¿Tenés una idea de negocio? Estos son los primeros pasos para empezar a emprender - Endeavor
Contacto
Av. del Libertador 105, Docks Al Río, Vicente López, Buenos Aires, Argentina
info@endeavor.org.ar

¿Tenés una idea de negocio? Estos son los primeros pasos para empezar a emprender

En el contexto actual, muchas personas se vieron obligadas a emprender o tienen curiosidad por hacerlo, pero no saben por dónde empezar. Si tenés un proyecto en mente y buscas entender mejor su verdadero potencial, leé esta nota.

Según un estudio de CB Insights, 4 de cada 10 empresas mueren por no saber si tienen potencial. A pesar de lo que muchos creen, esta es la principal razón que impide que una compañía crezca y se desarrolle. No se trata ni del capital ni del equipo, sino del desconocimiento acerca de si un proyecto tendrá un mercado que lo compre y esté dispuesto a pagar por ello.

El primer paso para hacerlo es pensar en la propuesta de valor: un producto o un servicio que resuelva una necesidad de la vida cotidiana. Para ello, es necesario estar bien informado de lo que hay en el mercado, qué diferencial se puede agregar y entender cuál es el tipo de público al que uno se está dirigiendo. Esta segmentación se suele hacer en función de diferentes variables como su ubicación geográfica, su demografía, su nivel socioeconómico y su comportamiento o estilo de vida.

Una vez analizado el tipo de consumidor, hay que identificar quiénes son los competidores directos e indirectos de la industria. Hacer esta comparación implica estudiar qué es lo que está haciendo la competencia, cuál es su fuente de ingresos, cuánto tiempo lleva operando en el mercado, qué no está haciendo y puede ser un punto a favor. Por lo contrario, si en el país no hay ninguna empresa que haga lo que el emprendedor tiene en mente, pero sí existe en el exterior, puede ser señal de un gran descubrimiento o de un proyecto sin futuro: es conveniente preguntarse cuáles son las condiciones que hacen que esa empresa funcione en otro país y quizá no lo haría en el contexto local. Todas esas preguntas van a ayudar a determinar el potencial del proyecto, su alcance y su distintivo.

Seguido a esto, un ejercicio rápido y a bajo costo para medir con más precisión el mercado del emprendimiento es buscar más información en bases de datos públicas, como ministerios, fundaciones y organizaciones; publicar el proyecto en una plataforma de crowdfunding o financiamiento colectivo, la cual funciona como “preventa” y puede ser la primera validación del producto o servicio antes de ejecutarlo; ver las palabras clave y las tendencias de los buscadores de Internet, las cuales pueden funcionar como un termómetro de lo que busca la gente, entre otros.

Otra recomendación es incorporar metodologías ágiles para identificar el modelo de negocio. Una de las más utilizadas es el Business Model Canvas, creado por Alexander Ostenwalder, que permite identificar los componentes que integran un proyecto, cómo interactúan entre sí y qué funciones cumplen dentro de una compañía. Se trata de nueve módulos que analizan las áreas principales de cualquier negocio como la propuesta de valor, los recursos, los socios, los clientes, la estructura de costos y las fuentes de ingresos.

Luego de haber trabajado sobre los componentes anteriores, un aspecto importante es definir el equipo. Uno de los activos más valiosos y trabajar con perfiles complementarios es un factor clave para potenciar todas las habilidades de sus miembros. Más allá de tener una idea con potencial, es importante ejecutarla y elegir estratégicamente quiénes acompañarán ese proceso. Por último, una buena validación para saber si se va por buen camino es pedir feedback de otros emprendedores o referentes que puedan asesorar desde su experiencia. La opinión de un mentor no sólo ayudará a encontrar debilidades y compartir buenas prácticas de negocio para resolverlas sino que, también, es una oportunidad de conocer nuevos contactos y generar comunidad. A grandes rasgos, estos son los pasos fundamentales para que una idea se transforme en un proyecto y evolucione con el tiempo, más allá de las particularidades de cada caso.

Preguntas frecuentes

Todo lo que necesitas saber acerca de ScaleUp

No. Antes de la primera semana de julio recibirás un mail que te confirmará si quedaste seleccionado para avanzar en el proceso de selección.

De ser seleccionado serás entrevistado por el staff de Endeavor. Luego habrá un Selection Day realizado por un comité interno de Endeavor, donde aquellos pre-seleccionados tendrán la oportunidad de presentar su pitch deck. Luego del Selection Day se informará qué empresas serán participantes del programa.

Todas. No excluimos ninguna industria; miramos el grado de innovación del negocio, el timing en relación al mercado y el perfil del emprendedor.

Si, es necesario tener un emprendimiento que además facture por encima de los 500.000 USD anuales. No será tenido en cuenta el Gross Merchandise Volume sino la facturación

Si, siempre y cuando parte de tus operaciones y el negocio se encuentren en Argentina .

Si. Hay 2 ediciones por año. La primera se convoca en febrero y la segunda en julio.

Sí, claro. Deberás completar el formulario de la edición en la que quieras participar.

El programa tiene una duración de 5 meses: la primera edición de cada año se extiende de marzo a julio y la segunda , de agosto a diciembre.

Lo podés hacer enviando un mail a scaleup@endeavor.org.ar

Los emprendedores tendrán un Account Manager asignado de Endeavor con quien realizarán un Assesment para identificar desafíos. A partir del mismo, se asignará un mentor padrino para definir la estrategia de la compañía y con quien se reunirán cada mes y medio. También habrá 3 mentorías puntuales con mentores que tengan know how en los desafíos que atraviese al emprendedor. Por último, habrá eventos de networking y 4 RoundTables en donde, juntos a los demás seleccionados, escucharán a Expertos en temáticas de interés común.