Cuál es la historia detrás de Facturante, la compañía marplatense de facturación electrónica en la nube

Lorena Comino es emprendedora y cofundó una solución que reemplaza el controlador fiscal y la factura papel. Su empresa integra la emisión de facturas, administración de clientes, productos y cobranzas en una misma plataforma. Hoy forma parte de Scaleup Program y nos cuenta su historia.

Facturante es una compañía que brinda facturación electrónica para todos los canales de venta. Al cliente le llega en el momento por cualquier medio digital: mail, WhatsApp, SMS o un link de descarga, sin importar donde esté físicamente. También se lo puede imprimir.

Para utilizarlo, el cliente sólo debe cargar los datos de la factura en la plataforma y la compañía se encarga de hacer todo el proceso legal con la capacidad de hacer un siguiendo en tiempo real el estado del comprobante. La empresa nació en el año 2011 en Mar Del Plata y ya cuenta con clientes como YPF, Mercado Libre, Mc Donald’s, Día %, Ticketek, Megatlon, Tarjeta Naranja, Quilmes, entre otros.

A continuación, la historia de la empresa contada por una de sus fundadoras, Lorena Comino.

Endeavor: ¿Qué te inspiró a emprender?

 

Lorena Comino: Siempre tuve un espíritu emprendedor, mi primer emprendimiento fue a los 10 años Mis amigos del barrio comenzaron a correr en BMX y me prestaban todo, pero necesitaba una bicicleta para poder entrar en las carreras. Mis papás y mis hermanas no estaban muy de acuerdo, decían que era un deporte de varones (éramos 4 niñas y ninguna con espíritu extremo), la bicicleta era cara y entre todas esas razones, no me ayudaron. Igualmente, encontré una manera de obtener dinero para lograrlo y comencé animando fiestas infantiles con una amiga y fui armando la bicicleta de a partes hasta que logré armarla y entrar en las carreras.

Desde que comencé a estudiar Ingeniería en Sistemas, tenía la convicción de que algún día iba a formar mi propia empresa. Si bien estuve muchos años para decidir, el contexto, la oportunidad y el estar en una empresa comercial que no valoraba ni requería todo el potencial que podía desplegar, me llevó a salir de la zona de confort y aventurarme contra viento y marea a generar nuestro proyecto. Y con eso, la empresa.

 

E: ¿Tenías experiencia en el sector?

 

LC: Sí, me desarrollé en empresas de desarrollo de sistemas donde comencé a liderar equipos rápidamente, pasé por varias empresas de Mar del Plata realizando análisis y diseño de software de diferentes industrias, luego como Project Leader y demás.

En mi último trabajo en relación de dependencia, estaba como responsable del área de IT de una de las empresas más conocidas y tradicionales de Mar del Plata. Utilicé todo este conocimiento adquirido en ver varios modelos de negocio desde el diseño de software para entender las necesidades que tenían en administración y finanzas, y todo lo que había por mejorar… hoy ese expertise de haber estado del otro lado, me ayuda a entender mejor a los clientes.

 

E: ¿Cómo describirías tu modelo de negocio?

 

LC: Nosotros comercializamos un software en la nube como servicio para emitir comprobantes electrónicos legales, dirigido a profesionales y empresas pequeñas, aunque también tenemos proyectos especiales con empresas de gran envergadura. Lo comercializamos por planes segmentados por cantidad de comprobantes y funcionalidades. Llegamos a los clientes a través de nuestra web y mediante partners estratégicos que tienen el mismo cliente objetivo al cual le brindamos valor agregado con nuestra solución integrada.

 

E: ¿Qué valores tratás de transmitir con tu compañía?

 

LC: Transmitimos tanto a los clientes como a nuestros partners el compromiso y la responsabilidad que asumimos en participar de un proceso delicado de su negocio. Para ello nos enfocamos mucho en la calidad del producto, la robustez y la flexibilidad a los cambios – especialmente teniendo en cuenta que se trata de un servicio que está vinculado a las normativas fiscales de los países que en general son muy cambiantes – apuntando a acompañarlos en la transformación digital de su empresa.

 

E: ¿Qué desafíos iniciales se te presentaron?

 

LC: Empezando por el salir de la zona de confort, tanto en mi caso, como el de Daniel Pili – mi socio y cofundador de Facturante – ambos teníamos familia y nuestros ingresos impactan fuerte en la economía familiar, es decir, no podíamos dejar de aportar. El salto era muy riesgoso, pero estábamos convencidos que iba a funcionar.

Tuvimos que pasar algunos años trabajando doble, sin dejar nuestros trabajos en relación de dependencia, tomando vacaciones para avanzar, feriados y muchas noches sin dormir para lograr hacer nacer el proyecto…

 

E: ¿Además de contar con el apoyo de Daniel, recibiste otro acompañamiento durante ese proceso?

 

LC: Nos ayudó validar la idea con equipos de empresas que tenían mucha información del mercado, pero luego era ejecutar el plan y todos los procesos que están involucrados con una o dos personas. Ahí es donde te transformás en ninja: sos el cadete, el ingeniero de producto y el CFO, todo a la vez… ¡y el día solo tiene 24hs!

 

 

E: ¿Qué desafíos tenés hoy?

 

LC: ¡El emprendedor vive a desafíos! Siempre hay más, son diferentes, pero nos siguen tomando el sueño… Por un lado, hoy saltamos varias crisis de crecimiento, donde aumentamos el equipo y eso conlleva a consolidarlo para mantener la esencia. Por el otro, tuvimos que redefinir roles y responsabilidades entre los founders, aprender a delegar y seguir optimizando procesos. Siempre lo vamos logrando, para ello seguimos aprendiendo, a veces nos equivocamos, pero siempre buscamos apoyo en otros emprendedores y en organizaciones como Endeavor que te ayudan en estos momentos donde necesitas mejorar en todas las áreas para escalar con la precisión y la velocidad que requiere el mercado.

 

E: ¿Cómo ajustaste los recursos para llevar adelante este crecimiento?

 

LC: Año a año miro hacia atrás y el crecimiento es gigante. Al principio aprendimos lo básico, como gobernar tus emociones, no torturarte porque sabés que las cosas se pueden hacer mejor, pero hay tanto que ejecutar al mismo tiempo que no podés hacer todo junto.

 

E: Pero vos igual pudiste, ¿qué te permitió lograrlo?

 

La clave es ir aprendiendo a delegar en quien mejor hace cada tarea en función del rol que tiene y el expertise. En nuestro caso, inicialmente tuvimos que aprender hasta la terminología de la industria. Otra buena recomendación es participar del eventos y capacitaciones y hacer networking con otros emprendedores. Es vital para crecer y formar tus propias herramientas, al menos para identificar cómo se deben hacer bien las cosas y luego aplicarlas con recursos más calificados, pero las va buscando uno.

 

E: ¿Cómo te organizas para trabajar?

 

LC: Tengo 3 hijos y estoy casada…así que mi día en la oficina tiene un horario fijo, pero utilizo todo momento libre para trabajar, esperando a que salga alguno de mis hijos de una actividad, en la espera de un turno médico, en la peluquería incluso en los trayectos o camino al trabajo.

 

E: ¿Cómo es un día habitual de tu vida?

 

LC: Mi día comienza temprano (a las 6am) donde asisto a mis hijos hasta que los llevo al colegio, luego intento ir al gimnasio algunos días de la semana y luego comienzo mi dia laboral en la oficina. A veces, llego a ir a buscar a mis hijos al colegio, aprovecho para almorzar rápido con ellos y compartir su día escolar, para luego volver a la oficina. Estas son las ventajas de vivir en Mar del Plata, en 15 minutos llegas a todos lados…

Finalmente vuelvo a mi casa para nuevamente compartir con la familia y asistir a mis hijos en actividades y tareas. Mi dia no termina ahí, al menos 1 vez por semana voy a entrenar con mi equipo de hockey a la noche – otra de mis pasiones que practico desde los 13 años – la cual considero clave para despejar la cabeza y mantener la energía.

 

E: ¿Qué clase de líder sos?

 

LC: Soy bastante autoexigente y también exigente con el equipo, porque sé que tiene mucho potencial. Intento siempre buscar el lado positivo de cada tema difícil, aunque si hay un problema que resolver se lo comparto al equipo para buscar una solución rápida, pero yo asumo la responsabilidad de cara al cliente.

Soy muy comprometida, de modo que, si tengo que sentarme a ayudar a una tarea de un área que veo complicada, me arremango y lo hago junto con ellos. Eso creo que ayuda no solo a valorar el trabajo de cada uno, sino a entender al detalle cada tarea de la empresa y generar el compromiso en el otro también. De todas maneras, sigo aprendiendo y creo que siempre se puede aprender a ser mejor líder, sobretodo aprender a escuchar y delegar bien.

 

E: Una palabra que te defina

 

LC: Positiva

 

E: ¿Cómo formaste tu equipo de trabajo?

 

LC: Inicialmente con compañeros de trabajo, en los que confiaba y conocía laboralmente. Luego de algunos errores, decidimos tercerizar. Actualmente definimos los perfiles y necesidades con un equipo de estrategia interno y hacemos la búsqueda de los colaboradores con ayuda de una agencia de Recursos Humanos.

 

E: ¿Pensás que emprender fue un antes y un después en tu vida?

 

LC: Definitivamente.

 

E: ¿Por qué?

 

LC: Emprender confirmó mi pasión por todo el ecosistema emprendedor. Logró sacar todo mi potencial, ya que no existe techo más que el que se ponga uno mismo. Asique lo considero un constante aprendizaje, donde tenés múltiples desafíos que te mantienen muy entretenido.

 

E: ¿Cómo te ves de acá en 5 años? ¿Cuál es tu sueño?

 

LC: Mi sueño es consolidarnos como la empresa de facturación más grande de Argentina con presencia regional. A futuro veo a Facturante como una plataforma multiproducto que ayude a las empresas en la transformación digital, tal vez adquiriendo productos nuevos o fusionándonos con algún otro startup.

También, me gustaría poder crecer lo suficiente en estructura para quitar las tareas operativas de mi día y abocarme a analizar métricas, detectar oportunidades y seguir capacitándome para ir al siguiente nivel.

Personalmente, es poder estar cerca de mi familia para compartir momentos de calidad, conocer otros países y disfrutar del crecimiento de mis hijos.

 

E: ¿Cuál fue el consejo más importante que te dieron y que aplicás al trabajo?

 

LC: Foco (que es lo que más me cuesta) A medida que vas creciendo, aparecen oportunidades que tientan a desviar el foco principal del negocio. Es importante analizar todas las oportunidades, pero el desafío es nunca descuidar el core del negocio.

 

E: ¿Qué consejo le darías a otros emprendedores de la industria?

 

Creo que cada uno tiene que transitar su camino. No me considero que tenga capacidad para dar un consejo para lograr el éxito. Lo que sí puedo asegurar, es que si sos emprendedor, te espera un mundo apasionante. Para disfrutarlo, necesitás de mucha perseverancia, equilibrio emocional, fuerza, paciencia y, sobretodo, humildad. Es importante mantener los pies en la tierra, escuchar a aquellos que les fue mal o que cometieron errores, para saber que por más que sientas que estás en la cima… tenés el abismo cerca y siempre tendrás algo más que aprender para seguir creciendo.

Endeavor Argentina

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *