#MujeresEmprendedoras: oportunidades y desafíos para llevar adelante una compañía

En el marco de la Experiencia Endeavor Buenos Aires, ASEA y Endeavor capacitaron a más de 700 mujeres con ideas y proyectos en marcha. El encuentro fue dictado por Julia Bearzi y Belén Barragué, cofundadora de Sofía de Grecia, con el objetivo de potenciar el liderazgo y talento de las asistentes para que sigan su camino hacia el éxito.

El taller comenzó con un repaso histórico del rol de la mujer y la lucha por la igualdad de género en el entorno laboral. “Más allá de los riesgos que tomaban, las mujeres no eran consideradas emprendedoras. Las mujeres debían quedarse en el hogar para ocuparse de la familia y tareas domésticas. El término emprendedor estaba reservado para los hombres”, explicó Julia Bearzi. Sin embargo, esta tendencia terminó durante las grandes guerras, cuando la falta de mano de obre hizo que las mujeres tuvieran que ocupar más puestos de trabajo y emanciparse del seno doméstico. No fue hasta ese momento que, personalidades como Marie Curie, Martha Benz, Coco Chanel y Doña Petrona marcaron la diferencia, cada una desde distintas industrias.

Hoy en día, el panorama digital está creando redes efectivas para mujeres aspiracionales. Para la mayoría, la digitalización trae oportunidades de negocios y para otras, es una plataforma universal para exponer sus ideas y talentos”, continuó Bearzi. En este sentido, cada vez más las mujeres se animan a contar con plataformas propias para vender por Internet donde las redes sociales funcionan como sus vidrieras.

Sin embargo, ¿Cómo está la situación laboral de las mujeres en el mundo? De acuerdo al último estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la brecha salarial en Argentina entre hombres y mujeres oscila entre el 21% y el 24%.

“El objetivo de este espacio es entender cómo desde nuestro rol, podemos emprender como lo hicieron estas grandes mujeres. Es entender que más allá de las barreras existentes, una de las limitaciones más fuertes que impide el éxito somos nosotras mismas, y acá buscamos sembrarles esas ganas de seguir su camino de éxito y de potenciar su talento”, detalló Julia.

Luego de la introducción, Belén Barragué, co-fundadora y directora creativa de Sofía de Grecia, contó su historia como joven emprendedora, apasionada por el buen estilo y las últimas tendencias en moda. “Emprender para mí, se inició como una necesidad. La verdad es que nunca imaginé un futuro emprendedor en mi vida, siempre me proyecté trabajando en el área de marketing de una empresa en relación de dependencia”, contó Barragué.

A los 20 años, Belén estaba en tercer año de la facultad y moría por hacer el viaje de Work and Travel con sus compañeros hacia los Estados Unidos. Sus padres no estaban de acuerdo y ella no contaba con el dinero para financiarlo. Si bien contaba con la ayuda de “changas” -fue moza en eventos y trabajaba en el depósito de un local ordenando mercadería- sólo le permitía pagar los gastos diarios de la facultad.

“Tenía que empezar algo propio, tenía ganas de meterme en el camino de emprender algo. Y así comencé a cuestionarme en qué tenía talento y me fijé qué me decía mi corazón. Ahí estaba la palabra

Moda taladrándome la cabeza, desde chica amaba ese mundo”, explicó la emprendedora. Ese fue el punto de partida de su vocación. Todos los sábados, Belén armó ferias en su casa y vendió ropa en consignación de diseñadoras. Pero, quería algo más. Ella había aprendido que los negocios que tenían éxito eran aquellos que tenían un factor diferencial y también desde chiquita le gustaba lo digital. “Fue ahí cuando pensé que Facebook podía ser un excelente canal de promoción, en ese momento de mis amigas muy pocas utilizaban esta red social, y tampoco existía la posibilidad de tener un perfil empresa, era solo para personas”, contó Belén.

Ya estaba la idea, pero todavía faltaban los productos. La emprendedora empezó a llamar a diseñadoras para pedirles sus prendas en consignación y así como las llamaba, también recibía consultas de otras mujeres y la respuesta era negativa. Entonces decidió arriesgar un poco más y hacer una compra por mayor a los diseñadores independientes de Plaza Serrano. “Siempre iba a comprar ahí y sabía que las cantidades mínimas eran accesibles, ya que con 6 unidades tenías precio por mayor”, detalló Belén.

“Cuando pensé con quién asociarme, lo primero que busqué fueron personas de extrema confianza, con las cuales sabía que podíamos llegar a hacer una buena dupla. Inmediatamente llame a una de mis mejores amigas, le entusiasmó el plan y fuimos juntas a buscar nuestra primera mercadería que formaría nuestro mix de productos”, relató.

Las socias no tenían mucho dinero, contaban exactamente con $150 cada una. Ellas empezaron a ver los productos que se ofrecían por mayor y les gustaban todos, pero claramente no podían comprarlos. Belén agarró todas las prendas, fue al probador y se sacó una “autofoto” (el término selfie en ese momento no existía). Con imágenes y $300 todavía en mano, volvieron a su casa sin ningún producto. “Creamos nuestro perfil de Facebook, hicimos un logo en paint y subimos las fotos. Empezamos a agregar a nuestros potenciales clientes, buscándolos en los grupos de colegios y esperamos unos días para ver qué productos eran los que tenían más consultas”, dijo Belén. Luego de evaluar el rendimiento de su página, Belén hizo más ferias en donde acudieron cada vez más y más personas. Poco a poco, ella empezaba a dar los primeros pasos de su negocio y se convertiría en referente para muchas jóvenes a la moda.

El 16 de mayo del 2009, Belén abrió su primer local de 15 metros cuadrados. “Gastamos entre materiales, mano de obra y mercadería alrededor de $7000. Empezamos desde pequeño, compramos el piso flotante más barato que encontramos, puse en YouTube “Como poner piso flotante” y lo colocamos con mi papa y nos arreglamos con materiales económicos y usados que encontramos en Mercado Libre”, confesó.  A los 6 meses, las socias expandieron la tienda a 60 metros, al año abrieron otra y así fueron creciendo hasta formar su propia tienda online.

Después de una entrevista a Belén Barragué, Julia Bearzi continuó el taller con una explicación de las formas de emprender, categorías de ideas y cómo abordarlas, análisis del mercado y del cliente, modelo de negocio, diferenciales a la hora de empezar y cómo aprovechar las oportunidades.

Reviví el taller completo acá

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *