Steven Kydd: “La comida es un lenguaje universal que nos conecta a todos”

El co fundador de Tastemade, la comunidad de comidas y viajes de las redes sociales, compartió en la Experiencia Endeavor 2018, cómo las nuevas tecnologías revolucionaron la producción y consumo de videos. La historia detrás de un modelo global que conecta personas a través de la gastronomía.

En el 2012 nació Tastemade con una gran idea: crear lazos entre personas a través de la comida y los viajes. “Empecé la compañía en la ciudad de Los Ángeles junto a dos socios. Teníamos hambre de empezar un nuevo negocio y lo que queríamos hacer era algo que realmente nos apasionara: a los tres nos gustaba la comida, viajar por el mundo y el diseño”, explicó Kydd. Desde el principio, para los socios, los mejores momentos eran estar sentados alrededor de una mesa compartiendo una comida en familia o con amigos. También les apasionaba viajar a otro país y tener la oportunidad de conocer otras culturas a través de su gastronomía. Lo que inició como una ronda entre amigos, hoy es un modelo que se extendió alrededor del mundo.

“Nuestra misión es inspirar el sabor de una generación y crear una nueva versión de televisión. Estamos frente a la tercera generación de la televisión. La primera fue el broadcast y después llegó el cable. Hoy, tenemos los videos digitales a través de smartphones como el principal artefacto de visualización”, explicó el emprendedor. Tastemade se dirige hacia un público joven, comúnmente llamado millennial, quienes no miran televisión de la forma tradicional. De esta forma, Tastemade busca satisfacer aquellas necesidades creando algo bueno para ellos. “Nuestra marca está especialmente dirigida a millennials mientras que muchos canales de televisión se enfocan en públicos de mayor edad. Creamos contenido alegre, innovador y global. Quisimos construir una compañía que tuviera impacto en todo el mundo, no sólo en los Estados Unidos”, contó Kydd.

El secreto para llamar la atención de un público tan exigente es crear contenido de valor. ¿Cómo? Transmitiendo experiencias a través del entretenimiento. “Actualmente, el mundo digital es una convergencia entre ciencia y arte. En otras palabras, es como tener un pie en Sillicon Valley y el otro en Hollywood. Por eso, es importante servirse de las plataformas más populares, pero, a la vez, contar con el apoyo del storytelling”, explicó. Esta manera de relatar sus videos es lo que le permite al modelo financiarse ya que, en medios digitales, la publicidad es la principal fuente de ingreso. “A pesar de lo que comúnmente se cree, los jóvenes no odian la publicidad, sino que les molesta la “mala” publicidad que los haga esperar. Por eso, integramos la marca a nuestras historias o a nuestras recetas”, detalló.

Además, Tastemade no sólo produce videos cortos, sino que el modelo creció a tres tipos de programas: los de corta duración (10 segundos a 3 minutos), mediana duración (3 a 8 minutos) y los de larga duración (22 a 120 minutos). Al principio los socios empezaron con los de menor duración, pero gracias al desarrollo en tecnología, los contenidos crecieron cada vez más. Sin embargo, cada plataforma en la que está tiene un tipo de relato diferente. “De una misma filmación creamos diferentes contenidos de acuerdo a los requerimientos de cada medio y lo que espera el público de él. Este es el secreto para lograr un buen engagement”, explicó Kydd.

Actualmente, Tastemade cuenta con varias oficinas alrededor del mundo y produce contenidos en diferentes idiomas. El emprendimiento tiene oficinas en los Estados Unidos, Argentina, Canadá, Gran Bretaña, Brasil, China y Japón.  Así es como alcanzó +250 millones de visualizaciones activas por mes. También, hemos expandido a nuevas experiencias como nuestra cafetería al lado del estudio de San Pablo, Brasil. Esta misma idea llegará a Buenos Aires para el año próximo.

Tenemos un gran negocio en Argentina: Locos por el asado. Kevin me vino a visitar hace unos meses a Los Ángeles y me dijo: “Steven, me encanta lo que hacés. Debíamos trabajar juntos”. Luego, sus socios y yo volamos hacia Buenos Aires y en 2016 empezamos Tastemade en español. Con todo el equipo construimos un nuevo y moderno estudio en Villa Crespo. “Lo más entretenido que encontré de nuestro estudio fue la creatividad que tienen los argentinos”.

Para ver el video completo, hacé click acá.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *