Home Office saludable: El desafío de mantener la salud mental al trabajar desde casa durante el distanciamiento social

De repente toda nuestra vida gira en torno a pantallas, los límites de lo laboral y personal han desaparecido, ¿Cómo transitamos la experiencia de volvernos remotos? ¿Cómo estamos acompañando los líderes? ¿Cómo se sienten los equipos? Especialistas nos ayudan a profundizar los aspectos invisibles del trabajo remoto en épocas de cuarentena

Redactado para el blog de Workana

Quizás tus equipos se encuentran por primera vez trabajando de manera remota. Primero, debes ser consciente que ésta no es la circunstancia óptima, que el contexto es mucho más complejo que el simple hecho de haber decidido trabajar remotamente. En este momento, son muchas más las variables que tenemos que tener en cuenta para que trabajar desde casa no solo sea posible, sino también resulte una experiencia positiva. Por eso, decidimos centrarnos en los efectos potencialmente adversos del distanciamiento social y el home office en los equipos, y qué  pueden hacer los líderes  para colaborar a la construcción de un ambiente donde se pueda seguir trabajando de la mejor manera.

El contexto: el desafío de trabajar  de manera remota durante una pandemia

Un tercio de la población mundial está viviendo algún tipo de confinamiento o cuarentena.  Se trata de una escena nunca antes vista que involucra directamente a 2.6 billones de personas, en su vida diaria, su rutina, su organización familiar y su trabajo.

Según el World Economic Forum, esto podría resultar en una epidemia secundaria de “burnouts” y enfermedades relacionadas al estrés para los meses que vienen. Se trata de un trauma invisible que genera heridas psicológicas. En los casos donde las personas fueron confinadas con sus hijos, el impacto en la salud mental se percibe aún mayor. Estudios hablan de un 28% de padres/madres en cuarentena que demostraron “desórdenes traumáticos relacionados con la salud mental”. 

Por esta razón, se destaca la importancia de tomar acción ahora para trabajar sobre los efectos nocivos del confinamiento. 

Es un contexto desafiante para todas las personas, incluso las que tenían experiencia trabajando desde sus casas. El contexto de aislamiento sumado a la amenaza global que implica la pandemia hace que nos sintamos de una manera diferente a la que estamos acostumbrados a funcionar. 

Gestión del tiempo y de la productividad en un entorno inusual

Entender que el contexto afectará la productividad es el primer paso. Un paso hacia sincerarnos con lo que sucede en nuestro entorno y muy profundamente y personalmente. La incertidumbre, el estrés, las nuevas tareas, hace que nuestro cerebro funcione de forma inusual y cómo canalizamos la energía será diferente de lo habitual. Será un volver a reconocernos. Y por esta razón, no podemos esperar tener el mismo rendimiento, por más que estemos en casa en un aparente lugar conocido y con más tiempo disponible ficticio. 

En este contexto, hablar de la gestión del tiempo se vuelve fundamental. Tenemos que hacer un ejercicio constante de empatía y ponernos en el lugar del otro. Reconocer nuestra propia realidad, aceptarlo y transmitirlo a los demás. El tablero se movió ¿cómo ajustamos la productividad a este nuevo escenario? Será  nuestro desafío personal buscar el equilibrio entre el trabajo, los aspectos recreativos, el acompañamiento a los hijos, los quehaceres familiares; un desafío organizacional comprender las diferentes realidad y crear procesos flexibles que los contemplen.

¿Por qué hablar de Home Office saludable ? 

En entrevista con  Marlene Pruvost, Lic. en Psicología, Responsable de  Operaciones de la Consultora Gestal y esta fue su visión. “El trabajo remoto requiere de la adopción de ciertos hábitos para disminuir la sensación de que el límite entre la vida personal y laboral está desdibujada. Por lo tanto, es importante que las personas y organizaciones tomen conciencia de las principales buenas prácticas que deben incorporar para mantener un ritmo de trabajo más estable, productivo y que contemple el bienestar de los colaboradores. Más aún es importante hablar al respecto en un momento como este, donde un gran porcentaje de la población se ve forzada a trabajar desde su casa por primera vez y cambiar sus hábitos debido a la situación de pandemia”.

¿Cuáles son los factores que más afectan el bienestar?

“Lo que la mayoría experimenta es un aumento generalizado de los niveles de ansiedad y estrés. Esto se debe al alto grado de incertidumbre que genera la pandemia y el potencial impacto o amenaza que implica para aspectos que son primordiales para las personas (salud y sustento económico). Esto puede desencadenar en mayor irritabilidad, altibajos emocionales, aumento de conductas como la ingesta de comida, alcohol o cigarrillos, problemas de insomnio, tensiones musculares, dolores de cabeza, sentimiento de soledad, entre otros”, agrega la especialista.

¿Qué pueden hacer las empresas o líderes para promover el bienestar de sus equipos?

De por sí, el trabajo remoto puede aumentar la sensación de aislamiento en las personas.,Por eso, es muy importante  reemplazar la falta de contacto social en el trabajo realizando otro tipo de actividades sociales fuera de casa. Para disminuir el sentimiento de soledad laboral los líderes pueden:

  • En la medida de lo posible, fomentar la comunicación verbal (por llamada telefónica o videollamadas). Usar los mensajes y mails como complemento o para los casos en que sea lo más conveniente.
  • Asegurarse de escuchar el aporte de todos los integrantes del equipo e invitarlos a participar activamente en las reuniones.
  • Promover hábitos saludables en cuanto a alimentación, horas de sueño, descansos durante la jornada laboral y ejercicio físico, entre otros.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *