibles de ser emuladas. Entonces la automatización, robotización y la inteligencia artificial aplicada a la vida cotidiana harán que nazcan y crezcan nuevas categorías del empleo.

La aplicación de las tecnologías inteligentes, los robots, sistemas que automatizan, programas informáticos y algoritmos matemáticos requieren de la intervención humana y viceversa.

La clave está en la creatividad: cómo generamos la tecnología, cómo la aplicamos a nuestras industrias y a nuestra vida cotidiana y cuál es nuestra habilidad humana para producir nuevas explicaciones y para evolucionar cada vez más.

el_gato_y_la_caja_suplemento_emprende_endeavor_argentina

Ciencia, la nueva Bestia Pop

Complejos procesos explicados en palabras, fotos y videos de lo más sencillos. La ciencia pop se instaló como tendencia para acercar los misterios de este y otros mundos a la mayor cantidad de curiosos posible. Los creadores de El Gato y la Caja nos cuentan por qué.

el_gato_y_la_caja_suplemento_emprende_endeavor_argentina

En la edición 2016 del prestigioso festival científico Starmus, Stephen Hawking premió por primera vez a profesionales que colaboran con la divulgación de la ciencia en otros ámbitos del conocimiento, especialmente en el arte. Así, se gritaba a los cuatro vientos una tendencia que crece con fuerza: la ciencia ya no es solo para los expertos y es fundamental que el espectro sea cada vez más amplio para lograr un efecto transformador.

No es la primera vez que la ciencia al alcance de la mano, en lenguaje simple y aplicado se mete en la experiencia cotidiana. Ya en 1991, Bruno Latour –filósofo y antropólogo francés– escribía sobre la ciencia y su relación indudable con la cultura. En Argentina, sin embargo, el recorrido empezó hace poco, cuando un grupo de nuevos científicos y emprendedores demostró la intención de salir del laboratorio y hacer ciencia accesible para la mayoría.

En el año 2002 Diego Golombek lanzó Ciencia que ladra en conjunto con Siglo XXI, una serie de libros escritos por científicos pensados no solo para colegas sino para toda la comunidad. Hoy, con alrededor de cien títulos, la serie se instaló en librerías y hasta en los puestos de diarios y ya superó ampliamente los dos millones de ejemplares vendidos. En 2006, mientras Mariano Sigman acababa de terminar el post-doctorado en Ciencias Cognitivas que sería el puntapié para crear un puente entre la neurociencia y la educación, se acercaba la llegada de TEDx  al país, de la mano de GerryGarbulsky, gracias a quien pudimos descubrir un mundo de ideas (y sí, entre ellas, científicas).

Pero sin lugar a dudas fueron las redes sociales las que lograron la vuelta que faltaba. En 2014, aparece online El Gato y La Caja, creación de los biólogos Facundo Álvarez y Pablo González, y el diseñador Juan Manuel Garrido: tres autodenominados “bichos de internet”. Siguiendo la agenda de eventos amplia, estos emprendedores usan todos sus recursos digitales para llegar a un público cada vez mayor, con curiosidades científicas, para dar explicaciones y descubrir vínculos complejos que ya existían pero pocos comprendían.

En un momento decían ser un proyecto multiplataforma de comunicación científica cultural, pero eso era solo para poder presentarse. “Lo que hacemos es incluir una visión científica en el medio de comunicación actual, ya sea desde una mirada más romántica que aprecia el universo, o desde una mirada más escéptica que pide evidencia para hacer afirmaciones que ayuden a tomar mejores decisiones personales y colectivas”, explican.

Más allá de la monetización clásica que permite el mundo digital, y las subvenciones y apoyos que han recibido (por ejemplo, de la Universidad de Córdoba), estos emprendedores ya tienen dos libros publicados y llevan más de 3000 ejemplares vendidos.

La comunidad ¿no? experta

Sus métricas lo confirman. La mayoría de la gente que entra, interactúa y participa en estas plataformas no son de la comunidad científica, por lo tanto, si bien un grupo de expertos tomó el mando de la iniciativa, también hubo, en un principio, una sociedad interesada. En ese sentido, los chicos del Gato explican que el vínculo es recíproco: “vos podes tener el mejor contenido científico, los mejores argumentos que expliquen por qué la ciencia tiene que estar en la cultura popular, pero si dentro de esta cultura no hay un interés previo, no importa lo que vos digas u ofrezcas. La gente no puede disfrutar algo de lo cual no tiene idea que existe”.

Una nueva camada

En este último tiempo, instituciones educativas más tradicionales también comenzaron a interesarse por una formación científica más participativa y horizontal. “Hay universidades, como las de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, que nos convocan en algunos proyectos buscando entender nuestra manera de comunicar ciencia –explica Facundo–. Cuando pablo y yo rompimos con la visión de la academia, tuvimos miedo pero, por suerte, muchos académicos se coparon más de lo que pensábamos”.

Nota_Emprende_Colaborar_Competencia_Endeavor_Argentina

Cambiar competencia por trabajo conjunto

Las empresas jóvenes tienen un rol fundamental en la economía actual, de eso no hay dudas. Muy lejos de disputar su lugar en un titánico mano a mano con las grandes marcas, hoy se plantean colaboraciones sinérgicas que permiten pensar en otro modelo. ¿Es posible que chicas y grandes trabajen en equipo?

Captura de pantalla 2016-07-07 a las 11.52.03

Los datos son contundentes: según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económica (OECD), las denominadas empresas jóvenes – con hasta cinco años de antigüedad – generaron cerca de la mitad de los nuevos empleos en la década pasada, y se estima que los emprendedores digitales ayudarán a crear cerca de 10.000.000 de empleos en el conjunto de los países del G20.

En este contexto, ¿cómo hacen los pequeños emprendedores para crecer en presencia de las grandes empresas y sirviéndose solo de las nuevas tecnologías e internet? Un breve análisis del mercado digital actual nos muestra dos vías fundamentales.

La primera es bien conocida, aunque no por eso obvia y sencilla de implementar. Se refiere a una completa transformación digital basada en la optimización del sitio web, la creación de contenidos propios y empleo de SEO (Search Engine Optimization), las herramientas de gestión en la nube y dispositivos móviles, y una orquestada estrategia en redes sociales. Parece simple, aunque todos sabemos que no lo es.

Frente a eso, la segunda alternativa – quizás menos transitada – se está revelando como un camino más seguro que el anterior. En este caso, consiste en la aplicación de los dominados procesos de “innovación abierta“. Estos son proyectos multilaterales fomentados por grandes empresas que colaboran con nuevos emprendedores, much más especializados en materia de innovación.

Con esta segunda vía todos ganan. Por una parte, los grandes reducen sus costos de inversión en investigación y desarrollo, ya que reciben ideas y proyectos ya hechos, ahorrándose el elevado costo de los procesos de ensayo-prueba-error. Y por otra parte, los emprendedores pueden alcanzar la formación y la tecnología necesaria para lanzar sus ideas. Sin embargo, lo que es aún más importante es que obtienen la financiación económica a través de un nuevo socio financiero y estratégico. Estas colaboraciones sinérgicas bien pueden llevarse a la práctica en forma de concursos o en los que se dominan proyectos incubadora.

Con este panorama actual de colaboraciones, las previsiones para el futuro son positivas y muestran un crecimiento. Además, y por sobre todas las cosas, invita a jóvenes a cambiar el enfoque frente a las grandes empresas: en vez de cómo competir con estas, pueden buscar qué se puede lograr en conjunto.

Los_secretos_que_todo_emprendedor_tech_debe_conocer

Los secretos que todo emprendedor tech debe conocer

Por: Diego Pando – fundador de Bumeran.com y co-fundador de Digital House 

Entre emprendedores es muy frecuente oír que las start-ups son creadas con un solo objetivo: venderlas cuando son valiosas. Si bien es cierto que con una operación de este tipo se puede ganar mucho dinero, en realidad no se trata de algo que forme parte de la esencia de un emprendedor.

Los_secretos_que_todo_emprendedor_tech_debe_conocer

Hablando estrictamente dentro del mundo tecnológico, para que un emprendimiento prospere hace falta mucho más que vocación por la rentabilidad. De hecho, se trata de trabajar apasionadamente durante largas horas para que una idea finalmente se vuelva realidad, atravesando momentos de tensión, presión e incluso desazón.

En este sentido, un ejemplo inspirador es Marcos Galeprín, creador del marketplace MercadoLibre. Durante todos estos años él podría haberse salido de su empresa vendiendo su participación. Sn embargo, está al pie del cañon, manteniendo su compromiso y generando cada día más valor. Lejos de aburguesarse, está constantemente innovando y haciendo que el negocio crezca y se consolide. Sin dudas, no hace todo esto por dinero, sino por pasión porque ama lo que hace.

Más que pasión

Más allá del entusiasmo que todo emprendedor tech pueda tener por su negocio, lo cierto es que hay algunos detalles que debe tener en cuenta para que su empresa florezca. Entre ellos, seguir sus sentimientos y dejarse guiar por sus intuiciones al momento de tomar decisiones importantes, ya que no todo es racional. De la misma manera, es imposible crecer sin cometer errores, y el secreto en este caso es aprender de los mismos para no volver a pisar la misma piedra.

Con frecuencia las personas criticarán al negocio o darán sus opiniones al respecto. Por eso es importante no sentirse presionado por lo que digan los demás y luchar por las ideas propias. También es crucial armar buenos grupos de trabajo, porque un emprendimiento no puede desarrollarse con el trabajo de una sola persona, por el contrario, cuanto más heterogéneo es el equipo laboral, mucho mejor, ya que se ponen bajo la lupa distintas maneras de ver la realidad.

Cuando todo lo soñado empieza a tomar forma, y comienzan a florecer los frutos de tanto esfuerzo, hay que mantener la calma y la humildad, puesto que la soberbia es mala consejera. El mercado es chico y dentro de los emprendedores siempre reina un clima de colaboración. Por eso, más allá de la instancia en la cual se encuentre nuestro negocio, es importante conversar con colegas, compartir experiencias, enseñar, transmitir y también aprender.

Para llevar adelante un emprendimiento hay que cumplir varios roles dentro. Por eso es buena idea abrir la mente para entender acerca de otras áreas, por ejemplo, administración, recursos humanos y negociación. Como siempre digo, los emprendedores “nos vamos haciendo sobre la marcha”. Así de simple, así de apasionante y desafiante.

SUDACAS_timessquare

Un emprendimiento para llevar la cultura sudamericana al mundo

Sudacas.com , una plataforma de venta online con la visión de crear un mapa global de talento sudamericano.

SUDACAS_timessquare

El proyecto nace con la unión de un grupo de emprendedores argentinos apasionados con el diseño y los procesos de creación.

Su fundadora, Mariquel Waingarten, cuenta como después de varios años de vivir en Nueva York, su esposo y ella empezaron a extrañar no sólo sus afectos sino también los objetos y muebles que tenían en su casa en Argentina. Es ahí y conversando con otros argentinos que viven en USA, donde decidió resolver esta situación.

El primer paso fue lanzar una campaña de crowdfunding, una metodología que permite darle vida a proyectos y starts ups con ideas valiosas. “Hoy en día hay miles de campañas de crowdfunding y es muy difícil destacarse. Nosotros necesitamos ese financiamiento  para poder arrancar con lo cual decidimos darle una vuelta mas, crear una campaña innovadora. La idea de incluir un LIVE STREAM fue algo mágico, no solo nos permite diferenciarnos del resto si no además compartir con el mundo nuestra manera de crear, que era nuestra intención inicial” se entusiasma Waingarten

En tiempos donde el origen de las cosas es tan valorado y en pocas ocasiones conocido, Alejandro Sticotti junto con Sudacas.com llevan la transparencia a su máximo exponente al transmitir en vivo el proceso de creación y producción de dos muebles fundamentales de cualquier casa: 1 perchero y una biblioteca que puede verse a través de una campaña de Kickstarter (http://kck.st/29WK5NM). Un hecho único en la historia de crowdfunding.

Los dos productos presentados por Sticotti son artesanales, modulares y producidos de manera sustentable, ya que el taller usa sólo maderas certificadas que provienen de bosques manejados responsablemente en el norte de Argentina.

Juntos, Sticotti y Sudacas.com mantienen un set de valores basados en la producción responsable, es por eso que las cantidades son limitadas y solo se produce a pedido.

Son objetos que desde su creación tienen un valor emotivo. Son objetos funcionales, sencillos y prácticos.

Ma Tan

Ma Tan Berkowitz – La música como inspiración para crear impacto social positivo

Viajaba por el mundo haciendo arte y cine, “era feliz realmente”, dice Ma tan Berkowitz, este artista interdisciplinario de origen israelí que con su historia inspiró a más de 2000 emprendedores en la última edición de Experiencia Endeavor Buenos Aires.

Ma Tan
En 2013 empezó a sentir que le faltaba algo, “necesitaba hacer algo para generar impacto en las personas”, es así como crea Shift, una compañía de innovación musical con un propósito de impacto positivo. Su obsesión era cómo crear música utilizando el cuerpo, a partir de diferentes hackatones desarrolló inventos que permiten traducir los movimientos, los latidos del corazón y las ondas cerebrales en música, todo esto a partir de sensores que se conectan al cuerpo y a una PC que los transforma en melodía.

Uno de sus primeros proyectos fue un dispositivo musical desarrollado a través de los estímulos cerebrales, tomados del electroencefalograma. La tecnología aplicada convierte estos estímulos en música, lo que permite que se puedan crear melodías a partir de nuestra actividad cerebral. A partir de estos desarrollos se dio cuenta de que podía generar inclusión en la comunidad de discapacitados que estuvieran interesados en la música. Así crea Discotech, un proyecto que reúne a músicos profesionales con personas que no pueden hacer música para juntos desarrollar diferentes elementos creados a medida. Gracias a estas iniciativas, personas con algún tipo de discapacidad pueden crear música más allá de su condición.
En este video mirá algunos de los desarrollos diseñados por Ma Tan y conocé más sobre el impacto de su trabajo.

Captura de pantalla 2016-07-07 a las 12.03.27

Un artista con impacto: Ping Pong con César Pelli

Captura de pantalla 2016-07-07 a las 12.03.27

En 1977 fundó el estudio que actualmente se denomina Pelli Clarke Pelli, responsable de obras como las Torres Patronas, el World Financial Center de New York y el de Hong Kong, entre otras. Hoy, con 89 años, el arquitecto tucumano inspira con su trabajo a las nuevas generaciones, animándolas a romper el molde.

¿Cómo explicarías el proceso de un proyecto arquitectónico?

Comenzamos somos exploradores, en esta primera instancia tratamos de descubrir de qué se trata y qué posibilidades tiene lo que pensamos. Luego, lo seguimos como colonos y agricultores, definiendo nuestros límites y echando nuestras semillas. Finalmente, lo terminamos como albañiles, dándole forma y sustancia a nuestras ideas.

¿Las nuevas generaciones de arquitectas buscan innovar?

Sí, es parte del ADN de los arquitectos. Todos estamos alerta a las posibilidades de hacer algo nuevo con la organización, las formas, los materiales o los colores de los edificios que diseñamos. Creo que, con los jóvenes de hoy en día, la arquitectura está en buenas manos. Los nuevos arquitectos comienzan bien preparados y muchos de ellos poseen talento y visión.

¿Qué relación tiene un arquitecto con sus obras? ¿Hay éxitos y fracasos?

El éxito es externo y depende de cuán bien se difunde nuestro diseño y cómo otros lo ven, mientras que el fracaso es personal y representa una inhabilidad de llevar a cabo lo que anhelábamos. Me atrae mucho el proceso de diseño o construcción porque allí todavía puedo influenciar. Cuando los edificios se terminan dejan de ser nuestros. Sin embargo, yo tengo una relación afectiva fuerte con todas mis obras, son mis hijos, no puedo tener favoritos.