Negocios Rentables: lo que tenés que saber para estimar la viabilidad de tu comercio

¿Tenés una idea de negocio y querés llevarla a la acción? Antes de hacerlo, es necesario que aprendas a estimar su rentabilidad para definir si es viable o no. Aprendé cómo hacerlo, con esta guía de Tiendanube.

En este artículo vamos a repasar qué es un negocio rentable, cuáles son sus principales características y también vamos a compartirte algunas ideas de negocio que podés llevar adelante.

Si querés profundizar más sobre este tema, te recomendamos visitar la Guía sobre Negocios Rentables exclusiva de Tiendanube, donde vas a encontrar todo lo que necesitás saber sobre creación, mejora y consolidación de un emprendimiento rentable.

Ahora sí, empecemos.

¿Qué es un negocio rentable? 

Un negocio rentable es aquel que produce más ganancia que pérdida, más ingresos que egresos en el balance de la marca.

Tener una idea es el puntapié inicial para empezar a pensar en un posible negocio. Por lo general, esas ideas surgen a partir de una necesidad que, la persona que quiere arrancar un comercio propio, detecta que no está siendo cubierta hoy en el mercado. 

Ejemplo de esto pueden ser las marcas de productos orgánicos que surgieron en los últimos años a partir de la demanda de consumidores preocupados por una alimentación y cuidado de la salud más consciente y en armonía con el ambiente.


Principales características de un negocio rentable

Entonces, partiendo de una idea podés comenzar a imaginar un negocio. Pero para descubrir si ese negocio tiene chances de ser rentable (y, en consecuencia, exitoso) es necesario que:

  • Te asegures de que existe un grupo de personas dispuestas a comprar el producto que vas a ofrecer al precio en que lo vas a ofrecer. En este punto, la investigación previa es clave ya que te puede ayudar a definir quién es tu target y dónde encontrarlo. También te recomendamos hacer benchmarking, es decir, tomar como referencia el público objetivo y el precio que propone tu competencia para poder posicionarte mejor ante ella.
  • Aproveches ese benchmarking para idear cuál va a ser el diferencial de tu producto, cómo vas a lograr que se destaque entre la gran cantidad de opciones que tiene el consumidor a la hora de comprar.Esto es lo que puede hacer que tu potencial cliente se defina por vos (y no por otra marca) cuando decida su compra.
  • Estés seguro de que el mercado donde vas a entrar sea relativamente grande como para que soporte el negocio y produzca ganancias. O, si se trata de un mercado pequeño, examines cuáles son las posibilidades reales de competir con las empresas que ya se encuentran en él.
  • Sepas cuáles van a ser tus fuentes de financiamiento (vos mismo o terceros). Dependiendo de dónde te encuentres, podés participar de la entrega de subsidios públicos o privados que alientan la creación y/o consolidación de emprendimientos.

 

Estilos de negocios rentables

En esta sección te compartimos 3 estilos de negocios que pueden generar rentabilidad.


1- Compra y venta de productos

Si te interesa enfocarte solo en la comercialización de productos, y no en su proceso de fabricación, esta opción de negocio puede resultarte interesante.

Eso sí, tené en cuenta que probablemente necesites un espacio donde guardar el stock, y el tamaño del lugar va a depender de la cantidad de artículos que comercialices.

Además, la compra-venta te permite evaluar la posibilidad de importar productos que en el país sean difíciles de conseguir (o bien que sea más baratos traerlos desde otro país) como para intentar conseguir un mayor margen de ganancia.

 

2- Dropshipping

El dropshipping es un tipo de negocio que consiste en ser el intermediario entre el cliente y el proveedor del producto a través de una plataforma de ecommerce.

Esta alternativa es ideal para aquellas personas que, a diferencia de la opción anterior, no cuentan con un espacio físico para guardar la mercadería: solo se encargan de gestionar el envío del artículo a la dirección que el cliente dejó en su tienda online.

3- Consignación

Ya sea si fabricás tus propios productos o si los comprás hechos, otra opción de negocio es la entrega por consignación, que consiste en proporcionar tus artículos a otra persona o marca para que ella se encargue de venderlos.


Una vez concretada la transacción, vos recibís la porción de pago que hayan acordado y, la otra parte, su comisión.

Si querés descubrir más ideas de negocios que generan rentabilidad y aprender cómo planificar la estructura de costos de tu comercio, visitá la guía completa y gratuita sobre negocios rentables.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *