Crecer con capital propio o levantar inversión: ¿cuál me conviene?

Para escalar una compañía, los emprendedores siempre se encuentran frente a esta disyuntiva. Dos fundadores de empresas en crecimiento, Lorena Comino de Facturante y Tony Migliore de Moova, compartieron su experiencia y cuál fue el camino que eligieron.

La pregunta que se hacen la mayoría de los fundadores cuando se trata de financiar una startup es crecer con capital propio o salir a buscar inversores. Algunos fundadores creen que la primera opción implica un crecimiento más lento pero constante y sin las presiones de los inversores, con mayor libertad para desarrollar un producto bajo una única visión y tiempos propios. Para otros, levantar capital es una forma de acelerar el crecimiento de la empresa, responder con mayor rapidez y contar con un “colchón” extra de fondos que le dará tranquilidad y le permitirá asumir algunos riesgos.

La realidad demuestra que la pregunta es bastante compleja y las respuestas son tan individuales como las propias empresas. Sea cual sea el camino que un emprendedor tome, lo más importante es conocer sus opciones. Así fue como le hicimos esta pregunta a dos emprendedores que están en pleno proceso de escalar sus compañías y pertenecen a dos industrias diferentes. 

Moova

Moova es el “airbnb” de la logística que resuelve entregas de última milla y permite contactar usuarios que requieren un servicio de mensajería con mensajeros de bicis, motos y camionetas. En febrero de este año, la empresa levantó su primera ronda de inversión liderada por Movile, uno de los principales inversores y aceleradoras de crecimiento de América Latina para empresas de tecnología.

Tony Migliore, fundador y CEO de la empresa, comenta: Tengo bastante experiencia en ambos casos. Con capital propio tenés una capacidad de decisión y movimiento mucho más amplia y no existe necesidad de reportar resultados ni dar explicaciones. Pero, operar con capital externo requiere mucho más”.

Según el emprendedor, la gran diferencia entre una y otra opción es la responsabilidad que tiene el fundador de la empresa para manejar el dinero que le confiaron. También implica mucho esfuerzo trabajar en generar la confianza para que confíen primero, y luego inviertan en uno. “No sólo es proponer una buena idea, sino mostrar una capacidad de ejecución que permita a los inversores avizorar una proyección futura atractiva. Eso ya hace la primera diferencia entre los que reciben capital y los que no”, explica Migliore.

Otra gran diferencia es la capacidad de profesionalización que permite levantar capital. “No hay forma de mantener cerca inversores sofisticados y con tenencia si no estás a la altura de las inversiones que te dan. A nosotros, la confianza por parte de nuestros inversores nos permitió escalar los equipos de operaciones, ventas y tecnología, y continuar innovando para lograr posicionarnos como líderes en la vertical. Es un incentivo enorme”, comenta el emprendedor.

 

Facturante

Facturante es una compañía que brinda facturación electrónica para todos los canales de venta. En 2011, inició sus operaciones con inversión propia, los fundadores invirtieron todos sus ahorros para crear una primera versión del producto que les permitió participar en un concurso de aplicaciones organizado por Telefónica. Ellos pudieron presentarse y ganar ese concurso que no sólo les permitió validar su modelo de negocio sino que también les aportó el dinero necesario para desarrollar el MVP (Producto Mínimo Viable).

Entre 2012 y 2014, los fundadores pasaron de MVP a producción, sumaron sus primeros clientes y lograron crecer con inversión propia hasta llegar al punto de equilibrio. En 2016, sumaron una inversión de 70 mil dólares de inversores ángel para desarrollar el plan de inserción de nuestro producto en el sector e-commerce. Desde ese momento hasta hoy, la empresa se mantiene sin inversión externa y con caja positiva.

“Apostar todo tu capital a un negocio cuando todavía es una idea es muy arriesgado. Pero, esa adrenalina de lanzarse a lo desconocido por estar segura de que tu idea puede tener futuro es una característica que tienen en común todos los emprendedores”, explica Lorena Comino, cofundadora y CEO de Facturante.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *