Todo lo que hay que saber para construir proyecciones financieras

Las proyecciones financieras son extremadamente importantes para dirigir empresas: son herramientas de gestión, no sólo un documento para ser presentado a los inversores. En esta nota, qué tipo de proyecciones se pueden realizar y cómo trabajar en cada una de ellas.

Escrito por Rodrigo Oliveira para Endeavor Brasil

Uno de los testimonios más interesantes que leí recientemente sobre el tema de las proyecciones financieras fue el empresario Gary Gaspar, en uno de sus artículos sobre la plataforma Medium, titulado: “Modelo financiero SaaS: Plantilla simple para startups en etapa temprana”. Su comprensión del papel de una proyección financiera al comienzo del viaje de una empresa es fantástica: “El objetivo de la planificación para las empresas emergentes, especialmente las nuevas empresas, es mostrar a los inversores que realmente comprenden lo que impulsa el crecimiento”.

Voy más allá. Creo que esto no solo es importante para los inversores, sino especialmente para los empresarios que dirigen sus empresas. Para estos y otros, soy un firme defensor del uso de proyecciones financieras como herramientas de gestión para cualquier negocio.

Digo y repito: La proyección financiera para empresas de alto crecimiento no es un pronóstico futuro, es un plan de implementación. La proyección financiera es una de las herramientas más importantes para un empresario o gerente de negocios. Es una especie de mapa del tesoro, una guía imprescindible para cualquier persona que quiera iniciar o administrar un negocio. A continuación, detallo cómo hacerlo.

Tipos de proyecciones financieras

En general, hay tres tipos diferentes de proyecciones financieras, que pueden cumplir con uno o más de los objetivos enumerados anteriormente. Se diferencian en términos de detalle, precisión y sincronización. Hay tres piezas diferentes, pero deben conectarse.

Presupuesto a corto plazo: generalmente se realiza mensualmente por un período de 12 meses. Es una proyección muy detallada donde el error puede ser costoso. Se recomiendan revisiones de presupuesto mensualmente. Se puede utilizar para cumplir las siguientes funciones:

  • Administrar el flujo de caja;
  • Organizar acciones y distribuir recursos;
  • Monitorear métricas y plan de ejecución;
  • Negociar con clientes y proveedores;
  • Responsabilidad ante accionistas y empleados.

Proyección mensual a mediano plazo: esta es la proyección que hacen la mayoría de las nuevas empresas. Su objetivo principal es explicar cómo crecerá la empresa en los próximos años, generalmente hasta que alcance el punto de equilibrio. El margen de error de este tipo de proyección es mayor. Cuanto más congruentes sean los supuestos, menos equivocado será este ejercicio. La revisión debe realizarse cada seis meses aproximadamente, especialmente si hay cambios significativos en el modelo de negocio o supuestos. Sus funciones principales son:

  • Validar el modelo de negocio;
  • Calcular el requerimiento de capital;
  • Mostrar la justificación del crecimiento de la empresa;
  • Validar la madurez y experiencia del equipo;
  • Crear planes para puestos, salarios y compensaciones variables.

Proyección a largo plazo: el último ejercicio debe realizarse anualmente. Hazlo por un período de cinco años. Lo sé, lo sé, esto es futurología, pero es parte de la evaluación comprender dónde cree el empresario que puede llegar a ese negocio y comparar este escenario con el tamaño del mercado. En este ejercicio, el error es una certeza, por lo que no debe pasar demasiado tiempo detallando esta proyección. Se pueden hacer revisiones anualmente cuando la empresa enfrenta una gran oportunidad estratégica o está capturando inversiones. Esta proyección tiene funciones muy específicas:

  • Mostrar el potencial de crecimiento de la empresa;
  • Calcular la valoración de la empresa;
  • Planificar y revisar la estrategia;
  • Analizar escenarios y apoyar la toma de decisiones;
  • Negociar con inversores.

Las tres piezas deben cumplir con el mismo patrón y tener el mismo origen. Esto facilita su construcción y revisión.

Cómo iniciar una proyección financiera

Iniciar una proyección financiera puede ser una pesadilla para muchas personas. La premisa más importante de cualquier proyección es que debe ser lo más simple posible, facilitando así su interpretación, presentación y revisión. Y para hacer la vida aún más fácil para aquellos que están comenzando este viaje o quieren algunas ideas interesantes, he desarrollado un paso a paso para ayudar con el desafío:

  1. Definir el modelo de negocio que se diseñará
  2. Definir la herramienta utilizada
  3. Definir la estructura de proyección
  4. Enumerar todos los ingresos y desembolsos para cada parte del modelo comercial
  5. Investigar los supuestos más reales posibles para cada cuenta de proyección
  6. Calcular cómo se comporta cada uno dentro de la proyección
  7. Combinar cuentas en un punto de vista integrado
  8. Verificar el tamaño de mercado direccionable
  9. Verificar la alineación entre la madurez del equipo y el volumen de inversión
  10. Validar los números con sus socios y personal

Para cerrar su proyección, el momento más rico y decisivo es la validación con sus socios y su equipo. Es posible que los haya consultado en el camino hasta llegar aquí, pero el ritual de presentación colectiva y validación de los números es esencial. Organice una agenda solo para eso, reserve un día entero y revise línea por línea, cuenta por cuenta y fórmula por fórmula con sus compañeros. Y hazlo a menudo. No te arrepentirás.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *