Qué proyectan los profesores de Harvard sobre el Coronavirus

Nueve especialistas de Negocios comparten su visión sobre cómo los efectos de la pandemia están volviendo a escribir las reglas del mundo empresarial. Desde las prioridades de trabajo de los empleados hasta el rol del cliente, estas son las perspectivas que tenés que conocer.

Con el aumento de los casos de COVID-19 en todo el mundo, los líderes empresariales están luchando para hacer frente a una amplia variedad de desafíos, desde mantener las ventas y el estancamiento de las cadenas de suministro hasta el mantenimiento de la salud de los empleados y la garantía de que pueden seguir trabajando. 

En esta línea, 9 profesores de la Escuela de Negocios de Harvard decidieron explicar como este fenómeno está cambiando la forma en que las empresas hacen negocios. 

Michael Beer: La organizaciones van a desarrollar una cultura de confianza con los empleados 

El desafío del coronavirus exige una conversación honesta en toda la organización. Hay que pensar en cómo una nueva iniciativa estratégica que enfrenta enormes desafíos de ejecución. Éstos requieren que los altos directivos obtengan la mejor información posible sobre las barreras de ejecución, y requiere confianza y compromiso. 

El desafío del coronavirus, como cualquier crisis, proporciona a la alta dirección una enorme oportunidad de desarrollar rápidamente una cultura basada en la confianza o, por el contrario, si no se maneja con una conversación honesta en toda la organización, de socavar su capacidad para desarrollar una cultura basada en la confianza en los años venideros. 

Michael Beer es el profesor emérito de administración de empresas de Cahners-Rabb, cofundador y director de TruePoint Partners y del Center for Higher Ambition Leadership. 

Ryan W. Buell: Las empresas van a fomentar que los clientes aporten más

Hay tres barreras que pueden impedir que nos comprometamos de forma productiva: no poder ayudar, no saber cómo ayudar y no creer que nuestra ayuda es importante. Las organizaciones que han logrado ayudar a sus clientes a ser más útiles han encontrado maneras de superar las tres barreras. 

Una advertencia: Cuando la razón para que los clientes ayuden parece ser principalmente para la mejora de la rentabilidad, la petición de ayudar puede parecer poco sincera, y en algunos casos, puede conducir a comportamientos que van en contra de los objetivos de la organización. En cambio, cuando está claro que nuestro compromiso es ampliamente útil para nosotros mismos y para los demás, la mayoría de las personas están encantadas de participar. 

Ryan W. Buell (@ryan buell) es el Profesor Asociado de Administración de Empresas de la Familia Finnegan en la Unidad de Gestión de Tecnología y Operaciones. 

Prithwiraj (Raj) Choudhury: El trabajo a distancia será estratégico

En este momento de pánico, cuando las empresas y los trabajadores están tratando de averiguar cómo ser productivos y cómo ser felices trabajando desde casa, el consejo más práctico que puedo dar es encontrar a alguien que tenga experiencia en herramientas tecnológicas de trabajo a distancia. Encontrá a un colega que haya utilizado Slack and Zoom y crea un tutorial para que te hagas una idea de cómo utilizar estas herramientas y cómo es su funcionalidad. Esperamos que el virus desaparezca pronto, pero esas herramientas seguirán siendo útiles incluso si se vuelve a la oficina cuando el virus ya no esté. 

Por otro lado, trabajar a distancia es muy eficaz si también se pueden reestructurar los procesos de organización para que se produzca la comunicación, la socialización y la coordinación. . 

Prithwiraj (Raj) Choudhury (@prithwic) es el profesor adjunto de la familia Lumry en la Unidad de Gestión de Tecnología y Operaciones. 

Amy C. Edmondson: El liderazgo comprometerá a las personas a trabajar juntas creativamente

Espero que lleguemos a aprender que esconder malas noticias nunca es una buena idea. Eso significará volver a comprometerse a dominar las habilidades de liderazgo para decir la verdad e involucrar a la gente en el duro trabajo de crear soluciones juntas. 

Dominar el diseño y la gestión de los equipos se convertirá en un enfoque aún más crítico, o más exactamente, dominar lo que he llamado trabajo en equipo, trabajando en grupos flexibles con miembros cambiantes, a menudo de diferentes lugares, para abordar retos particulares. 

No tiene precedentes que una gran número de personas de todo el mundo empiece a trabajar a distancia en el mismo momento. El único paralelo que se me ocurre es de la Segunda Guerra Mundial, cuando oleadas de mujeres entraron en la manufactura pesada por primera vez. Este caso actual es aún más notable porque se está moviendo muy rápidamente. El cambio se ha producido en días, no en meses. Las empresas pueden aprender a moverse más rápido, actuando de forma más ágil, como resultado. 

Amy C. Edmondson (@AmyCEdmondson) es la Profesora de Liderazgo y Gestión de Novartis. 

Joseph B. Fuller: La práctica operativa se elevará a un nuevo nivel 

Creo que los cambios más interesantes se producirán después de que esta emergencia de salud pública haya quedado atrás. En el pasado, las empresas han utilizado las lecciones aprendidas durante estos períodos para mejorar sus prácticas operativas. Por ejemplo, la gran recesión obligó a los empleadores a revisar sus modelos de personal. El resultado fue un cambio permanente en la proporción de trabajadores a tiempo parcial en relación con los trabajadores a tiempo completo en toda la economía. El COVID-19 puede producir cambios similares. 

A mediano plazo, veremos cómo las empresas que dependen de las cadenas de suministro mundiales se ven perjudicadas. Una vez que las empresas agoten sus existencias de seguridad de materias primas o piezas proporcionadas por una amplia base de proveedores, pueden enfrentarse a desafíos para satisfacer la demanda a medida que sus cadenas de suministro comiencen a aumentar. 

Joseph B. Fuller (@JosephBFuller) es profesor de práctica de gestión en la unidad de Gestión General y codirige la iniciativa “Managing the Future of Work” de la Escuela. 

Stephen P. Kaufman: Los gerentes de la cadena de suministro  tendrán un trabajo mucho más difícil 

La sorprendente longitud y complejidad de muchas cadenas de suministro se verán fuertemente iluminadas por el Coronavirus como, por ejemplo, cuando un fabricante de equipos americano descubra que un proveedor británico de un importante montaje que creían haber investigado a fondo debe suspender la producción porque tiene un proveedor italiano que obtiene un componente especial barato, pero único, de una empresa asiática con una planta en China que ha cerrado. 

Los gerentes de la cadena de suministro que antes centraban su atención en uno o dos niveles inferiores de sus cadenas de suministro tendrán que volver al trabajo y desarrollar los sistemas y la disciplina para rastrear aún más profundamente en la cadena. 

Stephen P. Kaufman es un conferencista principal de administración de empresas. 

John Macomber: Los empleados y los edificios serán más sustentables

COVID-19 cambiará la naturaleza de nuestras oficinas, apartamentos, hospitales, escuelas y edificios gubernamentales. La preocupación por la propagación de esta y otras enfermedades contagiosas podría desvanecerse después de este contagio, pero probablemente habrá más brotes en las décadas venideras. Esto significa que podemos esperar que nuestras estructuras físicas también cambien. 

John Macomber (@cleantechcities) es profesor de administración de empresas en la Unidad de Finanzas 

Gary P. Pisano: Las reuniones en persona serán menos importantes 

Todas las organizaciones aprenderán que pueden aprovechar la tecnología de manera mucho más eficaz para operar a distancia y realizar negocios. Nos daremos cuenta de que necesitamos muchas menos reuniones cara a cara de lo que pensábamos. Creo que los beneficios de la productividad podrían ser bastante grandes. 

Las empresas que perderán: los negocios de viajes, como las aerolíneas y los hoteles. Podríamos descubrir que no necesitamos viajar a las reuniones tanto como pensábamos. 

Gary P. Pisano (@motogp61) es el Profesor de Administración de Empresas Harry E. Figgie y Decano Asociado Superior de Desarrollo de la Facultad. 

Jeffrey T. Polzer: Los empleados harán un balance de sus nuevas prioridades de trabajo 

A medida que esta crisis se desarrolle, puede que sus días de trabajo sigan una cadencia muy diferente. Las actividades laborales normales se verán interrumpidas y luego se mezclarán con su vida personal cuando empiece a trabajar desde casa. Los colegas con los que te encontrás habitualmente en la oficina ya no estarán al final del pasillo, y las reuniones normales y los mensajes de correo electrónico que ocupan tus días pueden mezclarse de forma inesperada, dependiendo en parte de si la crisis paraliza o amplifica la demanda de tu trabajo. 

En cualquier caso, es un buen momento para hacer un balance de sus prioridades y repensar sus patrones de colaboración. . El cambio a trabajar desde casa, a pesar de todos los desafíos inherentes, también puede ser una oportunidad para reflexionar sobre sus prioridades y diseñar su nuevo horario para cumplirlas. 

Jeffrey T. Polzer es el profesor de la Fundación UPS de Gestión de Recursos Humanos. 

 

*Para leer la nota original, hacé click acá.

Endeavor Argentina

Una respuesta en “Qué proyectan los profesores de Harvard sobre el Coronavirus”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *