El plan del CEO: qué acciones llevar adelante frente a la pandemia

Liderar una empresa es una tarea compleja y más en este contexto. En esta nota te acercamos algunos consejos para afrontar el fenómeno mundial de la mejor forma posible.

Adaptación de la columna de Tom Holland, Simon Henderson, David Schannon y Hernan Saenz, partners de Bain & Company.

 

El brote de COVID-19 no se parece a ninguna crisis anterior: los enfoques tradicionales de respuesta a la crisis no serán suficientes. Los directores generales deben actuar ahora, y actuar agresivamente. 

En esta línea, una lección para los ejecutivos que se enfrentan a la crisis es: quedarse quietos no es una opción. COVID-19 no se parece a ninguna crisis anterior y no será suficiente con los enfoques tradicionales para dar una respuesta.

La situación 

  • El proceso de contención y de ralentización de la propagación de COVID-19 en cada país creará dificultades en sí mismo, independientemente de la gravedad de la propagación del virus en sí. 
  • Hay que estar preparados – incluso para los peores escenarios –  y agreadecirsi no sucede.
  • Es muy probable que se produzca una interrupción sustancial de los ingresos, lo que llevaría a una posible crisis de liquidez para muchas empresas,
  • Es posible que la recuperación no tenga un rebote rápido; hay que planificar los próximos pasos para varios trimestres de ingresos más bajos.
  • De ser posible, contar con un equipo totalmente dedicado a los efectos del COVID-19,
  • Como CEO, debés estar al frente con un abanico planeado de posibles acciones, probablemente más agresivas de lo que tu equipo puede imaginar ahora mismo.
  • Los clientes cambiarán algunos comportamientos y hay que saber entenderlos. 

Acciones a tomar ahora 

Hay varias medidas que los directores generales pueden tomar ahora mismo para ayudar a mitigar los efectos del brote y salir fortalecidos. 

A medida que las consecuencias económicas continúan, los líderes empresariales querrán primero modelar su exposición a las consecuencias del coronavirus y hacer pruebas de sus pérdidas, ganancias y liquidez. Habrá “desencadenantes” críticos en los que se necesitarán acciones más agresivas.

Cómo empezar 

Recomendamos lanzar tres acciones en simultáneo: 

Alinear su equipo superior con una llamada de atención 

  • Alinear el equipo completo con la verdadera gravedad de la situación macro de COVID-19 y los peores escenarios financieros. 
  • Poner la seguridad como la prioridad número uno… 
  • …y la conservación del efectivo y la liquidez como el número 2. 
  • Evitar la inacción, es decir, el “esperar y ver” ya que podría perjudicar a la empresa.

Establecer un equipo superior dedicado en un escenario de sala de guerra 

  • Crear un equipo senior y dedicado de múltiples disciplinas (operaciones, ventas, RRHH, finanzas).
  • Priorizar y poner en marcha las principales corrientes de trabajo y ver los progresos diarios.
  • Romper los ciclos habituales de informes y actualizaciones; la urgencia requiere un modelo diferente, como las actualizaciones informales diarias de los directores generales.

Esbozar los macroescenarios y traducirlos en planes de contingencia 

  • Esbozar losescenarios específicos de la macro COVID-19.
  • Traducir esos escenarios en situaciones tangibles de disminución de ingresos y de interrupción operacional.
  • Empezar a esbozar movimientos sin arrepentimiento – habrá un impacto, hay que actuar ya. 
  • Esto debe hacerse en días, no en semanas.

 

Para leer el contenido original, ingresá acá.

 

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *