Crowdfunding: un asunto público y privado

A través de su plataforma de financiamiento colectivo, Nobleza Obliga propone una interesante forma de conexión (menos transacciones) entre emprendedores, Estado y empresas. Liliana Larrarte, directora de RSE de la organización, cuenta la importancia de capacitar a los creadores y conocer el contexto en el que se desarrollan sus proyectos.

La organización sin fines de lucro Nobleza Obliga trabaja y apoya, hace cuatro años, tanto el financiamiento de emprendimientos como la capacitación de sus creadores que busquen crecer sustentablemente.

Liliana Larrarte, cofundadora y directora de RSE de la organización, asegura que ser un emprendedor sustentable es condición necesaria para ser parte de su plataforma crowdfunding. “Somos una entidad netamente solidaria, por eso buscamos fomentar proyectos que además de ser productivos tengan un impacto social. Estamos convencidos de que la economía de un país se motoriza a través de la cooperación”, afirma. Y agrega que para emprender un proyecto “los límites son muy pocos, y te das cuenta una vez que te los impones”.

Captura de pantalla 2016-07-07 a las 15.14.57A partir de mayo, Nobleza Obliga comenzó a trabajar en un proyecto de capacitación de emprendedores de Río Negro junto a Banco Patagonia, con el apoyo de municipios locales y la Agencia Provincial para el Desarrollo Económico (CREAR). Más de 65 participantes ya ampliaron sus conocimientos, desarrollando ideas propias para impactar en el lugar donde viven. Aún quedan cuatro localidades por participar.

¿Qué tipo de proyectos localizaron en Río Negro?

Vimos una impronta muy versátil: están los que quieren llegar a ser una empresa grande, algunos más tecnológicos y otros que quieren mantenerse como una estructura pequeña. Las industrias predominantes fueron la dedicadas a la agronomía, la artesanía, los alimentos y el ecoturismo. Nos sorprendió ver el alto nivel de empuje, el ecosistema emprendedor, pero sobre todo que ya muchos tienen incorporada la sustentabilidad como tema importante.

Una vez capacitados los emprendedores, ¿cuál es el siguiente paso?

Los emprendedores deberán mandarnos sus proyectos y nosotros debemos buscar la manera de que puedan ser subidos a nuestra plataforma de crowdfunding y comenzar así la recaudación de capital. Para que el proyecto salga realmente bien, nos pareció fundamental tener una presencia en las localidades que impulse a los emprendedores, junto con el apoyo de CREAR, del municipio y del Banco Patagonia, que están más que predispuestos. A su vez, desde Nobleza Obliga generamos un informe que presenta la medición del impacto de este programa. Creo que en Latinoamérica tenemos una falta de esta medición muy grande, y esto es un falencia terrible porque no podemos mejorar si no sabemos qué cambiar.

Santiago Martina

Profesional de comunicación especializado en imagen institucional en medios digitales. Comenzó su carrera en marketing y hoy se desempeña manejando proyectos digitales en Endeavor.