Qué miran los inversores hoy y valorarán mañana

¿Cuál es la clave para que un emprendedor sea atractivo para un inversor? Conocé la opinión de primera mano de estos 5 actores: Juan Giner de ARCAP, Luis Bermejo de Alaya Capital Partners, Cecilia Retegui de Zolvers, Mariano Focaraccio de Drixit y Agustín Rotondo de Wayra.

Según el último informe de Startup Genome y Global Entrepreneurship Network (GEN), el proceso de levantamiento de capital fue una de las instancias más críticas y fuertemente impactadas a causa de la pandemia. Incluso para los emprendimientos que ya tenían hojas de plazos de los inversores antes de la crisis, firmadas o no, 75% de las compañías han visto interrumpido el proceso de levantamiento de capital; el 18% han tenido una ronda cancelada por el inversor y el 54% han tenido su ronda de financiación retrasada o el inversor principal no ha respondido.

En este contexto, los emprendedores y las grandes empresas han tenido que ajustar sus recursos, repensar su estrategia de negocio y avanzar en un plan que se ajuste a un contexto con cartas inciertas. ¿Qué miran los inversores hoy y valorarán mañana? La respuesta favorita según los entrevistados: equipo, equipo y más equipo.

Esto dicen los inversores

Para Juan Giner, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (ARCAP), los dos pilares fundamentales que miran los inversores hoy en las empresas son un equipo diverso, con integrantes complementarios entre sí y con gran capacidad de adaptación a un entorno dinámico y, después, el cumplimiento de las métricas del negocio. Los argentinos, en eso, tenemos un largo recorrido. La capacidad de resiliencia del emprendedor argentino le agrega un diferencial en este contexto extraordinario. Parece obvio pero creo que la austeridad será un valor como nunca. Los planes de negocios ambiciosos pero ‘saludables’ y austeros serán los que recibirán mayor apoyo”, destaca Giner y suma: Creo que se están generando grandes oportunidades en sectores que antes no veíamos con tanto dinamismo como EdTech, HealthTech y BioTech. Inversores que no estaban enfocados en estos verticales, hoy los miran con atención, a la luz del momento particular que nos toca vivir”.

Por su parte, Luis Bermejo de Alaya Capital Partners, no hay duda que lo primero y más importante es la capacidad de ejecución de quienes lideran el emprendimiento. “Esta capacidad de ejecución es un conjunto y combinación de habilidades tanto duras como blandas entre las cuales se puede enumerar: la experiencia previa, la complementariedad entre los diferentes miembros del equipo, la visión y el propósito compartido por el liderazgo, la humildad y capacidad de escucha, la capacidad de adaptarse y al mismo tiempo, la resiliencia para persistir”. En segundo lugar, para el experto aparecen los elementos fundamentales de todo negocio: el producto, su grado de innovación, su modelo de negocio y su mercado objetivo que, a raíz de la pandemia, puedan dar respuesta a las necesidades del mundo que se viene, incluyendo su impacto en la comunidad. “Si bien cada vez más valoramos los proyectos que por su naturaleza tienen triple impacto (económico, social y ambiental), los consumidores valorarán aquellos emprendimientos que aunque buscando como principal objetivo el impacto económico, lo realicen de manera ética y responsable”, dice el inversor.

Para Agustín Rotondo de Wayra, el brazo de inversión, innovación abierta y apoyo a emprendimientos de Telefónica, comenta: “Este contexto nos da a las corporaciones una oportunidad única de poner en valor las iniciativas de innovación con startups o Corporate Venturing”. En el caso de los fondos corporativos (CVC) como Wayra, invertir en emprendedores complementa su oferta comercial y transforma los procesos de la empresa a través de los servicios de startups que les permiten trabajar de una forma más eficiente. “Es por eso que seguimos buscando e invirtiendo activamente en startups que tengan el potencial de generar negocios con nosotros en el mundo post Covid. Nuestro foco está puesto especialmente en los verticales que creemos resultan favorecidos en esta ‘nueva realidad’, como son IoT, Ciberseguridad, Fintech, Big Data e Inteligencia Artificial, eHealth, EdTech y Entretenimiento. Hacemos especial énfasis en la calidad de los equipos, la visión estratégica y la planificación financiera que asegure su sostenibilidad y potencial de crecimiento”, sostiene Rotondo.

 

Esto dicen los emprendedores

Para Cecilia Retegui, cofundadora y CEO de Zolvers, lo que los inversores miran, depende, en gran parte, del estado de la compañía, donde, una vez más, su talento no pasa desapercibido. Una parte muy importante siempre es el equipo: no sólo la experiencia de los fundadores, sino su visión y ambición. Los inversores quieren un equipo que piense en grande, que tenga como objetivo una empresa escalable y regional”, comenta la emprendedora y explica: luego ya empiezan a ver más en detalle la tracción de la empresa, el tamaño del mercado, la competencia y qué los ayudará a entender si ese ’sueño de empresa’ de los fundadores es alcanzable y en qué escala. Una vez avanzada la inversión, creo que la transparencia es un valor muy importante que da confianza y que genera una relación a largo plazo”.

En línea con lo anterior, Mariano Focaraccio es cofundador de Drixit Technologies, una empresa que levantó capital en abril de este año en una serie semilla de inversión por más de 500.000 dólares. En ella participó Globant a través de su fondo de inversión, Globant Ventures, la cual se suma a su cartera de inversores junto a Grupo Murchison. Mariano coincide en que el equipo de su empresa fue determinante a la hora de cerrar la inversión. Creo que vieron en Drixit un gran equipo, con una sólida base técnica y de negocios. Teníamos un objetivo claro hacia dónde queríamos ir, con un mercado potencial y con la posibilidad de crecimiento exponencial”, describe Focaraccio. 

Pero, ¿en qué momento un emprendedor sale a buscar inversión? Es cierto que muchas empresas han crecido con capital propio y lograron despegar, entonces, ¿qué es lo que les lleva a tomar esa decisión? Algunas de las razones más populares entre los emprendedores son: obtener validación de la empresa y acceder a un mayor conocimiento de la industria.

De todas maneras, para Focaraccio esa pregunta no tiene una única respuesta: “No sé si es posible generalizar cuando es un buen momento o no. Basado en mi experiencia, es necesario tener al menos un prototipo de que lo que decis que haces, es técnicamente viable y que haya algunos clientes que lo estén probando. El timing depende de cada negocio, pero en términos generales, la inversión te ayuda a crecer mucho más rápido que lo crecerías de manera orgánica. Además, en ciertas industrias, como la de IoT, donde hay una gran inversión inicial de I+D en el desarrollo de hardware, es fundamental”.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *