Qué tener en cuenta si vas a expandir un negocio al exterior

¿Cuál es el beneficio impositivo que tiene una empresa al desembarcar en otro país? Antes de tomar la decisión es necesario garantizar que el plan estratégico esté alineado con los objetivos de la expansión y analizar las características del nuevo mercado. En esta nota, los desafíos contables e impositivos que tenés que conocer, por Barrero & Larroudé.

El desembarco en nuevos destinos permite ganar nuevos mercados y diversificar los riesgos. Argentina tiene infinidad de sectores con potencial exportador: según estimaciones de Argencon -sólo en el caso de las empresas dedicadas a actividades de la Economía del Conocimiento- la expansión internacional podría generar 615 mil puestos de trabajo registrados. En la actualidad, muchas empresas nacen globales, mientras que las que llevan varias décadas en el mercado están alertas para transformarse y generar nuevas oportunidades de negocios.

Ya sea que estemos hablando de una empresa de productos o de servicios, el primer paso  necesario es analizar la situación del negocio respondiendo a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el beneficio (cambiario, impositivo, normativo, etc.) que lleva a la empresa a querer desembarcar en otro país?, ¿está saturado el mercado doméstico?, ¿contás con una red de contactos que te ayudarán a afianzarte en el nuevo mercado?, ¿podés proveer tu producto o servicio de manera directa en el extranjero?

Si las respuestas son positivas entonces es momento de avanzar.

Desafíos de la contabilidad global

  • La necesidad de reconciliar diferentes normativas

Uno de los tantos desafíos de la internacionalización está relacionado con los aspectos contables e impositivos de aplicación internacional. La dinámica de la economía global ha llevado a que los organismos de control (IASB, FASB y/u Organismos Locales que adoptan esas normas) busquen la forma de que las operaciones comerciales internacionales sean medidas y evaluadas con un mismo estándar de calidad. Bajo esta perspectiva, las tendencias de estandarización normativa contable impactan en las operaciones de cada país haciendo que el proceso de consolidación de la información sea cada vez más complejo y, por ende, también lo es la toma de decisiones.

Por ejemplo, si no consideramos que los Ingresos por venta de servicios se rigen por normativas que varían de acuerdo a cada país, podemos estar cometiendo errores al comparar los resultados de diferentes filiales.

Considerar un negocio global exige tener claro que es necesario realizar un proceso de reconciliación con la información contable y financiera del negocio, es decir, unificar la información bajo criterios que tengan en cuenta la diversidad de parámetros normativos. La medición de los ratios (indicadores de negocios) en base a distintos estándares puede traer como consecuencia resultados heterogéneos que requieren unificarse para ser considerados y medidos sobre bases homogéneas y comparables. De lo contrario, la información que resulte de los informes financieros y contables puede tener errores como consecuencia de parámetros de medición diversos. ¿El problema? Tomar malas decisiones influenciadas por resultados imprecisos y disímiles.

 

  • Análisis de mercado y tax planning internacional

Un aspecto que no deben descuidar los founders y CFOs de las empresas es la carga impositiva de los países destino. En este sentido, el primer paso es realizar un análisis de viabilidad que permita conocer los costos impositivos y las cargas fiscales para tomar decisiones. Uno de los puntos a analizar es, por ejemplo, si existen convenios de doble imposición con el país de destino que limitan los tributos y permitan tener mayor disponibilidad financiera y, también, analizar si esos convenios son suficientes para obtener rentabilidad en el negocio. Por ejemplo: Tratados de Libre Comercio o uniones aduaneras. Una vez reunida la información es momento de definir la forma legal y comercial más adecuada para operar en ese país.

Generalmente, las empresas suelen iniciar sus operaciones en sucursales de una manera conservadora, es decir, sólo exportando. Este modelo de operatoria sirve como primera incursión comercial y para hacer un análisis de mercado. Pero suele suceder que cuando crecen y comienzan a operar con grandes clientes necesitan establecer una filial en cada país en el que se prestan servicios. Esta última opción implica armar estructuras más complejas que permitan que la facturación y la recaudación se realicen en ese mismo país.

Otra de las opciones disponible -en un punto intermedio a  las anteriores- es contar con un socio local que brinde servicio o venda los productos y que perciba por esta operación una comisión o regalía por licencias. Sí definen avanzar con esta opción, es recomendable dejar establecido, mediante contrato, los alcances del acuerdo.

 

  • Colaboradores de confianza

En el proceso de expansión, hacen falta recursos humanos que tengan capacidad de entender las distintas normativas contables, cómo se deben realizar el proceso y control de la reconciliación contable, además de establecer políticas internas y externas para que la información llegue en el momento oportuno y de la forma correcta. Por esta razón, contar con expertos de cada país que den soporte para sortear de manera exitosa cualquier inconveniente es indispensable. ¿Cómo? A través de dos formas: contratando recursos propios o recurriendo a terceros. En este sentido, la figura del country manager puede aportar una visión integral sobre el mercado que hace más sencillo el desembarco y crecimiento.

Además de estas consideraciones, planear la expansión internacional de un negocio exige otras variables como adaptar el producto o servicio a los hábitos de consumo local, revisar el formato de entrega, garantizar la logística o los canales de venta, entre otras. Son muchos los desafíos, pero también lo son las oportunidades que se generan si se logra incorporar la cultura exportadora como parte de la estrategia de negocio.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *