Qué tener en cuenta antes de llevar una empresa al próximo nivel

A pesar de la opinión de los expertos y de participar de capacitaciones y programas, muchos emprendedores se siguen preguntando cómo llevar sus negocios al próximo nivel, aunque constantemente están ideando nuevas estrategias para hacerlo crecer. Qué tener en cuenta (y qué no) en esta nota.

Frente a la pregunta “¿Cómo hacer para llevar un negocio al próximo nivel?”, aparece otra que redobla la apuesta: “¿Qué significa para cada emprendedor o empresa avanzar al siguiente nivel?”. El primer paso es armar un plan de la compañía que deje en claro hacia dónde se quiere ir concretamente. Ese es uno de los grandes desafíos en los negocios. Hay un desconocimiento de cuánto falta, cuánto está hecho, qué se necesita y cómo llegar a ello, con la intención de “sólo avanzar”.

 


Lo importante: Saber cuáles son las metas y establecer los recursos y un tiempo determinado para alcanzarlas


 

Y entonces: ¿Cuál es tu siguiente nivel?

Tener metas definidas ayuda a tomar las acciones necesarias para alcanzar aquello que queremos. Sin importar cuánto tiempo se estuvo en el mercado, hay que fijar metas a corto, mediano y largo plazo, con el apoyo de mucha investigación y análisis.

Algunos consejos para hacerlo – y lograr grandes resultados – son:

ENTENDER EL NEGOCIO

Entender el negocio es el paso clave para poder establecer metas alcanzables para el negocio. De esta manera es mucho más fácil medir lo que está bien y lo que hay que mejorar después de haber empezado, con números para comparar. No se puede mejorar lo que no se puede medir, y eso da pie al consejo siguiente.

SER HONESTOS EN LO QUE SE PUEDE MEJORAR

Aunque tengas en cuenta cuáles son los aspectos que afectan al negocio, es importante tomar reuniones semanales y analizar el funcionamiento de todas las áreas de la compañía. Algunas herramientas que pueden ayudar a hacerlo son: un análisis FODA (Fortalezas, oportunidades, desafíos y amenazas), benchmarking (estudiar qué están haciendo otros competidores del mercado local e internacional), encuesta de mercado (útil para estar al tanto de las tendencias del mercado y saber cómo servir mejor los intereses del cliente).

NO PENSAR SÓLO EN LO FINANCIERO

Cuando se trata de metas, no todo es la renta financiera. Hay muchas variables que influyen en el éxito del negocio: equipo, comunicación, clientes…

ESTABLECER METAS REALES

Al establecer metas para el negocio, hay que tener en cuenta:

  • ¿Es posible crecer en el plazo estipulado?
  • ¿Hay un mercado receptor para lograrlo?
  • ¿Mi compañía tiene los recursos para hacerlo?

Si al menos 1 de estas preguntas tiene un “no” como respuesta, hay que revisar las metas para que respondan a la madurez del negocio. Aprender, adaptarse y seguir para adelante. Cambiar aquello que haga falta para prosperar.

Querer lograr metas inalcanzables sólo lleva a perder motivación cuando están muy lejanas mientras que las metas modestas pueden llevar al emprendedor a no salir de la zona de comodidad y desperdiciar potencial.

APRENDER DE LA EXPERIENCIA

Con establecer metas no alcanza, hay que supervisar el rendimiento de cada acción. Sólo de esa manera se sabrá con certeza si las medidas van por buen camino o, por lo contrario, están perjudicando al negocio. Todos los aprendizajes obtenidos servirán para ajustar el plan de negocios hasta alcanzar el que más se ajuste a la realidad del emprendimiento. Tener un plan sólido ayudará a presentar la compañía frente a inversores, detectar las oportunidades de mejora y contar con información relevante para la toma de decisiones.

Endeavor Argentina

Una respuesta en “Qué tener en cuenta antes de llevar una empresa al próximo nivel”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *