El impacto de Endeavor en primera persona

En su edición 2018, la Gala Endeavor reconoció a todos los emprendedores que formaron parte de la organización durante sus primeras dos décadas. María Eugenia Estenssoro, una de las fundadoras en Argentina, entrevistó a los protagonistas de nuestra historia. Desde los primeros hasta los más recientemente seleccionados, el escenario principal lució a los emprendedores de la red.

600 personas. Emprendedores, empresarios, líderes académicos y los principales actores del ecosistema emprendedor, no faltó nadie en la celebración de los 20 años de Endeavor en Argentina.  

Valores fue la palabra que predominó en una noche dedicada a reconocer a los emprendedores que la red potenció en estas dos décadas.   “La mayor innovación de Endeavor son los valores que comparten los emprendedores: dar es recibir. A mí lo que me maravilla es que, veinte años después, estos valores se siguen manteniendo”, así comenzó el panel María Eugenia Estenssoro, cofundadora de Endeavor en Argentina e invitó a los emprendedores a subir al escenario. Conocé acá lo que dijeron:

María Eugenia Estenssoro: Al primero que voy a llamar es a Luciano Nícora. Luciano es uno de los emprendedores de las primeras camadas y tiene varias virtudes, además de ser un emprendedor muy exitoso. Desde que lo eligieron, lo primero que pensó es en llevar a Endeavor a Córdoba, el primer nodo federal. Vos le dedicás muchísimas horas a mentorear a los emprendedores más jóvenes. ¿Por qué le dedicás tanto tiempo a Endeavor?

Luciano Nícora: Cuando yo nací en Río Cuarto, no tuve muchas posibilidades de que hayan otras empresas y profesionales. Mi abuelo, inmigrante del campo y mi mamá médica, entonces yo tenía el sueño de ser emprendedor. Andaba por la vida desanimado, no me gustaba lo que hacía y entonces empecé una empresa en Córdoba. Y un día me encuentro con una persona que me dice: “vos deberías aplicar a Endeavor”. Endeavor es una fundación que apoya emprendedores y a mí, especialmente, me dio identidad. A mi me dio un nombre que me enamoró. Por eso trabajo para los emprendedores de la argentina para que puedan tener la oportunidad que yo tuve.

María Eugenia Estenssoro: Andrés Bernasconi es uno de los fundadores de Iguanafix. Ustedes decidieron usar la tecnología para darles oportunidades a trabajadores de la base de la pirámide social: plomeros, obreros, electricistas y técnicos a través de su plataforma digital. Son una empresa de doble impacto: económico y social y multilatina, en varios países de la región.

Andrés Bernasconi: Sí, así es. Junto a Matías nos propusimos trabajar en la legalidad. Nuestro requisito, entonces, fue trabajar con nuestros proveedores de forma responsable, donde cada uno de ellos tenga un seguro, estén en blanco y los ayudamos. También, contamos con la ayuda de la Fundación Formar y de La Juanita para darles una oportunidad a personas que trabajan de manera informal, tanto para ellos como para su familia.

María Eugenia Estenssoro: Max es un personaje que tuvo una idea bastante osada que es desarrollar juegos para Apps móviles y pensar que podían tener éxito en muchísimos países y llegar a millones de personas desde la Argentina. ¿Cómo fue eso?

Máx Cavazzani: Exactamente. Me dijeron que nunca se podía hacer desde la Argentina y Preguntados fue el juego mobile número 1 más que cualquier otra aplicación en la historia. Hoy somos unas de las tres empresas especializadas en gaming más grandes de la Argentina e invertimos en empresas que están empezando en este campo. Porque creemos en el desarrollo humano, que es lo que hace Endeavor, fomentar de la economía. Estamos alineados 100% con eso, junto con la educación. Nosotros consideramos que la educación es un medio y no un fin, y que tiene que ser constante porque el mundo cambia cada vez más rápido. Hay que animarnos a hacer economías, hay que dejar de pensar en la economía del Siglo XX y pensar que tenemos el desfío de integrarnos en la economía digital.

María Eugenia Estenssoro: Inés ya era famosa cuando Endeavor la eligió. Ya era una de las blenders y narices más prestigiosas del mundo. Me gustaría saber que es lo que te aportó ser miembro de Endeavor.

Inés Berton: Yo siempre me acuerdo que trabajé afuera muchos años y cuando llego a la Argentina empiezo Tealosophy y empiezan a hablar a Endeavor y voy al panel internacional y cuando llego y veo una banda de entusiasmados como nunca, me di cuenta que quería formar parte. Son un grupo de dreamers and doers. Primero me enseñó a dar que es algo vital. Porque cuando uno brinda un servicio, comparte desde el corazón y cuenta sus experiencias, Endeavor me inseñó a inspirarme y a enseñar a otros. Durante muchos años fui a las provincias y otros lugares acompañada por emprendedores, pero nunca entendía cómo devolverlo.

María Eugenia Estenssoro: Mauro Bono es fundador y presidente de un laboratorio llamado SAVANT, que es un laboratorio de rápido crecimeinto pero a mi lo que mpas me maravilla es que tengas ese laboratorio en un pueblito chiquito de El Tío, Córdoba, que tiene tan sólo 1500 habitantes.

Mauro Bono: Lo llamativo de lo nuestro no es el tamaño de la localidad, sino mostrar que independientemente del lugar todo se puede lograr. Cuando nosotros comenzamos, la última industria que hubo en ese pueblo fue hace 120 años atrás, una compañía del quebracho. Al desaparecer la industria y la economía, desapareció el crecimeinto y la educación. Desde que está SAVANT, empezó a haber 0 desempleo, programas para colegios secundarios para enseñarles los chicos a emprender.

María Eugenia Estenssoro: Nelson Duboscq es uno de los primeros emprendedores Endeavor y ya eran exitosos con la empresa HSM Group, una compañía de capacitación para ejecutivos, pero hoy han vuelto a emprender con Digital House junto a Eduardo y han recibido inversiones. ¿Qué es lo tan exitoso del modelo que proponen?

Nelson Duboscq: Creo que más que exitosos, somos trabajadores. A veces nos va mejor y otras nos va peor. Apostamos siempre a la educación y creemos que Argentina y Latinoamérica es un continente exporta commodities y nosotros dijimos: si queremos ser un continente sustentable, crear un PBI alto, no sólo hay que educarse sino exportar tecnología, exportar talento y esa es nuestra misión con Digital House.

María Eugenia Estenssoro: Cecilia Retegui es una de las fundadoras de Zolvers, y hay un prejuicio que dice que las mujeres no somos amigas de la tecnología. Ustedes decidieron desafiar ese prejuicio para darle trabajo a mujeres de la base de la pirámide como empleadas domésticas a través de una plataforma digital. ¿Cómo fue convencerlas para que usen Zolvers y, por otro lado, qué cambios han visto en ellas?

Cecilia Retegui: Para nosotros, la tecnología es clave, es lo que nos permite escalar y desde ahí siempre lo apuntamos. La comunidad de empleadas domésticas no es ni la más duchas o early adapters de tecnología, pero, estan acostumbradas a que nunca nadie haga nada por ellas. Entonces, de repente, ver gente que está trabajando para mejorar sus condiciones laborales y darles servicios financieros, le ponen muchísimo esfuerzo y dedicación y pueden manejar la app como cualquier otra persona. Ellas representan el 27% del salario de mujeres en Latinomérica y nos dimos cuenta que podíamos hacer mucho por ellas.

María Eugenia Estenssoro: Mike Santos es otro pionero. Mike creó uno de los primeros sistemas de online banking en los años 90, cuando casi no existía. ¿Cómo pudieron, cuando era muy competitivo ese sector, convertirse en una empresa líder en Latinoamérica y Estados Unidos?

Mike Santos: Antes, no se si se lo acuerdan, pero no existía Internet Explorer. Nosotros estábamos creando un producto para la banca digital y yo iba por los congresos diciendo que, en 5 años, iban a desaparecer las sucursales bancarias. Esto no pasó, pero 20 años después, la banca digital y el fintech está en las tapas de los diarios y es probablemente la vertical de tecnología más fiuerte que hay. Nosotros logramos implementar Technisys en más de 40 bancos desde Canadá hasta la Argentina y hoy, la compañía es reconocida a nivel global. Las tres cosas que fueron clave en esto fue un gran equipo, un esfuerzo descomunal y la red Endeavor. Ellos nos ayudaron muchísimo desde el día uno. Nos enseñaron a pensar en grande. Nosostros fuimos elegidos en 2001 y en 2001 noviembre arrancó la internacionalización.

María Eugenia Estenssoro: Me gustaría hablar con una de las compañias más recientemente seleccionadas: Tecnovax.

Nicolás Grosman: Nosotros evidenciamos que la problemática de enfermedades infecciosas de nuestra región y de nuestro país no estaba siendo atacada al 100% con la problemática interna. Hicimos más de 30 formulaciones enfocándonos en Latinoamérica y logrando contener la misma calidad y procesos pero con productos centrados en nuestra región que las multinacionales pocas veces podían atender.

María Eugenia Estenssoro: Martín Castelli es de los emprendedores más nuevos, quien fue seleccionado hace apenas unos meses, y es Presidente de Blue Star Group dueña de las marcas Todomoda e Isadora. Hoy cuenta con 800 tiendas propias, quieren llegar a 2000 en el 2026, realizan 80000 ventas por día y emplean a 4500 colaboradores.

Martín Castelli: La empresa está en basada en diseño y en sistemas, son nuestros dos core business. Somos la tercera empresa más grande del mundo en venta de accesorios de moda y apostamos a ser la primera. Esta noche están presentes mis dos hermanas, Mariana y Cecilia, quienes son las responsables de los diseños que ustedes ven en las mujeres, en Todomoda e Isadora. Quiero decirles que estoy sumamente orgulloso de ellas y, con respecto a Endeavor, la palabra que me viene a la cabeza cuando empiezo es: calidad. Calidad de los equipos, calidad de los mentores, calidad de institución. Y para resumirlo en una frase: siento que todo lo que Endeavor toca, lo mejora.

María Eugenia Estenssoro: Por último, le vamos a pedir a Martín Migoya que pase adelante. Martín, hoy estamos en un momento complicado en la Argentina, en un momento de recesión. Ustedes decidieron crear Globant después de la crisis del 2001 y dijeron: “nosotros queremos crear una de las empresas de software más grande del mundo”. ¿Cómo se hace para crear una oficina que cotiza en Wall Street desde un país que tiene crisis cada 4 años?

Martín Migoya: Yo creo María Eugenia que la principal característica que tiene que tener un emprendedor es poder armar equpos. Y creo que nosotros tuvimos la suerte desde el día uno de haber creado un equipo espectacular dentro de nuestro propio ADN. Eso coincidió con una oportunidad y la verdad que nos pusimos a trabajar muy duro y siempre con la idea de decir “vamos a hacerlo en todo el mundo”. Creo en la consistencia, el foco, la pasión, la innovación, todos los valores que Endeavor predica todos los días. No somos los más grandes del mundo, somos los mejores del mundo. Pero, creo que el empuje de los cuatro y de los Globers que nos acompañan día a día y que se matan por nuestros clientes es todo. Nosotros queremos transformar el mundo con lo que hacemos y por eso le dedicamos nuestra energía todos los días.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *